Entrevista al Secretario General del SAT, imputado en el juicio que se celebrará el jueves contra 20 militantes del SAT por una acción en Mercadona en 2012

Comparte este artículo:

Óscar Reina (SAT):En ningún caso hubo robo ni hubo violencia como nos acusan. Pediremos la absolución 

Entrevista al Secretario General del SAT, imputado en el juicio que se celebrará el jueves contra 20 militantes del SAT por una acción en Mercadona en 2012

Hace 7 años la crisis capitalista golpeaba con dureza al Estado español y una de las zonas más desgarradas por la misma fue Andalucía. En ese contexto, desde el Sindicato Andaluz de Trabajadores se pusieron manos a la obra para denunciar esta situación de crisis, pobreza, exclusión, desempleo, desahucios… con una serie de movilizaciones y acciones directas se propusieron sacar a la luz esta cruda realidad, así como denunciar públicamente a sus responsables.

Entre esas acciones directas se llevaron a cabo expropiaciones en dos supermercados: Carrefour y Mercadona. Los alimentos sustraídos fueron entregados posteriormente de manera pública a familias sin recursos en la Corrala Utopía, un bloque de viviendas ocupado en aquella época en Sevilla.

7 años después, aunque nos digan que la economía ha mejorado y la situación ya no es la misma, la realidad es que las clases obrera de los distintos pueblos del Estado español siguen haciendo frente a una realidad muy parecida a la de 2012, el desempleo, los despidos, los desahucios, el deterioro de los servicios públicos siguen siendo problemas cotidianos, y por el camino además hemos perdido gran parte de nuestros derechos laborales y un buen porcentaje de los salarios.

Tras esa acción directa de agosto de 2012 Carrefour decidió no denunciar y asumir la perdida, pero Mercadona, en cambio, decidió acusar a l@s sindicalistas de ‘robo con fuerza’. De manera que este próximo jueves 5 de septiembre, 7 años después de aquel día, 20 militantes del Sindicato Andaluz de Trabajadores pasarán ante el juez en los Juzgados de Sevilla para responder por aquellos hechos.

Desde La Haine hemos podido charlar con su secretario general (y uno de l@s imputad@s) , Oscar Reina, que se encuentra estos días presente en Venezuela para asistir al Primer Encuentro Internacional de la Clase Obrera Mundial.

Hola Óscar, ¿Qué os llevó a realizar esta acción en agosto de 2012?

En agosto del año de 2012, la situación de pobreza, de crisis y de insostenibilidad era brutal, todavía se siguen notando los latigazos de aquel entonces. Concretamente en ese tiempo en Andalucía acababan de quitar la ayuda de 420 euros para familias que no tenían ingreso ninguno, cosa que se consiguió justo después de esta gran acción del Mercadona se consiguió recuperar.

¿Porque escogisteis Mercadona como objetivo de esta acción directa?

Escogimos Mercadona porque es una gran superficie que con cada puesto de trabajo que crea destruye tres del pequeño comercio, porque es una gran empresa que no cotiza como cotizan el resto de los autónomos o el pequeño comercio, y porque además el empleo que crea es precario y sin respetar a la clase trabajadora que allí trabaja.

Así que era la acción perfecta, porque además por el encuadre geográfico en que se encontraba, porque en aquel entonces estábamos ocupando la finca de Las Turquillas, entre Osuna y Écija, y este centro comercial estaba en Écija. Como bien se vio después lo hicimos a cara descubierta, con una clara intención de denuncia, como una acción simbólica para denunciar todo lo que estaba pasando en aquellos tiempos en Andalucía.

¿Cuál es la acusación y que penas os piden?

Nos piden robo con fuerza, sin tener en cuenta que lo hicimos a cara descubierta y además hasta llamando a los periodistas para que grabaran la acción con sus cámaras. Nos acusan de violencia, pero allí no pasó prácticamente nada, más allá de un leve empujón no hubo gran cosa.

La acusación ahora mismo pide un año y medio de prisión para cada uno de los 20 compañeros identificados en la acción. A mí y a algunos compañeros más no nos identificaron en el momento, pero visualmente si que nos reconocieron y fuimos imputados. Éramos 20 compañer@s, a un año y medio de prisión cada un@, así que estamos hablando de un total de 30 años de cárcel para compañer@s del SAT.

¿Hay entre los acusados personas con antecedentes y, por lo tanto, en alto riesgo de entrar en prisión?

Sí, hay compañeros con causas abiertas y tristemente esto puede acarrear que algunos compañeros vuelvan a prisión o que acabemos en prisión. Es mi caso también, se me juntan una serie de acusaciones y causas judiciales, unas por ocupar tierras, otras por expropiar alimentos o material escolar, otras por huelgas justas… La conclusión es que al final se nos van acumulando causas y al final acabamos en prisión.

Esta es la realidad de un estado que se dice democrático, pero claramente no lo es, y luego se va a dar lecciones de moralidad a otros países, como a Venezuela donde me encuentro ahora mismo. Ya quisiéramos tener en el Estado español las libertades y derechos que se tienen aquí con el bloqueo que están sufriendo. Es una verdadera barbaridad que esto esté ocurriendo en el siglo XXI y en esa España que se dice “de las libertades”.

¿Como afronta vuestra defensa jurídica el juicio?

Nuestra defensa lo afronta con determinación y va a pedir la libre absolución de tod@s l@s acusad@s, pero sabemos que estamos en el ojo del huracán, el sistema se está cebando contra nosotr@s y es posible que a alguno nos caiga pena de prisión y que acabemos entrando. Eso puede ocurrir, pero en cualquier caso vamos a pedir la libre absolución y vamos a pelear con ella.

¿En qué basáis la defensa?

Basamos la defensa que nadie roba a cara descubierta y llamando a las cámaras, más que un robo aquello fue una acción simbólica y de denuncia de la situación que se estaba padeciendo en aquellos entonces en Andalucía y en muchas otras partes del Estado español y que ningún gobierno tenía voluntad política de darle solución.

Allí no hubo robo con violencia como se nos acusa, sustrajimos aquellos alimentos de una forma pacífica, sí que fue una acción directa, sí que sabemos que esto transgrede la legalidad capitalista y neoliberal que tenemos en este Estado español del Régimen del 78, pero en ningún caso hubo robo ni hubo violencia como se nos acusa.

La represión se ha cebado con vuestro sindicato en estos últimos años: Andrés Bodálo, Fran Molero, tus propias detenciones por acusaciones de “injurias a la corona” entre otras… ¿Que más causas tenéis abiertas actualmente?

Efectivamente, como señalas la represión de este sistema injusto, capitalista y fascista se ha cebado con nosotros. Como bien dices, tenemos los casos de compañeros como Andrés Bodálo, como Francisco Molero o como yo mismo que puedo ser detenido en cualquier momento por ejercer mi libertad de expresión.

Pero también tenemos otras causas, como la huelga de PROCAVI, una gran central de la industria cárnica de Marchena (Sevilla) donde explotan a miles de trabajadores/as ante la pasividad de los gobiernos. Allí hicimos huelga y allí no pasó tampoco gran cosa, fue una huelga normal y corriente, pero ahí también nos están pidiendo penas de prisión por supuestamente “coaccionar el derecho al trabajo” cuando en ningún momento hicimos más que informar sobre los motivos de la huelga.

También tenemos causa abierta por la ocupación de la finca de Somonte y algunas otras. Son causas que se van juntando y que pueden llevarnos finalmente a prisión

7 años después de aquella acción, ¿Consideráis que se mantienen las mismas condiciones de aquellos días, que acabaron desembocando en la primera convocatoria de las Marchas de la Dignidad?

Si las condiciones no son iguales son muy parecidas: aquí en el Estado español sigue habiendo pobreza, miseria, desigualdad, siguen los mismos corruptos de siempre robándonos a manos llenas con total impunidad. Sus causas siempre prescriben, la nuestra 7 años después no prescribe. Y su ley y su orden nos sigue machacando.

Entendemos que, por supuesto que hace falta convocar otra gran movilización, en distintos puntos del Estado o todos a una, porque nos están machacando, ya no sólo es que nos estén explotando laboralmente si no que también cualquier tipo de libertad es coaccionada de forma sistemática. Ahí estamos viendo, por ejemplo, lo que han hecho con los presos políticos catalanes, con los jóvenes de Altsasu o con cualquiera que se rebela ante este sistema.

Para ellos somos un error que tienen que eliminar, primero intentan ningunearnos, pero cuando no pueden vienen a por nosotros con su ley y con su fuerza. Esto es lo que tenemos, pero no nos queda más remedio que seguir movilizándonos.

¿Qué actividades o acciones estáis llevando a cabo para denunciar este nuevo juicio?

El 5 de septiembre estaremos concentrados ante la puerta de los juzgados de Sevilla y seguiremos movilizándonos como hemos hecho hasta ahora. Nos perseguían por el tema de Somonte, nos desalojaron por 6ª vez y hemos vuelto a ocuparlo por 7ª vez, es la única manera que tenemos: si no quieren lentejas que tomen dos platos.

Entendemos que la lucha es el único camino y ahora con más sentido y más necesidad que nunca tenemos que estar al pie del cañón, nos persigan nos encierren o nos maten, pero no nos queda más remedio que seguir luchando, ya no sólo por nosotros sino por los que vendrán detrás ¿Qué futuro vamos a dejarles? Y si el futuro es malo que no sea por nuestra complicidad.

¡Animo! Y todo el apoyo ante esta nueva injusticia.

@Boro_LH

Comparte este artículo: