Odiamos al nazismo, sí… y a este Régimen monárquico injusto y demofóbico.

Comparte este artículo:

Odiamos al nazismo, sí… y a este Régimen monárquico injusto y demofóbico.

Justo un día antes de que a 7 personas nos tocara ir a ser juzgadas tras una denuncia de la Policía Nacional -usando al grupo fascista Hogar Social Madrid-Ramiro Ledesma- por organizar la manifestación del 16 de marzo por el derecho a decidir y contra la represión, la Fiscalía emitía una circular dando instrucciones donde se integra a la ideología nazi como posible víctima de un delito de odio. Y dicho y hecho, ahí que aparecíamos 7 republican@s antifascistas a quienes acusar de delito de odio.

Pueden tenerlo claro: odiamos al nazismo, al fascismo y también a este régimen monárquico injusto y demofóbico que ayer no hizo sino cargarnos de más razones para luchar más y mejor, también de más ganas y necesidad de derrotarlo.

Evidenciaron sus peores características, también su debilidad. Qué gran éxito y acierto político fue la movilización del 16 de marzo que tienen que hacer todas esas maniobras contra nosotr@s.

Pero sepan que no nos mueve el odio, sino una fuerza mucho mayor e invencible, como es el amor; el amor al mundo nuevo que llevamos en nuestros corazones, a la República que ya estamos construyendo.

Dijo Fidel Castro que el amor es una exigencia revolucionaria y que debemos llevarla a su grado más alto. La organización de la manifestación del 16 de marzo, las luchas y proyectos que la han permitido, la propia movilización, toda la solidaridad que nos ha llegado a raíz de conocer que seríamos juzgadas -y con nosotras los derechos y libertades de tod@s- no son sino expresiones de amor en sus más elevados grados.

Queremos agradecer todas las muestras de apoyo y solidaridad recibidas, la ayuda con la difusión, el apoyo económico, todos los mensajes, tuits, el acompañamiento el día del juicio… no solo desde nuestro Madrid republicano, comunero y antifascista, sino también, muy especialmente, desde Cataluña y otros pueblos en el estado.

El mejor agradecimiento será seguir la lucha, y sobre todo ganarla entre tod@s, para tod@s. No solo el juicio, sino la auténtica batalla contra el responsable de todo esto, el Régimen monárquico del 78.

Porque estamos llen@s de amor.
¡GRACIAS!

Comparte este artículo: