Manifestación contra el ATC: piden a los partidos que expliquen su postura de “forma inequívoca”

Comparte este artículo:

En el acto, realizado este sábado en la capital conquense, se leyó un manifiesto y se realizó un flashmob que, según los organizadores, “sorprendió a los presentes”

Reclaman acortar “al máximo” el calendario de cierre de las centrales nucleares y que el Almacén Temporal Centralizado quede fuera del próximo plan de residuos radiactivos

La proyección del corto ‘La Fuga’, dirigido por el conquense Eduardo Soto, puso fin a la concentración

 

La Asociación Contra el Cementerio Nuclear de Villar de Cañas ha vuelto a protestar este fin de semana en la calle contra la instalación. Son ya nueve años de movilizaciones (siete desde que la localidad conquense fuera designada como lugar para albergar la basura radiactiva de todo el país) y este sábado en la capital provincial se leyó un manifiesto con seis razones para rechazar el Almacén Temporal Centralizado (ATC).

En primer lugar, dicen, “se designó a Villar de Cañas por motivos de conveniencia política, con oscurantismo y sin las debidas garantías democráticas”, primero en un pleno municipal “a media noche y sin estar en el orden del día. Y luego en un Consejo de Ministros, aprobando la opción en cuarta posición, tras un acuerdo entre Cospedal y el ministro Soria”.

Recuerdan que los terrenos no son adecuados desde el punto de vista geológico y así lo han puesto de manifiesto numerosos informes, tanto los oficiales de Enresa y el Consejo de Seguridad Nuclear, como los encargados a consultoras externas por estas mismas organizaciones.

“Después de siete años de estudios geológicos no se puede hablar de dudas, de la necesidad de más estudios, de esperar el dictamen de los técnicos ni defender que hay garantías de seguridad. Los técnicos ya se han pronunciado de forma contundente  y dicen que construir un almacén nuclear en los terrenos designados no es seguro”.

Además, advierten de “la enorme peligrosidad del transporte de los residuos desde las centrales nucleares hasta Villar de Cañas, pasando por nuestras carreteras y nuestros pueblos” y también califican de “falso” que se estén llevando residuos a Francia. “Los residuos nucleares en la actualidad están a buen recaudo en las piscinas adjuntas a los reactores nucleares o en almacenes en seco anejos a  las centrales”.

Por otro lado denuncian que “se ha establecido una red clientelar para repartir contratos relacionados con el ATC. Los principales beneficiados han sido Cospedal y su marido, cuya empresa ha recibido 36 millones de euros en contratos” y sostienen que ni hay prisa y es necesario el almacén. “Ya existen almacenes individuales junto a las centrales o se harán en breve. Si además se hace el ATC, se duplicará el volumen de almacenamiento, de forma innecesaria y a un alto coste económico”.

Durante la movilización se celebró también un flashmob que, según los organizadores, “sorprendió a los presentes”.

Acusan a Cospedal de seguir “maniobrando en la sombra”

“El simple hecho de que en siete años la potente industria nuclear no haya sido capaz de sacar adelante su juguete más codiciado (lo que ellos llaman ATC) demuestra lo mal que se han hecho las cosas”, sostiene la plataforma, que recordaba cómo en estos años “los principales valedores del cementerio nuclear (Cospedal, el ministro José Manuel Soria y el presidente de Enresa, el ciudadrrealeño Francisco Gil Ortega) han tenido que dimitir envueltos en escándalos de corrupción. Pero cuidado porque Cospedal sigue moviendo sus hilos”, advierten.

“No pensamos tolerar que nos pongan un cementerio nuclear ni en esta tierra ni en ningún otro lugar”, aseguraban los organizadores de la movilización que recordaba que a los pueblos cercanos, al cementerio nuclear les darán seis millones de euros al año. “Si es inofensivo ¿Por qué dan tanto dinero?”, se preguntaban.

“No queremos el cementerio nuclear por capricho, nuestra lucha es legítima porque queremos a nuestra tierra, la que ha dado de comer a nuestros padres y la que queremos que alimente y mantenga a nuestros hijos”.

La plataforma, compuesta por 49 colectivos y numerosas personas a título particular, explicó también durante la lectura del manifiesto que “aunque herido, el cementerio nuclear (aunque no lo parezca por su nombre) puede todavía darnos muchos disgustos. Porque el PP, con Cospedal en la sombra, está maniobrando para conseguir que el ATC se instale en Cuenca”. Y eso, aseguran, a pesar de que la ex presidenta regional no tenga cargos políticos. “Sigue moviendo sus peones para conseguir adjudicar la obra principal (valorada en torno a 200 millones de euros) a sus amigos” y en este sentido creen que “el apoyo a la candidatura de Casado para la presidencia del PP, le permite amplia libertad de movimientos, sobre todo en Castilla-La Mancha”.

Abundan que “esta razón y no otra” por la que Rafael Catalá es diputado nacional por una provincia “que pretende representar aunque la desconozca. Fijaos que en todas sus comparecencias púbicas, se le pregunte o no, siempre habla del ATC”. En este aspecto, recordaban que el PP ha perdido en Cuenca  un 21% de los votos en las elecciones generales, respecto de las celebradas en 2016.

Reclaman una postura “inequívoca” de los partidos de cara al 26M

“El PP es el único partido que defiende contra todo y contra todos, la instalación de un cementerio nuclear inútil y en unos terrenos que no valen”. Ahora, en pleno proceso electoral autonómico y municipal, la plataforma defiende “la importancia” de votar a las candidaturas que se oponen a la instalación del cementerio nuclear y reclaman a los candidatos que “se pronuncien de forma inequívoca si quieren o no un cementerio nuclear en nuestra provincia”.

Finalmente, señalan la necesidad de “pelear con uñas y dientes para conseguir dos cosas: que se acorte al máximo el calendario de cierre de las centrales nucleares y así dejar de producir basura radiactiva; y por otro lado para que el ATC quede fuera del próximo plan de residuos radiactivos”.

Comparte este artículo: