Declaración de IzCa sobre las Elecciones Generales, Municipales, Autonómicas y Europeas

Comparte este artículo:

Declaración de IzCa sobre las Elecciones Generales, Municipales, Autonómicas y Europeas

En los próximos días/semanas se celebrarán nada menos que cuatro tipos de elecciones: Generales, Municipales, Autonómicas y Europeas. En cada caso nuestra posición es un poco diferente en cuanto al llamamiento al voto. En esta ocasión no participamos en general en candidaturas, salvo en algunas listas de las Municipales, en ninguna de las Generales o de las Autonómicas, y tampoco en las Europeas.

A través de esta declaración queremos expresar nuestra opinión sobre cada una de las consultas electorales que se van a producir entre el 28 de abril y el 26 de mayo.

Generales del 28 de abril.

Tal y como hemos expresado en nuestros editoriales, no creemos que los resultados de estas elecciones permitan formar un gobierno capaz de afrontar la solución de los problemas que afectan al conjunto de pueblos del Estado español, tanto los que son de naturaleza social como los de naturaleza política. En este sentido, nuestra opinión es que el Gobierno del Estado que se forme una vez completado el ciclo electoral antes no va a ocurrir en ningún caso- tendrá francamente difícil agotar la legislatura. La hipótesis más probable para nosotr@s es que se forme un Gobierno presidido por Pedro Sánchez con apoyos, en uno u otro formato, de Ciudadanos y/o de Podemos. Las expectativas de cualquiera de esas dos posibilidades no nos generan el menor entusiasmo. Ese Gobierno no conseguirá salir del enfangamiento actual por diversas razones, una de ellas y fundamental es que el Régimen monárquico postfranquista está en una fase de final de ciclo. Hemos llegado al momento en el que lo que hay que hacer es cambiar de Régimen; ningún Gobierno dentro de él podrá afrontar soluciones cabales a los problemas que nos afectan. El riesgo de un Gobierno de la derechona española no está totalmente conjurado, y estaremos en alerta por si esa hipotética posibilidad tuviera visos de materializarse. En relación con las Elecciones Generales hacemos especialmente un llamamiento a estar vigilantes para impedir un Gobierno de la derecha protofascista y, en cualquier caso, a reforzar la organización y la movilización popular en las luchas sectoriales y en la lucha por la República.

Elecciones municipales y autonómicas.

En relación con las Municipales, como hemos dicho, participamos en algunas candidaturas locales, tal como es el caso de Móstoles, Talavera de la Reina y Segovia. Como es lógico, en estos lugares hacemos un llamamiento explícito a que se vote a esas candidaturas (IU-Móstoles en Pie, Ahora Talavera e IU Segovia). En relación con el resto de candidaturas a las municipales, como criterio general, llamamos a votar a aquellas candidaturas en los ayuntamientos en los que de la presencia de ellas depende la permanencia o el acceso de un equipo de gobierno progresista, en términos generales, tal como es el caso de Valladolid Toma la Palabra (Valladolid), o de la candidatura Madrid en Pie Municipalista porque su presencia en el ayuntamiento de la capital puede ayudar a neutralizar, conjuntamente con el movimiento en la calle, los procesos de derechización del gobierno municipal.

Apoyamos, por supuesto, a todas las candidaturas que en el medio rural luchan por su defensa y contra el vaciamiento de Castilla.

En las Elecciones Autonómicas, tanto en Madrid como en las otras comunidades castellanas, no participamos en ninguna candidatura. Obviamente no nos son indiferentes los resultados en esas elecciones, aunque no tengamos la afinidad suficiente con ninguna cómo para habernos incorporado a ellas. Como criterio general, nos parece de interés que donde hasta ahora gobierna la derecha haya un cambio de gobierno, aunque a lo que surja no se le pueda llamar estrictamente como “gobierno de izquierdas”, tal como sería el caso de la Comunidad Autónoma de Castilla y León o la de Madrid; aun con esas limitaciones creemos que tendría interés ese “cambio”, partiendo de la base de que las Comunidades Autónomas tienen competencias sobre cuestiones tan sensibles como educación, sanidad, dependencia… y en esos temas suele haber ciertas diferencias entre las políticas implementadas por el PP y las implementadas por el PSOE.

En el caso concreto de Valladolid, y en relación con las elecciones autonómicas, hacemos un llamamiento a que se vote a la candidatura encabezada por José Sarrión (Castilla y León en Marcha). Consideramos que este activista ha hecho un trabajo útil para los movimientos sociales en la pasada legislatura y sería importante que siguiera de Procurador en las Cortes.

Elecciones Europeas.

Por último, en relación a estas, queremos decir lo siguiente: las elecciones al Parlamento Europeo eran el marco idóneo para dar un paso adelante muy significativo en la articulación de un proyecto político democrático, republicano y por el derecho a decidir. Es decir, un proyecto rupturista con el Régimen monárquico postfranquista de 1978. Para dar ese paso adelante estaban plenamente dadas las condiciones objetivas, y creíamos que también las subjetivas; desgraciadamente estábamos equivocad@s. Algunas fuerzas políticas han puesto por delante sus intereses particulares dejando de lado los intereses globales de los movimientos soberanistas y republicanos en el Estado español, y, por tanto, han renunciado a una posibilidad en la que la lucha política y electoral por la República y la autodeterminación hubieran ido de la mano.

Una candidatura en la que estuvieran incluidas todas las fuerzas soberanistas y republicanas del Estado era posible. En este caso el President de la Generalitat en el exilio hizo diversos llamamientos para que se constituyera una única lista soberanista y republicana en Cataluña. A partir de ese andamiaje seguramente no hubiera sido difícil dar el paso a una candidatura de todas las fuerzas soberanistas y republicanas del Estado. Esa era y es nuestra posición, y reiteramos que si no se ha hecho el esfuerzo en esa dirección es porque no ha habido el suficiente interés ideológico y político en ello.

La candidatura “Ahora Repúblicas”, a la que se nos ha invitado a participar una vez constituida esta en sus elementos nucleares, obviamente no es la candidatura de la que acabamos de hablar. No es un problema de nombre, que nos parece “muy bonito”, sino de cómo ha sido su proceso de construcción y el papel político que juega.

Desde el Movimiento Popular Castellano entendemos que si de verdad hay una voluntad de construir una candidatura con todas las fuerzas soberanistas y republicanas del Estado, hay que invitar a todas aquellas que tienen ese perfil a participar desde el inicio. La madurez de cada organización política, desde luego en nuestro caso es evidente, implica el saber qué planteamientos en términos de ubicación de candidat@s y distribución de tiempos en los escaños podemos demandar. Esta cuestión técnico-política no tiene nada que ver con las bases ideológico-políticas de una potencial candidatura de los diversos pueblos del Estado. Ni IzCa ni el conjunto del Movimiento Popular Castellano vamos a aceptar nunca participar en una candidatura en la que Castilla tenga un tratamiento discriminado con respecto a otros pueblos del Estado. Durante muchos años hemos demostrado una sensibilidad evidente en este tema en relación con otras naciones del Estado, con un coste importante de criminalización y represión hacia nuestra organización y nuestra militancia. No podemos admitir ahora que esa actitud se tenga hacia el Movimiento Popular Castellano organizado.

Además de estas cuestiones señaladas, y en relación con la situación en Cataluña, la candidatura “Ahora Repúblicas” -esperamos equivocarnos- puede jugar un papel al menos controvertido. El riesgo de que se intente construir una especie de neopujolismo-neoautonomismo está sobre el tablero político y creemos que hay que tener muy en cuenta esa expectativa.

La candidatura “Iniciativa Internacionalista – la Solidaridad entre los Pueblos”, de la que se cumplen ahora diez años, estuvo impulsada por el Movimiento Popular Castellano, aunque como es obvio para su implementación fue necesaria la colaboración de otras muchas fuerzas políticas de diversos ámbitos, muy especialmente de las izquierdas soberanistas. Esa candidatura respondía al espíritu que seguimos reivindicando, no caprichosamente, sino porque creemos que es el único camino que puede llevar a la derrota del Régimen postfranquista y a la construcción de Repúblicas.

Coordinadora Nacional de Izquierda Castellana, a 26 de abril de 2019

Comparte este artículo: