Vallekas movilización feminista

Comparte este artículo:

Manifiesto leído en la concentración del lunes 8 de julio en Vallekas

El 29 de octubre de 2016, seis hombres de entre 19 y 39 años violaron a una niña de 14 años. Mientras uno miraba, masturbándose, el resto la violaban. “venga, tenéis 15 minutos cada uno”. Uno de ellos conocía a la joven y sabía que solo tenía 14 años, se dio cuenta de que por el alcohol que había consumido apenas era consciente. Se la llevó hasta una caseta y allí la violó. Cuando acabó se dirigió a uno de sus amigos y le animó: “Te toca a ti, 15 minutos cada uno. No tardes”. Después fue el turno de otro, y de otro, y de otro, y de otro. Todavía había un hombre más, que en lugar de impedir los hechos, se masturbaba mirando las violaciones de sus amigos.
La víctima, 3 años después, ha declarado esta mañana. Y otra vez, otra mujer, tiene miedo a que no la crean. No es lo único que se repite, la fiscal ha considerado los hechos—como ya pasó con La Manada de violadores en Pamplona- que lo que ocurrió fue abuso sexual y no una violación.

Desde 2016 hasta hoy han actuado al menos 101 manadas, en las que han participado más de 350 hombres. Sólo desde que empezó este año 2019, 18 mujeres han denunciado.
Y a estas manadas de violadores hay que sumarle las otras manadas, las de jueces, periodistas, trifachitos …

Porque no es un caso aislado, se llama patriarcado. El machismo está perfectamente imbricado en nuestro régimen, y se encargan de recordándonoslo en cada momento, tomando como primeras medidas en ayuntamientos retiradas de pancartas contra la violencia de género, teniendo a la cabeza de las instituciones a la monarquía machista, con los vientres de alquiler y la prostitución, con la brecha salarial, con la discriminación, con hacer recaer los trabajos de cuidados en nosotras, con nuestra invisibilización pública, con la cultura de la violación…

Pero nosotras no estamos solas, nos tenemos unas a otras, y cada vez más, más mujeres, más juntas, más organizadas, más feminista. Y también logrando más avances y victorias.
Con el caso de los violadores de Pamplona, fue la lucha feminista la que desde el primer momento creyó a la víctima y la apoyó con sus reivindicaciones. Salimos a la calle y nos movilizamos. Gracias al empuje del movimiento feminista se salió a gritar a las calles hermana yo si te creo y no es abuso es violación, y gracias al movimiento feminista la justicia lo ha tenido que reconocer así.
Por eso estamos hoy aquí también de nuevo en la calle, para volver a decir no estás sola, nosotras te creemos. Porque es desde la calle, la sororidad y la lucha como hemos conseguido todo.
La lucha sirve, la lucha sigue. La lucha feminista es el único camino.

Las luchas contra las violencias machistas (sea violencia de género, trata de mujeres, vientres de alquiler…), las luchas por el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos y vidas, … no se podrán materializar sin un cambio de Régimen, sin que se produzca un cambio fundamental en la forma de Estado. Solo con la ruptura con el actual régimen monárquico y machista podremos empezar a construir la democracia política, social y económica que incluya y parta de las mujeres.

Frente al machismo, yo si te creo, no estás sola, república feminista para vivir libres, seguras y sin violencias.
Seguimos avanzando, imparables!

Comparte este artículo: