Página principalDocumentos PolíticosFormaciónConoce CastillaContactaCalendarioBuscarArchivo



DONALD TRUMP II PARTE PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Miércoles, 07 de Diciembre de 2016 16:31


La muerte de Fidel, las impresionantes movilizaciones y manifestaciones de afecto que sacudieron a toda la Cuba socialista, nos impusieron un tiempo de espera para poder publicar la segunda parte de la editorial sobre la presidencia de Donald Trump. Tiempo, que, por otra parte, nos ha sido de gran utilidad para ir conociendo mejor los planes políticos y económicos del personaje, que se reflejan, en buena medida, en la selección de los miembros de su futuro gabinete.


http://kaosenlared.net/wp-content/uploads/2016/11/00-183-1024x614.jpg

En la parte final de la primera sección de esta editorial, nos hacíamos algunas preguntas, que nos comprometíamos a responder a través de esta segunda parte, en la que además abordaremos algunas otras consideraciones generales.


La primera pregunta que nos formulábamos era el porqué los medios de comunicación vinculados al establisment en general, y los medios de comunicación del Estado español en particular, se habían vuelto a equivocar en sus previsiones, tal como había ocurrido anteriormente con el Brexit. La respuesta a esta pregunta tiene varios aspectos, pero hay uno de gran importancia: las fuerzas mediáticas vinculadas al Sistema tienden a confundir cada vez más los deseos con al realidad; y obviamente la preferencia para las fuerzas mediáticas “instaladas” era Hillary Clinton. Otra circunstancia muy influyente, de forma especial en el Estado español, es la propia utilización de las encuestas como un arma de presión político–electoral, tal como ya denunciábamos en una editorial de nuestra página: Las encuestas como instrumento de manipulación socio-política.. En el caso de EE.UU., seguramente hay que añadir otra circunstancia, ésta objetiva, tal como es el sistema electoral yanqui, en el que la ganancia en votos, incluso por diferencias sustanciales de más de dos millones, tal como parece que ocurrió en las elecciones pasadas de noviembre, no significa la elección presidencial, puesto que ésta se hace por los votos delegados de los Estados miembros de la Unión.


Esta cuestión nos lleva a afrontar la segunda pregunta sobre el sistema electoral de EE.UU., que es complejo tal y como lo es la propia sociedad a la que pretende representar. EE.UU., como su propio nombre indica, es una Unión, una Federación de Estados con unas amplísimas competencias. Tienen sus propias constituciones que en algunos casos, como es el del Estado de Texas, reconoce el derecho de autoderminación. Tienen su propio poder legislativo con amplísimas competencias, lo que lleva a que en algunos Estados no haya pena de muerte y en otros sí; también hay diferencias significativas sobre cuestiones como el derecho al aborto, los derechos del colectivo lgtb, en cuestiones medioambientales, de costumbres -incluyendo la sexualidad-, etc. Esos Estados tienen sus propios Tribunales de Justicia, cuerpos policiales...


Los Estados son entes realmente existentes y jugaron y juegan desde el inicio de la configuración de los Estados Unidos un papel clave; uno de ellos es precisamente, a través de los votos delegados, elegir al Presidente de los EE.UU.

Es bueno recordar que la única guerra civil que hubo en los EE.UU. tuvo como causa fundamental el formato de cómo se articulaba esa Unión de Estados, Confederal o Federal, que fue la que finalmente triunfó. La cuestión de la abolición dela esclavitud, que parece como protagonica en novelas y películas, fue esencialmente una cuestión táctica para conseguir apoyos en la población negra y estratégica para liberar mano de obra barata de la agricultura hacia la industria, en proceso intenso de desarrollo.

Como todo sistema electoral de representación indirecta, el de EE.UU. tiene un montón de cosas mejorables, pero parece que está bastante interrelacionado con la propia realidad e historia de ese país. Cuestión diferente es la tan desigual situación de partida que tienen las diferentes minorías que componen la sociedad estadounidense para inscribirse en el censo de votantes, requisito imprescindible para poder votar en EE.UU., en el que quedan excluidos funcionalmente sectores muy amplios de las clases populares.


¿Qué está pasando en la sociedad americana? La sociedad americana es compleja y muy heterogénea desde el punto de vista de clase, desde el punto de vista racial, desde el punto de vista territorial, religioso... La arquitectura institucional para su articulación también es compleja, pero sin elementos cohesionadores potentes la reproducción del status quo no es fácil. Esos elementos de cohesión se han venido debilitando o incluso desapareciendo en los últimos años, por diversas circunstancias.

EE.UU. era la gran potencia, la primera y única gran potencia en su sentido global después de la desaparición de la URSS. El mundo unipolar encabezado por los EE.UU. fue convirtiéndose en un mundo multipolar en los últimos años, con diferentes equilibrios en diversos terrenos.

China se ha convertido de facto en la primera gran potencia económica mundial, especialmente en lo referente a la economía productiva. Rusia ha recuperado su papel de gran potencia militar, no sólo es capaz de enseñar los dientes a EE.UU., sino que es capaz de conseguir victorias político-militares en confrontación con estos, tal como es el caso de Siria.

El mundo multipolar que ha venido a sustituir al unipolar, configurado después de la URSS, no pinta bien para los Estados Unidos. Han perdido empuje y presencia, a pesar de todo el daño y todas las intervenciones militares que han impulsado en los últimos años. Y eso ocurre no sólo en el Atlántico y en el Pacífico, Latinoamerica especialmente, sino en el Mediterráneo.

En cuanto a la situación interior, las cosas tampoco van bien: las dos presidencias de Obama no han conseguido resolver los grandes problemas de la sociedad yanqui tal como es la discriminación racial, el acceso al sistema sanitario y a la educación, la modernización de las infraestructuras...

La sociedad estadounidense en su conjunto, como sujeto político de cambio o simplemente de continuidad, se ha desdibujado, desarticulado en gran medida, en los periodos presidenciales de Obama, especialmente en el segundo.

La sociedad global se ha fraccionado, siguiendo las propias identidades naturales que la componían.

De entre esa fracciones la que ha emergido con más fuerza (tenía la potencialidad para ello) ha sido la etnia blanca, además de una forma transversal, convirtiéndose en el sujeto, en la base social principal, de apoyo a Donald Trump y también en la referencia principal de su proyecto de Gobierno.


De los cargos de Gobierno que ha nombrado Trump, todos menos el Secretario de Estado -el encargado de las relaciones internacionales y por tanto el de mayor complejidad en un Gobierno como el que Trump quiere constituir- pertenecen al sector más ultraconservador, racista y reaccionario de la clase política y empresarial yanqui.

El Fiscal General es Jeff Sessions: ideador del muro en la frontera con México, partidario de las deportaciones masivas de inmigrantes, contrario al matrimonio de parejas homosexuales. Ha mantenido buenas relaciones con el Ku-Klux-Klan, del que dijo ser admirador hasta enterarse de que fumaban marihuana. Sessions es partidario de relegalizar la tortura, especialmente el ahogamiento simulado (water boarding), práctica diseñada por la Inquisición medieval.

El Director de la CIA, Mike Pompeo: Miembro del Tea Party y principal enemigo de Hillary Clinton, fue uno de los responsables de la publicación de la información de los famosos correos de ésta.

En Defensa, James Mattis: Conocido como “perro rabioso”. Su frase de “matar a gente es una tremenda fiesta” lo define con bastante precisión. Es contrario al acuerdo con Irán y en general a la política de Obama en Oriente Medio.

Como Secretario del Tesoro Steven Mnuchin; de origen judío, ex-directivo de Goldman Sachs en el origen de la gran crisis financiera de 2007, se pasa en los últimos años a la producción de películas.

En materia sanitaria, Tom Price, quien ha sido un gran enemigo de los proyectos de extensión de la cobertura de la asistencia sanitaria pública o privada, impulsada por la administración Obama, cuestión que se propone revertir.

