Las conversaciones del caso Lezo a las que ha tenido acceso Público destapan un juego de trileros entre el comisario José Villarejo y dos destacados hombres de empresas del IBEX, Mauricio Casals y Adrián de la Joya. El objetivo, quedarse con 1,4 millones de euros que la familia Villar Mir, dueña de OHL, le pagó al PP de Madrid en Suiza a cambio de recibir la concesión pública del tren Móstoles-Navalcarnero, proyecto ferroviario que nunca se construyó. 

El policía jubilado ahora en prisión lleva años difundiendo, a través de sus periodistas afines, que él es una pieza clave en la investigación de la trama Gürtel y también en la del ático de Ignacio González, aunque el ex presidente de la Comunidad de Madrid duerma en Soto del Real gracias al trabajo de la Guardia Civil. Sonroja por eso ver que el ex dirigente del PP y su compañero, el exministro de Aznar Eduardo Zaplana, tengan tan claro para quién trabaja de verdad el funcionario: "Villarejo es Mauricio [Casals] y éste, éste [Adrián de la Joya]".

Zaplana: "Adrián y Mauricio toda la vida, tíos" 

Así queda recogido en la conversación entre González y Zaplana captada en el despacho del primero el 19 de enero de este año y que la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil transcribe en uno de sus informes del caso Lezo: 

Eduardo Zaplana: Ahora ya... eh... y de ahí puede venirte esa información, y de muchas más. ¡Eh! Te la voy a contar, la pelea que tiene su punto álgido, mayo-junio pasado, y que la paga el subnormal del pequeño NICOLÁS, eh... entre el CNI, MAURICIO y todo su mundo, porque manejan... manejan información, y que ahora han arreglado.
Ignacio González: Ya, pero antes de que te vayas vamos a...
EZ: Y... y... y que ahora han arreglado, porque ADRIÁN y MAURICIO toda la vida tíos.
IG: Y VILLAREJO.
EZ: VILLAREJO, es MAURICIO, y es ... y es éste. ¡Te lo he contado a ti coño! El día que me llevó a la pastilla esa de los cojones...
IG: Sí, sí, sí sí.

Ignacio González imputa a este trío (Villarejo, Casals y de la Joya), a quienes llega a considerar "socios", haber fabricado un documento, difundido a los periodistas por un conocido abogado relacionado con el alcalde de Leganés del PP, Jesús Gómez, que vendría a confirmar una cuenta en Suiza en la que González habría cobrado la citada comisión. "Un papel guarro, tiene pinta de habérselo dado Villarejo a Gabriel, el policía [refiriéndose al ex comisario General de Información, Gabriel Fuentes], de una transferencia, presunta, de un millón y medio de euros, a una cuenta de un banco suizo (....) Todo aquello EDUARDO... el montaje este". 

Ese montaje, que en ese extremo está confirmado por la Guardia Civil ya que es Adrián de la Joya el imputado por cobrar dicha comisión, comenzó en agosto de 2008, según el ex dirigente del PP, cuando Álvaro Lapuerta contrató a unos detectives pagados por el presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, para que siguieran a Ignacio González en su viaje a Colombia. 

Después, González le dice a Zaplana: [todo el montaje] "me lo reconoce Javier López Madrid; vamos, lo reconoce, me lo cuenta... a Adrián de la Joya". Y rápidamente el exministro le pregunta: "¿A Mauricio?"

La conversación continúa con González indignado: "Que se lo queda, o sea, ahí debían estar todos metidos (...) es que el Adrián de la Joya es más listo que todos, se quedó con la pasta y no pagó nada. ¡Tú fíjate qué hijo de puta, cómo funcionaban!" 

De la Joya y la cuenta suiza de Bárcenas que avaló Rajoy

No es el único negocio en el que aparecen vinculados los nombres de Villarejo, Casals y De la Joya.  En la causa del pequeño Nicolás, la vinculación entre el accionista de Indra y el comisario encarcelado aparece con casi 200 llamadas cruzadas entre el policía y la empresa Serena Digital, propiedad de De la Joya y su mujer, después de que presuntamente Villarejo grabara a agentes secretos del CNI y a jefes de Asuntos Internos con el objetivo de forzar el archivo de esa investigación, que abortaba una operación de blanqueo de capitales en Guinea Ecuatorial. 

Serena Digital aparece citada por el extesorero del PP, Luis Bárcenas, ante el banco suizo Dresdner Bank, donde guardaba 20 millones de euros en una cuenta en la que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aparece como avalista. Según explicó la dirección de la entidad tras la comisión rogatoria, en 2005 su cliente Luis Bárcenas les dijo en una de sus visitas que haría inversiones en “las sociedades Acesa SA, Netcheck Madrid SA, Interner Saluddigital SL, Producciones Altea Films SL y Serena Digital”. Sin embargo, una vez destapada la existencia de dicha cuenta, tanto Serena Digital como el extesorero del PP aseguraron que la inversión no se había producido.

En el caso Nicolás, donde está imputado el comisario hoy en prisión, y las acusaciones van a solicitar también la imputación de Adrián de la Joya, Villarejo llamó a Mauricio Casals nada más conocer que Francisco Nicolás Gómez Iglesias había sido detenido. Porque, como asegura Zaplana, "la pelea tiene su punto álgido, mayo-junio pasado, y la paga el subnormal del pequeño NICOLÁS, eh... entre el CNI, MAURICIO y todo su mundo, porque manejan... manejan información".

Una información que debe haber caído ahora en manos de Anticorrupción tras los registros de los domicilios y sedes societarias del comisario Villarejo.