El Supremo acuerda por unanimidad suspender la exhumación de Franco

Comparte este artículo:

La exhumación del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos ha quedado paralizada. La sección cuarta de la Sala III del Tribunal Supremo ha acordado este martes por unanimidad suspender la exhumación del dictador Francisco Franco, que estaba prevista para este 10 de junio a la espera de estudiar los recursos presentados por la Familia Franco y poder resolver sobre el fondo del asunto.

El Tribunal argumenta que esta decisión pretende evitar el perjuicio que causaría a los recurrentes (la familia del dictador, la Fundación Francisco Franco y la comunidad benedictina del Valle de los Caídos) si una vez exhumados los restos del dictador se estimaran sus recursos y hubiese que devolver los restos de Franco al Valle de Cuelgamuros.

Los siete nietos del dictador, de hecho, habían alegado que la exhumación del dictador este 10 de junio sin pronunciamiento del Supremo produciría un “daño irreparable”. “Ninguna familia debe ser obligada a pasar por dos exhumaciones y tres entierros de uno de sus seres queridos mientras no se hayan agotado todas las vías jurisdiccionales en las que podría hacer valer sus legítimos derechos”, señalaba el recurso de la familia.

La decisión de la Justicia se trata de un nuevo escollo en la tarea emprendida por el Gobierno de Pedro Sánchez de exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos, donde permanece enterrado con honores en el altar de la basílica. La decisión de exhumar a Franco de Cuelgamuros fue, de hecho, una de las primeras del Ejecutivo socialista tras llegar al poder hace ahora un año con una moción de censura a Rajoy.

Pero los planes del Gobierno se han ido retrasando. Primero, el Ejecutivo anunció que se exhumaría a Franco en el verano de 2018, pero no fue posible. Después, se anunció que se ejecutaría la exhumación “antes de que finalizara el año”, pero tampoco fue posible. A partir de ahí, el Gobierno comenzó a comunicar que la exhumación se concretaría “cuanto antes” hasta que el Consejo de Ministros resolvió que la fecha elegida era este 10 de junio y que el destino de la momia del dictador sería el cementerio de Mingorrubio.

No obstante, los recursos y maniobras judiciales de los Franco, la comunidad benedictina del Valle de los Caídos y de la Fundación Nacional Francisco Franco han funcionado. Al menos, de momento. El Supremo ha ordenado paralizar la exhumación hasta que tome una decisión definitiva sobre el fondo de la cuestión: si el Gobierno de Pedro Sánchez puede decidir si exhumar a Franco del Valle de los Caídos sin el visto bueno de la familia y de los monjes.

Reacción del Gobierno

El Gobierno ha reaccionado rápidamente al auto del Supremo y ha restado importancia al asunto: “La suspensión cautelar no indica nada sobre el fondo del asunto”, informa Manuel Sánchez.

Según han informado fuentes de La Moncloa, este auto lo único que implica es que la ejecución de la exhumación se pospondrá hasta que en los próximos meses se dicte sentencia sobre el fondo del asunto. De hecho, el Ejecutivo dice estar convencido de que el Tribunal Supremo acabará por desestimar el recurso de la familia del dictador y permitiendo la exhumacón del dictador.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, dijo el pasado lunes que la suspensión cautelar ordenada por el Supremo entraba dentro de la previsto y lamentó el obstruccionismo de la familia Franco, frente a una decisión adoptada por una inmensa mayoría del Parlamento español y aprobada por el Gobierno.

Mingorrubio, preparado

Mientras tanto, el panteón del cementerio de Mingorrubio, donde el Gobierno tiene previsto enterrar a Franco en una sepultura propiedad del Estado y junto a Carmen Polo, está prácticamente preparado. La semana pasada comenzaron unas pequeñas obras en el lugar, con un presupuesto máximo de 15.000 euros, para acondicionar y adecentar el emplazamiento para la futura exhumación del dictador.

El panteón fue construido con dinero público del Ayuntamiento de Madrid entre 1969 y 1970 y acoge, desde 1988, los restos de la viuda del dictador, Carmen Polo. No obstante, la familia Franco no es propietaria de este mausoleo ni de las unidades de enterramiento. 

https://www.publico.es/politica/supremo-acuerda-unanimidad-suspender-exhumacion-franco.html

Comparte este artículo: