En el año 2017, la Real Academia Española (RAE) sigue contemplando en su diccionario al "conjunto de las mujeres" como "bello sexo" o "sexo débil". Por el contrario, el "sexo fuerte" es adjudicado al conjunto de hombres.

Hasta el año 2014, el diccionario definía al término "femenino" como "débil y endeble" y al hombre como portador de las "cualidades varoniles por excelencia, como el valor y la firmeza". La Real Academia retiró estas acepciones por ser ejemplos del sexismo lingüístico que caracterizaban a numerosos términos y definiciones que aparecían en el diccionario hasta las modificaciones de 2014.

Una petición en change.org creada hace una semana ha alcanzado ya cerca de 10.000 firmas para que las mujeres dejen de ser definidas como el sexo débil. En la petición "RAE: la mujer no es el sexo débil", Sara Flores (la impulsora de la petición) muestra su indignación ante la notable discriminación que hace el Diccionario entre la mujer y el hombre. "Las costumbres machistas se han paliado en parte, pero siguen muy presentes y aún nos queda mucho camino por recorrer", afirma Flores a Público.

En la petición, la joven pide que el Diccionario reconsidere estas acepciones y recalca que "es increíble que en los tiempos que corren se sigan permitiendo estos machismos", aún más en una institución como la Real Academia Española, "que dice velar por el buen uso de nuestra lengua".

Las 12 acepciones machistas que eliminó la RAE en 2014

Mujer. Persona del sexo femenino. / Que tiene las cualidades consideradas femeninas por excelencia.

Hombre. Individuo que tiene las cualidades consideradas varoniles por excelencia, como el valor y la firmeza.

Femenino. Débil, endeble.

Masculino. Varonil, enérgico.

Madre. Hembra que ha parido. / Madre de familia: mujer casada o viuda, cabeza de su casa.

Padre. Varón o macho que ha engendrado. / Cabeza de una descendencia, familia o pueblo. / Padre de familia: jefe de una familia aunque no tenga hijos.

Gozar. Conocer carnalmente a una mujer.

Periquear. Dicho de una mujer, disfrutar de excesiva libertad.

Cancillera. Cuneta o canal de desagüe en las lindes de las tierras labrantías.

Edén. Paraíso terrenal, morada del primer hombre antes de su desobediencia.

Cocinilla. Hombre que se entromete en cosas, especialmente domésticas, que no son de su incumbencia.

Huérfano. Dicho de una persona menor edad a quien se le han muerto el padre y la madre o uno de los dos, especialmente el padre.