Colmenar Viejo: dos fosas comunes y 108 republicanos fusilados

Comparte este artículo:

El cementerio de Colmenar Viejo, a poco menos de tres kilómetros de la plaza de toros del pueblo, alberga dos fosas comunes desde 1939. En ellas reposan los huesos de 108 militantes antifranquistas que defendieron la II República frente al Golpe de Estado franquista.

Los nombres y la información de todos ellos –solo había una mujer entre los fusilados– salieron a la luz en el libro publicado en 2015 La sierra convulsa, coordinado por Roberto Fernández. “Llevamos seis años investigando y a veces es complicado, porque la gente tiene mucho miedo a reconocer sus raíces con fusilados“, cuenta el historiador.

De esas 108 víctimas, unas 60 vivían en Colmenar Viejo, mientras que 25 eran de San Sebastián de los Reyes, 15 de Fuencarral y otros pocos de Hortaleza. Entre los fusilados se encontraba el alcalde del pueblo, no el ganador de las elecciones previas al estallido de la Guerra, sino el que se designó como parte de la resistencia. La mayoría de los asesinados militaba en el PSOE, aunque también había sindicalistas de CNT y UGT, así como miembros del Partido Comunista.

“En un fosa se enterró a los republicanos que no se confesaron y en  otra a los que sí, que lo hacían porque así tenían el ‘privilegio’ de tener la visita de un familiar la noche antes de morir”

Fernández ha podido concluir la investigación gracias a los archivos de los Consejos de Guerra, de los archivos judiciales y parroquiales: “El primer fusilamiento data del 15 de abril del 1939 y el último del 1 de diciembre de ese año. Siguió habiendo fusilados, pero los empezaron a llevar al Cementerio de la Almudena“, asegura. Aunque reconoce que los testimonios orales han ayudado a precisar el lugar concreto de los crímenes, así como de las fosas: “Tuvieron lugar en la entrada del cementerio y donde se encuentran las dos fosas comunes. En una de ellas se enterraron a los republicanos que no se confesaron y en otra a los que sí, que lo hacían porque obtenían el ‘privilegio’ de tener una visita de un familiar la noche antes a sus muertes. La fosa de los no confesados parece más grande que la otra”, relata.

Roberto Fernández se muestra consternado porque el Tribunal Supremo reconozca a Franco como jefe del Estado desde el 1 de octubre de 1936, en plena Guerra Civil. “Es lamentable, porque no forma parte de un error, sino de una mentalidad que sigue en las cabezas de algunos jueces. Espero que haya algún tipo de
reclamación para que se corrija”, asegura.

Solina, dos tíos en las fosas

Soledad ‘Solina’ Arias sigue viviendo en Colmenar Viejo, tiene 70 años y recuerda con precisión todo lo que sufrió su familia. Dos de sus tíos fueron fusilados el 15 de abril, durante la primera jornada de fusilamientos de la que se tiene constancia.

“La mujer de mi tío quedó embarazada, pero como estaba casada con un rojo no la atendieron. Murieron ella y el niño”

A su familia la conocen en Colmenar por ‘los Rosso’, y según cuenta ella misma, se debe a que su abuelo iba a la ermita del pueblo siempre con una rosa en la boca. Su abuelo Francisco, al que recuerda con cariño, fue condenado a muerte por coger la pila del agua bendita para dar de beber a los cerdos. Se la acabaron conmutando, pero no por eso dejó de pasar penurias; le recuerda diciendo siempre lo mismo: “Lo que me han hecho sufrir estos canallas”. El padre de Solina fue detenido y deambuló por varios campos de concentración franquistas hasta que le soltaron, pero su hija reconoce que vivió un infierno: “Le llamaban desde el cuartel de la Guardia Civil y le daban palizas a diario”, asegura.

“Mi tío, Feliciano Arias, militaba en el PSOE y UGT y aprendió a leer solo. Sufrió mucho, porque su mujer –que se llamaba Victoria Ferrer– quedó embarazada, pero como ella estaba casada con un rojo no la atendieron. Murieron ella y el niño”, cuenta Solina, sobrina del ajusticiado.

Otro de sus tíos fue asesinado el mismo día: “Se llamaba Eugenio Sanz, pertenecía a la CNT y era jornalero. Cuando estaba en Andalucía, se pegó un tiro en la mano para que le llevaran de vuelta a Madrid y así poder ayudar a aquellos que quisieran huir de la ciudad. Su nieta está viva pero no quiere saber nada de él“, cuenta la mujer.

Homenaje a las víctimas

El Foro Memoria Comunidad de Madrid ha organizado para este domingo un homenaje a las víctimas del franquismo coincidiendo con el 80º aniversario de los fusilamientos.

El homenaje arrancará a las 11.00 horas en el cementerio y contará con la presencia de la Asociación Comisión de la Verdad San Sebastián de los Reyes, CCOO Comarca Norte, CNT Sierra Norte y el Encuentro Estatal de Colectivos de Memoria Histórica. Habrá representantes del PSOE, IU Madrid, Podemos y Ganemos Colmenar, entre otras formaciones.

Además, en el acto, impulsado desde la Asamblea de IU Colmenar, se estrenará el documental 108 nombres para la historia: fusilados en Colmenar Viejo de abril a noviembre de 1939, de Elena Martínez y Pablo Nacarino.

Foro Memoria siempre se ha mostrado en contra de la exhumación de las fosas, aunque el historiador que ha llevado a cabo todas las pesquisas lo ve de otra manera: “Estoy a favor de la exhumación de las fosas, ojalá se pudiera hacer. Si
hay familiares que quieren que eso ocurra, me parece una cuestión de humanidad que recuperen a sus familiares”, concluye el historiador Roberto Fernández.

https://www.publico.es/sociedad/fosa-colmenar-viejo-colmenar-viejo-fosas-comunes-108-republicanos-fusilados.html

Comparte este artículo: