No sabemos si Corinna habla castellano, pero sí sabemos que Llarena habla fascista.

12 julio, 2018 IzCa 0

También nos cuentan que todo es una maniobra de Villarejo, que presiona para salir de la cárcel. El que sea una maniobra de Villarejo, ese representante de las cloacas del Estado caído en desgracia, no es para nada incompatible con la veracidad de los hechos relatados en la ya famosa grabación. Por el contrario, las presiones se suelen hacer con la amenaza o la materialización de sacar a la luz pública hechos realmente acontecidos. Iremos observando cómo articulan el intento de control de este nuevo furúnculo del Régimen del 78.