Un Orgullo a medio camino entre la celebración y la reivindicación tiñe de arcoíris Valladolid

Comparte este artículo:

La manifestación del Orgullo LGTB de Valladolid ha desafiado esta tarde el tórrido calor de este principio de verano saliendo a la calle para reivindicar, como cada año, la igualdad de derechos independientemente de la orientación o identidad sexual. Cerca de medio millar de personas han marchado por el centro de la ciudad, generando un gran embotellamiento después de que la Policía Municipal modificara sobre la marcha el recorrido y llegara a San Benito sin que el tráfico en ninguna de las calles estuviera cortado, ante la mirada de dos agentes que en solitario trataron de deshacer el creciente atasco en la zona de Poniente.

Tras la pancarta de cabecera con el eslogan estatal “Mayores sin armarios”, firmada por Fundación Triángulo, Valladolid Diversa, Confederación Colegas y ATC Rainbow, desfilaron las de Amnistía Internacional o el PSOE de Valladolid, además de Batuccados encargándose de poner ritmo a la movilización. Después de éstas, la gente joven inundó la protesta con multitud de merchandising arcoíris como bolsos, pegatinas, banderas, banderines o camisetas, incluso con coronas de una multinacional yankee de hamburguesas, ejemplo de la mercantilización que está sufriendo este movimiento. También triunfaron las pegatinas de Gaysper, la caricatura LGBTfóba lanzada por Vox que ha acabado convirtiéndose en símbolo de la respuesta antifascista de los movimientos por la diversidad sexual y de género.

En este sentido, la Asamblea de Autodefensa Marabunta cerró la marcha con una pancarta “Por un orgullo crítico, anticapitalista y combativo”, pretensión apoyada en la cabecera con los cánticos de Valladolid Diversa como “no marchamos, nos manifestamos”. Desde allí además se entonaron consignas como “placer anal para Santiago Abascal”, “la Virgen del Rocío es un tío”, “soy maricón de Castilla y León” o “soy lesbiana castellana”.

 Lo que en principio era una marcha tranquila, principalmente por calles peatonales y aceras, terminó generando un enorme embotellamiento al llegar a San Benito, desde Plaza Mayor, después de que la Policía Municipal hubiera modificado el recorrido sobre la marcha, según fuentes municipales, sin prever los cortes de tráfico por falta de efectivos y provocando la indignación de la concejala de Igualdad, Vicky Soto, que atónita intentaba poner orden. Finalmente, la manifestación y los coches que esperaban en el semáforo compartieron la calzada para que ésta pudiera alcanzar el final del recorrido mientras los cláxones retumbaban desde Poniente y los vehículos se agolpaban.

Valladolid Diversa abrió las intervenciones en San Benito, recordando que en esta fecha, 28 de junio, se conmemora el 50 aniversario de los disturbios de Stonewall, cuando, tras tres días de revueltas y disturbios, “se encendió la llama de la lucha LGTB+”. “Por desgracia la LGTBfobia aun existe y tenemos que tomar el relevo las nuevas generaciones”, comenzaron agradeciendo la lucha de las personas que en el pasado dieron hasta su vida para alcanzar la situación actual.

Lunara Santamaría, presidenta de ATC Rainbow Castilla y León, aprovechó para lamentar que el Sacyl “lleva 8 meses sin hacer ninguna cirugía al colectivo de mujeres y hombres trans”, reclamando la aprobación del protocolo médico que lleva años pendiente. Igualmente reivindicó la tramitación de la Ley de Igualdad Social de la Diversidad Sexual y de Género “que duerme en el baúl de los recuerdos en la Cortes de Castilla y León para que sea recuperada y aprobada de una puñetera vez”, además de reclamar al Gobierno central que actúe para que “tengamos una ley estatal que nos proteja y nos iguale”.

Cerrando las intervenciones, Yolanda Rodríguez, en representación de Fundación Triángulo, agradeció a los colectivos participantes en la marcha y a las manifestantes que “estemos juntos celebrando la diversidad y reivindicando nuestros derechos”. Como fin de fiesta, Lady Veneno presentó la actuación de la Orquestina Anarco Yeyé en “nuestro sitio que es la plaza de San Benito”, pidiendo que igual que se ha reivindicado hoy se haga durante el resto del año.

Un Orgullo a medio camino entre la celebración y la reivindicación tiñe de arcoíris Valladolid

 

Comparte este artículo: