Parece asombroso, pero el comisario José Manuel Villarejo Pérez ostenta más poder real que muchos de los más importantes dirigentes políticos e incluso miembros del Gobierno. Porque ha tejido una red clientelar en la que participan grandes multimillonarios, altos cargos de la Judicatura y mandos de Interior, en una especie de policía paralela al servicio de multimillonarios.

Servicios que presta tanto a amigos adinerados que le piden que hable con la amante del rey Juan Carlos, Corinna zu Sayn-Wittgenstein, como a empresarios condenados por las tarjetas black o imputados en la trama Púnica, que por ejemplo necesitan acabar con las denuncias de una doctora, como es el caso del ex consejero delegado de OHL, Javier López Madrid. 

Porque Villarejo, dice él, es un solucionador de problemas, dispuesto incluso a "amenazar de muerte" si hace falta, como explicó en esta comida que mantuvo con dos periodistas de Público

Según Villarejo, una de las personas en requerir sus servicios fue la amiga del rey emérito, a través de un amigo común, después de que el director del CNI fuera a Londres, supuestamente a amenazarla para que no desvelara sus relaciones íntimas con Juan Carlos.

Fuentes consultadas por Público afirman que ese amigo común es el expresidente de Telefónica y amigo de José María Aznar, Juan Villalonga Navarro. La esposa de este último es propietaria de la empresa que gestiona las fotografías de Corinna en el mundo (Getty Images) y la aristócrata conectó a través de ella con Villalonga. Esa agencia hizo un buen negocio con las fotos de la aristócrata alemana, de origen danés, en los años en los que se desveló esta relación y se airearon las presuntas amenazas que la aristócrata recibía. Así lo explica el comisario Villarejo: 

"Si quieres amenazar a alguien de muerte coges a un tío como yo, que no se le conoce la cara"

Villarejo: Lo tengo porque Corinna me lo entregó, porque la iban a haber matado, porque el muy tonto la amenaza de muerte a la Corinna... ¡Él! Si quieres amenazar a alguien de muerte coges a un tío como yo, que no se conoce la cara, bueno ahora sí, el nombre, la cara me preocupado que no… La amenaza de muerte… Dice ella, ¿después de todo lo que me he comido me van a amenazar de muerte? Una polla. Pues le dices que me coma el coño. Y tiene la grabación y, claro, a los dos minutos de eso le ha ha llegado al otro tonto... Todo ese chocho... pues a Villarejo, que le suda la polla. Yo, cuando volví hace veintitantos años, volví con una condición. Yo me había ido de la poli, me he arruinado dos veces pero he ganado pasta, yo no sé lo que es una comisaría ni un coche oficial...

Destaca la frase "si quieres amenazar a alguien de muerte coges un tipo como yo, que no se le conoce la cara", porque exactamente esto es lo que la doctora Elisa Pinto denuncia que hizo el usuario de tarjetas black Javier López Madrid: contratar los servicios del despacho de abogados del comisario Villarejo, Stuart & Mackenzie, con el objetivo de parar las denuncias por acoso que ella ponía contra el empresario. El policía y abogado ofrece así un doble servicio, para el que se vale de sus actividades públicas y privadas, e incluso de un presunto apuñalamiento, según las reiteradas denuncias de Pinto.

Él mismo explica en esta grabación que Corinna no sabía que era "madero" (policía), aunque sí lo sabía la persona que los conectó, y aclara que "mi estatus de madero es solamente para que los informes tuvieran validez".

[Corinna] "quiere presentar una denuncia en la Corte Penal Internacional porque, dice: 'El presidente del Gobierno me ha amenazado de muerte'”

Villarejo: Ella [refiriéndose a Corinna] contacta conmigo porque alguien le dice que "hay un abogado que no se asusta'. Porque, claro, ella viene y quiere presentar una denuncia en la Corte Penal Internacional porque, dice: “El presidente del Gobierno me ha amenazado de muerte”… Y, claro, hay un espabilao que dice: “Hay un zumbao por ahí”. Ella no tenia ni puta idea de que yo era madero. Mi estatus de madero es solamente para que los informes tuvieran validez, no es por otra cosa, y no he ejercido hasta que volví en el año 92, 93...  y ya hablaremos de la zumbada esa que dice que la he pinchado [refiriéndose a la doctora Pinto].

¿Y qué mejor coartada que tener siempre un servicio secreto por el que hacerte pasar como agente o para asegurar que eres una víctima de sus espías? Éste es otro de los subterfugios habituales que emplea el excomisario para satisfacer a sus clientes. 

Al menos, parece que es el que ha empleado para obstruir el caso del pequeño Nicolás y evitar que se investigue la presunta operación de blanqueo de capitales que los dueños de la finca La Alamedilla iban a hacer con ese personaje: 20 millones de euros que entrarían limpios en España después de haber pasado por el Banco Nacional de Guinea. 

Aunque el pequeño Nicolás era el mensajero, como se desprende de la investigación realizada por el juzgado de instrucción número 2 que dirige el juez Arturo Zamarriego, detrás de él se escondían como accionistas de la finca los verdaderos clientes: el ex director de operaciones inmobiliarias del Banco Santander, Javier Martínez de la Hidalga, y el accionista de grandes empresas del Ibex y amigo del ex presidente Felipe González, Adrián de la Joya, a quien Villarejo conoce desde hace más de 20 años, como él mismo subraya.  

"Adrián de la Joya, que es mi amigo... pues claro que es mi tronco, hace veintitantos años..."

M: Pero entonces, ¿con Adrián de la Joya cuál es el problema que hay?

Villarejo: Pero eso son informes que le da el tonto del Sergio, pero eso ya está arreglado, ya está arreglado... pero me consta que no se va a publicar ya nada en Público.

Bayo: ¿Por qué estás tan interesado en Adrián de la Joya?

V: No, porque él es muy amigo, él es muy amigo, él es muy amigo… Vamos a ver. Adrián tiene una finca hace 22 años que se la vende a unos tíos que luego esa finca es la que el pequeño Nicolás… pero no había ni nacido. Entonces Patricia [López] dice: “Ya está la conexión”… Adrián de la Joya, que es mi amigo, pues claro que es mi tronco, hace veintitantos años. No tantos como él, pero lo conozco desde hace veintitantos años y lo veo cuando viene a España, porque él vive fuera, y cuando viene pues él es un tío muy divertido con el que me río mucho. Es un tío muy cachondo, pero lleva 10 años fuera de España, le suda la polla todo, le suda la polla todo…

M: Hace mes y medio o por ahí le empezasteis a dar...

V: No, no, empezó hace año y pico.

B: Sacó un tema, que yo recuerde.

V: No, no te acordarás porque tú antes eras director. Lo mete Sergio como encargo del troll [en referencia a Félix Sanz, director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI)] porque sabe que yo tengo mucha amistad con Mauricio Casals, gracias a Adrián de la Joya. Entonces… no, no, no. Pero yo tengo buena relación, buena amistad y no me importa decirlo, gracias…

Villarejo está imputado en el Juzgado de Instrucción Número 2 de Madrid por la grabación ilegal de agentes del CNI y mandos de Asuntos Internos, así como la difusión de ese audio a determinados periodistas. Esa grabación fue entregada al pequeño Nicolás para que consiguiera cerrar el caso y, aunque no se ha conseguido todavía ese resultado, para lo que sí ha servido esa maniobra es para tener dos años centrados en esa parte de la investigación al juez Zamarriego y al comisario Marcelino Martín-Blas, a quien llegó a acusar de haber manipulado pruebas del procedimiento.

De momento, no se ha efectuado ninguna diligencia de investigación sobre su amigo Adrián de la Joya, a pesar de que en el sumario constan casi 200 llamadas entre octubre y diciembre de 2014 entre el comisario y una empresa del matrimonio De la Joya y Fernández-Longoria: Serena Digital. Esta sociedad, además, aparece en el sumario Gürtel como una de las que le proporciona un aval a Luis Bárcenas, extesorero del PP, para crear una de las cuentas que tiene en Suiza. 

Quizá por todo ello, ambos interlocutores –"M" es un empresario– están muy preocupados de que se mencione a Adrián de la Joya en la prensa:

"Conozco a Adrián de la Joya porque en el 81-82 me pide que le ayude a diseñar la seguridad de la Torre Picasso"

M: Con el tema de Adrián de la joya, ¿que problema tenéis?

V: Eso es un tema del CNI, para asustarlo... Lo sé, lo sé. Esa es una historia que le llega del CNI... La finca del Nicolás, pero esa finca la vende Adrián hace 22 años.

B: Lo de Obiang.

V: Adrián no conoce al Nicolás.
 

M: Y es verdad que en el tema de Construcciones Atocha Adrián nunca estuvo imputado, no es verdad. Yo os lo explico para que estéis informados de la realidad. En el año 93, Adrián de la Joya tiene una empresa que se llama Construcciones Atocha, de Adolfo Pastor...

V: Que es socio tuyo, ¿no?

M: Sí, es socio mío y Adolfo, igual. Os lo cuento porque está todo prescrito, lo digo para que tengáis información porque como las cosas ocurrieron hace 25 años y que no tiene ni contenido ni tiene nada.
 
V: Que no, hombre, que no, que eso es el Félix [Sanz], es el Félix. Porque como Adrián lleva 10 años fuera viviendo en Suiza y es una forma de decir "no te juntes", porque cada vez que viene a España, a Madrid, se junta con nosotros y come con nosotros y tal. Entonces, es decirle: "No te juntes con el Villarejo". Que no se junte con nosotros porque lo que quieren es aislarle, que no tiene ningún tipo... pero sí el que grabas eres tú, cabrón. Entonces lo que él quiere, porque él tiene una paranoia que piensa que cuando se jubile yo voy a ir a por él...

M: No, pero con el tema Adrián de la Joya es un tío, de verdad... Él lleva como 12 años fuera de España; él es ciudadano suizo, viene los días que puede a España y pasa olímpicamente de este tema. Es que no quiere tener nada que ver. En Construcciones Atocha él tiene una sociedad que trabaja mucho con Virgilio Cano y, en un momento dado, sale tarifando con Virgilio Cano.

V: Era muy del PSOE.

M: Era de la época de Juanito... El nunca estuvo imputado. El tema de Construcciones Atocha es un tema que terminó en una quiebra, en la que ocurre lo que ocurre cuando estás en este mundo... y a partir de ahí él tendió empresas con los de comunicación… ¿cómo se llama la empresa esa de comunicación? Y de Acciona fue socio.

V: De Entrecanales.

M: Sí, fue socio de José Manuel.

V: Yo conozco a Adrián porque está casado con una…

M: Con Cristina...

V: …no me acuerdo el apellido, ¿cómo se llama?, que son varias hermanas…

M: Longoria.

V: Longoria. Entonces una hermana suya, de esta Cristina, pues era amiga mía y estaba casada con José Luis Alcocer [Veva Longoria]... Yo lo conozco porque en el 81-82, cuando estaba yo fuera, pues él me pide que le ayude en el diseño de la seguridad de la Torre Picasso. Por eso, con el tiempo, pues... y entonces de eso, porque Adrián estaba casado con una hermana y éste con otra y eran varias, unas tías divertidas y tal, tal. Y lo conocí hace veintitantos años y hace tres cuatro o cinco años coincidí con él en un despacho y le dije: "Hijo puta, ¿cómo estás?" Y ya a partir de entonces pues nos juntamos los tres y cada vez que nos juntamos hacemos una…

M: Yo le conozco de hace 40 años.

V: Claro, tu le conoces desde hace más tiempo…

M: Hace 40 años, pero es un tío que no interviene en nada.

V: Le suda la polla todo. Entonces ¿qué hace, por qué surge todo esto? Porque el CNI es muy Mauricio Casals y muy amigo de la pequeñita [Soraya Sáenz de Santamaría]. ​

Ahora bien, Villarejo lo tiene claro: si es necesario investigar al juez y difundir de él injurias para que se aleje del caso, lo hace.

"He declarado como investigado, con el delincuente del juez [Zamarriego] que es un borracho, delincuente".

Villarejo: A Marcelino no hace falta que se le ayude, es muy tonto… el juez ante el que yo he declarado, he declarado como investigado, con el delincuente del juez que es un borracho, delincuente. Hay cuarenta y tantos juzgados en la plaza de Castilla, al único militar le cae lo del pequeño Nicolás, qué casualidad, ostias… sale un sorteo y ¡pum! te ha tocado, después de pasar por tres jueces. Es alcohólico, le pega a la parienta, tiene problemas con la parienta, le están pagando dos o tres cursos para que deje de beber, como si eso fuera tan fácil, y va a acabar en la cárcel o fuera del juzgado.

M: ¿Sabes quién está fuera de la carrera judicial? Coro Cillán, ya no es juez.

Hablando de jueces, es precisamente con su amigo Adrián de la Joya, entre otros, con quien Villarejo organiza una vez al mes una comida donde van altos cargos de la Judicatura, como los jueces de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz y Fernando Andreu, que son "amigos", y a las que invitan a algunos políticos como Pablo Casado del Partido Popular o Patxi López y Oscar López del PSOE.

M: Nosotros lo hacemos todos los meses.

V: Una comida muy divertida.
 
M: Vienen con o 24 o 26 personas, gente de la Judicatura.

V: De la política.
 
M: De la política. A los medios no les invitamos. Invitamos a más gente de la Judicatura.... va mucha gente.

V: La última vez estuvo (...) Son interesantes, son unas comidas interesantes porque hablamos a calzón quitado y todo.

M: Ha venido Mariano Fernández Bermejo, ha venido Fernando Andreu, Mauricio también está, el Pepe, el Adrián, Manolo , luego viene alguien de la banca, entre 24 y 26.

V: Óscar López estuvo la última vez y a los pocos días dijo que...

M: Pablo Casado también ha venido.

V: Sí.

M: Y el marido de Almudena Grandes, ¿cómo se llama?

B: Luis García Montero.

V: Y éste, el que está en el PSOE.
 
M: Patxi López.

V: Patxi López.
 
M: Yo siempre invito a un politico... y estas tres horas que te partes de risa porque hablamos a calzón quitado.

V: A calzón quitado, y nos desconocemos. Si entraran ahí con las cámaras, entonces sí que tienen para un mes.

M: Nos reímos. Prohibimos fotos, que nadie grabe... un martes o un miércoles, nos convocamos a través de WhatsApp.

V: Muy heterodoxo . Un par de jueces siempre van: Santiago o Fernando [Pedraza y Andreu].

Más que "heterodoxo", todo esto es francamente preocupante... y no es todo, ni mucho menos.

...CONTINUARÁ