Página principalDocumentos PolíticosFormaciónConoce CastillaContactaCalendarioBuscarArchivo



¿PODREMOS? (IIIª y última parte) PDF Imprimir E-mail
Escrito por Izquierda Castellana   
Viernes, 15 de Abril de 2016 15:06

Algunas personas del pueblo trabajador castellano, cuando se les comenta sobre la necesidad de un cambio de Régimen, responden que desde el punto de vista objetivo así es, pero que conseguir ese proceso de cambio es tan difícil y complejo que haría falta un “milagro”, laico por supuesto, para lograrlo. Desde la militancia de IzCa solemos responder que lo que es auténticamente extraordinario, lo que es “milagroso”, es que el Régimen del 78, con todo lo que está cayendo se mantenga en pie, aunque cada vez sea con mayores dificultades.


Ciertamente, para que el Régimen del 78 sobreviva, aunque cada día sea de una forma más agónica, existen razones objetivas y subjetivas. Unas que afectan precisamente a las fuerzas que están por su supervivencia y otras a aquellas fuerzas que estamos por el cambio, pero que aun no hemos sido capaces de articular ese gran acuerdo, plausible, coherente y honesto, para llevarlo adelante.

El Régimen del 78 sigue siendo la mejor opción para los grandes poderes del Sistema capitalista del Estado español y a nivel internacional. Pero sectores significativos de éste comprenden que ha llegado hasta tal punto de descrédito entre amplísimos sectores sociales que no hay que descartar a medio plazo un cierto cambio. Esta posición se refleja especialmente en determinados medios de comunicación, que comienzan a hacer pinitos pseudorepublicanos.


Otras estructuras del Poder Sistémico también reflexionan y actúan sobre esta cuestión, aunque de forma más opaca e implícita, pero ahí está. Ello afecta a algunas organizaciones políticas a las que salvaguardan de la quema que supondría ante su base electoral un apoyo descarnado y desesperado a la continuidad del actual Régimen monárquico. Papel este, específicamente reservado para el PSOE, al que están dispuestos a sacrificar en aras de la continuidad pura y dura.


A pesar de las evidencias absolutas de la corrupción generalizada de todo el entramado institucional del Régimen actual, no sólo de sus aparatos políticos; a pesar de la incapacidad manifiesta para resolver los problemas de las clases trabajadoras y de los Pueblos del Estado; a pesar de una política internacional absolutamente vergonzante que no es que sitúe al Estado español en un rincón de la historia, sino que lo resitúa de forma acelerada como el garito de Europa; a pesar de todo ello, el Régimen no se cae, ni se caerá por si sólo por que hay un sector significativo de la población que comparte y obtiene beneficios -o al menos eso piensa- de las características de este Régimen clientelar que estimula el despotismo y la corrupción, y en ese filón tiene a sus mas entusiastas defensores. Obviamente hay una parte significativa de la sociedad, el tercio que decía Mao, que es coopartícipe y cómplice de las fechorías que los gobiernos del Régimen desarrollan y por eso lo defiende, y por eso salvo imprevistos, si se repiten las elecciones, el PP volverá a ser el partido más votado.



Por el otro lado, desde la mayoría social que estamos por el cambio -cosa que quedó perfectamente reflejada en las elecciones generales de diciembre- no hay proyecto suficientemente maduro; y sobretodo no hay aún suficiente convicción.



El PSOE, una vez más, ha traicionado a sus votantes. Podría haber impulsado y así se lo demandó la mayoría de la ciudadanía un Gobierno de Cambio, pero no quisieron y se embarcaron en impulsar una estrategia imposible y engañosa para entretener a propios y ajenos.



Desde otras fuerzas políticas, como es el caso de Podemos, reconocemos que han tenido una actitud de cierta coherencia en la exigencia de la conformación de un Gobierno de progreso y en la defensa del Derecho a Decidir de los Pueblos. Es verdad, por otro lado, que otro posicionamiento hubiera supuesto su suicidio político.



Desde IzCa consideramos que hay que avanzar firme y seriamente en las siguientes lineas:



  • La construcción de una plataforma electoral en la que confluyan todas las fuerzas que estamos por el cambio, que incluya a UP y Podemos.

  • La articulación de un proceso de Coordinación política con las fuerzas de las izquierdas de los Pueblos.

  • La dinamización de la lucha y la organización popular, sustrato imprescindible, sobre el que se tiene que sustentar cualquier proyecto serio de cambio.



Estos tres elementos tendrán que confluir para conformar un Gran Pacto por el Cambio que la ciudadanía del conjunto de los Pueblos del estado demanda. Sin ese Gran Pacto el avance no será posible.

Los procesos soberanistas no podrán materializarse bajo el Régimen del 78, es por ello que el cambio de Régimen es una pieza imprescindible para que tales procesos vayan adelante. El cambio de Régimen tampoco se podrá dar sin el empuje, sin el apoyo y sin la confluencia con los procesos soberanistas.


Nos necesitamos mutuamente y cuanto antes nos demos cuenta, menos tiempo perderemos.


En esta ocasión ya no se trata de cambiar de  Gobierno; se trata de cambiar de Régimen y para ello tod@s somos imprescindibles.





Izquierda Castellana

Castilla a 15 de abril de 2015.


 
 

Redes Sociales

 

CONSULTAR CÓDIGO HTML ANTES O NO EDITAR ESTA SECCIÓN (imágenes ocultas, sustituidas con sprites css)



 

izquierda castellana logo


Presentación libro Doris Benegas en Vallekas


Convocatorias destacadas

Salvemos ÚltimoCero campaña Valladolid

20D votación Castilla - Unidad Popular - Doris Benegas

Destacados

Puedes encontrar los artículos anteriores en la sección 'Archivo' y a través de 'Buscar'.

Conoce Castilla: Vídeos y artículos sobre la historia, parajes, gastronomía...

Manda las convocatorias que quieras difundir desde la sección de contacto

Libro primavera comunera

Varios

yesca logotipo



Villalar 2012 vídeo resumen