Stephen Bannon, exjefe de la publicación BreitBartNews, será uno de los principales estrategas del nuevo gobierno de Trump, tal como lo fue de su campaña. Es un convencido defensor de la supremacía blanca y de la necesidad de la organización estratégica de ésta, que actualmente está en peligro, según su visión.

Reince Priebus será el jefe del Gabinete presidencial, hasta ahora presidente del Comité Nacional Republicano; fue uno de los pocos miembros del aparato del Partido Republicano que apoyaron a Trump sin fisuras.

Mike Pence, vicepresidente, gobernador de Indiana, el año pasado firmó una ley que permitía que comercios, restaurantes, etc., vetaran como clientes a parejas homosexuales.

Donald Trump, presidente, además de todo lo que se ha venido diciendo sobre él, es un negacionista del cambio climático, contrario a las políticas sanitarias de vacunación, defensor del Fracking como método de obtención de petróleo, gas natural..., pero sobre todo es un personaje con gran habilidad para manejarse en los medios de comunicación, cuestión que ha cultivado durante decenas de años y con un buen olfato político para sacar provecho de las coyunturas difíciles.


Donald Trump tiene un proyecto que tiene posibilidades de llevar adelante en bastante medida, que consiste en dar un gran impulso a la economía yanqui combinando un fuerte incremento de las medidas proteccionistas con un gran impulso a la economía interna a partir del sector público. Para empezar tiene previsto invertir un billón de dolares para modernizar las infraestructuras muy deterioradas: carreteras y autopistas, puertos, aeropuertos... esta política creará millones de puestos de trabajo que a su vez dinamizarán el consumo y con ello estimularán algunos sectores de la producción y la construcción. Pero el punto débil es que no tienen ese billón de dolares para invertir; por el contrario la deuda federal yanqui es de 18 billones de euros, más del 100% del PIB estadounidense, y por tanto tendrán que endeudarse aún mucho más.

Antes de que finalice el cuatrienio de su presidencia la deuda federal superará los 20 millones de dólares y el endeudamiento público, incluso para un país tan poderoso como EE.UU., tiene un límite a partir del cual solo hay dos opciones: o la bancarrota o la guerra.


Tal como decíamos la tardanza en nombrar al Secretario de Estado, el equivalente a un Ministro de Asuntos Exteriores en Europa, da luz sobre las dificultades en ese terreno. El que finalmente salga seleccionado tendrá que materializar en la política exterior el proyecto de Trump y eso pasa por neutralizar a China en su poderío económico, y aunque a primera vista dé otra impresión, a Rusia por su poderío militar, incluyendo la expectativa de un conflicto militar. No tardaremos mucho en ver pasos en esa dirección.

Por otro lado esa política basada y alentada en la supremacía blanca y la explotación de los recursos de forma ilimitada está generando ya importantes tensiones en el seno de la sociedad de los EE.UU. Y aunque el potencial impulso económico durante un cierto periodo de tiempo sirva para atenuar esos conflictos, la previsible finalización abrupta de tal periodo, basado en planteamientos tan frágiles como los que hemos planteado, reactivará sin lugar a dudas el conflicto social e incluso el territorial. Las movilizaciones de los Sioux en defensa de su territorio y de la naturaleza en contra de los intereses de las petroleras es todo un símbolo de ello.


Izquierda Castellana


 
 

Redes Sociales

 

CONSULTAR CÓDIGO HTML ANTES O NO EDITAR ESTA SECCIÓN (imágenes ocultas, sustituidas con sprites css)



 

izquierda castellana logo


Convocatorias destacadas

Salvemos ÚltimoCero campaña Valladolid

20D votación Castilla - Unidad Popular - Doris Benegas

Destacados

Puedes encontrar los artículos anteriores en la sección 'Archivo' y a través de 'Buscar'.

Conoce Castilla: Vídeos y artículos sobre la historia, parajes, gastronomía...

Manda las convocatorias que quieras difundir desde la sección de contacto

Libro primavera comunera

Varios

yesca logotipo



Villalar 2012 vídeo resumen