Un instituto culpabiliza a tres menores que denunciaron ser víctimas de agresión sexual en un viaje escolar: “Abrís la puerta a cualquiera”

Comparte este artículo:

El equipo directivo de un instituto de la provincia de Segovia culpa a tres alumnas de 15 años de la agresión sexual que denunciaron el pasado 27 de marzo, durante un viaje escolar a Lisboa. El centro convocó una reunión urgente el pasado martes para todos los alumnos de 4º de ESO. “Nos dijeron que los rumores tenían que parar”, relatan a eldiario.es. “Tenéis muy interiorizado el no es no, pero luego bien que abrís la puerta a cualquiera a las cuatro de la mañana”, dijo una docente vinculada a la Dirección de Estudios, ante 80 adolescentes que pasaron de la perplejidad a la indignación.

“En esa reunión también estaban las tres víctimas y una de ellas, a la que violaron, no dejaba de llorar, y esa profesora seguía y seguía”, lamenta una de las alumnas. No sólo se culpó a las jóvenes agredidas, se anunció en ese momento que se las iba a sancionar “por incumplir las normas”. La medida ha encendido los ánimos de los estudiantes, que preparan una carta de protesta y piden que se les sancione a todos, si es lo que quieren. “Han querido tapar todo y dicen mentiras, como que todo se quedó en nada porque las ayudaron los compañeros, no es verdad”, insisten.

Investigación policial en Portugal con detenciones

La presunta agresión sexual se denunció en Lisboa y la Policía lusa ha efectuado detenciones, según la Subdelegación del Gobierno en Segovia. Sin embargo, según explicó este jueves el portavoz de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago Juárez, las menores fueron examinadas por ginecólogos y se descartó la violación. El portavoz relató que las niñas habían “salido de fiesta a una discoteca”, que conocieron a unas personas y que, “burlaron la vigilancia del hotel” para que entrasen en la habitación. Una de las niñas acabó escapando de esa habitación para dar la voz de alarma sobre la agresión. La versión del Gobierno no coincide con la de los estudiantes con los que ha hablado eldiario.es.

El caso se conoció este miércoles, precisamente porque la reunión convocada por la dirección hizo que lo ocurrido se diese a conocer a prácticamente todo el alumnado. Hasta entonces era un secreto que conocían quienes participaron en el viaje.

Los jóvenes estaban alojados en un hotel lisboeta donde también se encontraban los jugadores de un equipo inglés, mayores de edad. Estudiantes y deportistas coincidieron en zonas comunes, hablaron y poco más hasta el pasado 26 de marzo. Según explicaron compañeras de clase a este diario, las víctimas estaban en su habitación, en la planta baja, y tres futbolistas llamaron a la puerta de la terraza y accedieron. La situación dejó de ser amistosa. Según relatan “les quitaron los móviles, violaron a una de ellas, realizaron tocamientos a otra y mantenían inmovilizada a la tercera hasta que se marcharon”.

“Decid que fue un susto”

Las chicas pidieron ayuda a una de las profesoras. Al día siguiente, sus compañeros fueron informados de que las tres estaban en el hospital “por una gastroenteritis”, pero la realidad es que estaban siendo atendidas por la agresión. En ningún momento las trasladaron a España, el viaje acabó el pasado sábado por la noche.

“Lo que nos dicen en el instituto es que si nos preguntan digamos que fue un susto que quedó en nada, pero no es verdad, y además les echan la culpa, es todo horrible”, dice una joven.

La situación no sólo ha enfadado y afectado a los alumnos, también a los padres. Una madre ha denunciado los hechos ante la Dirección Provincial de Educación, por la mala gestión del conflicto. “No avisaron a los padres de estas niñas hasta el jueves. Si le pasa algo a mi hija quiero saberlo desde el minuto uno. El inspector de Educación me dijo que hablase con el equipo directivo antes de denunciar, pero no he querido. Todos los alumnos han sido advertidos en una reunión y además culpan a las chicas. Pregunté si habían tenido asistencia psicológica y el inspector me dijo que para eso estaba los tutores”, manifestó.

Tampoco la Junta de Castilla y León ha hecho un buen papel: este miércoles, a través de una nota de prensa, la Delegación Territorial en Segovia se refería un “incidente escolar” en el que no se produjeron “consecuencias indeseadas” y destacando la puesta en marcha del protocolo existente por parte del profesorado. “¿Pero cómo no va a haber consecuencias indeseadas si las tres chicas fueron al hospital y a una le dieron la pastilla del día después?”, se preguntan sus compañeras. La versión que dio el portavoz de la Junta este jueves tampoco parece ajustarse a lo sucedido.

Eldiario.es intentó contactar, sin éxito, con el equipo directivo del instituto para conocer su versión de los hechos. Desde el centro se indicó que estarían reunidos “toda la mañana” y que no se estaban realizando declaraciones a los medios.

Concentración ante la Delegación de Educación

Segovia Feminista ya ha convocado una concentración el próximo miércoles a las 12,30 horas ante la Dirección Provincial de Educación. “Yo también abrí la puerta”, dice el cartel. A la repulsa generada por la agresión y el tratamiento informativo de la misma por parte de la Junta de Castilla y León se ha sumado Izquierda Unida Castilla y León. En una nota de prensa, el grupo ha mostrado su “asombro e indignación” ante las declaraciones del Gobierno autonómico. “Calificar en un primer momento una agresión como un incidente “escolar” y darlo como solucionado indicando que se había puesto en marcha el protocolo de actuación ante estos casos, evidencia el nivel de conocimiento y preparación que tiene el gobierno de Juan Vicente Herrera y sus distintas consejerías a la hora de actuar en materia de igualdad y feminismo”.

Intento de desviar la atención

Para Izquierda Unida se trata de un “intento de desviar la atención y poner el foco en lo que hicieron las víctimas, en lugar de hablar y actuar contra los agresores. Unos hombres agreden sexualmente a unas jóvenes segovianas en Lisboa, es ahí donde hay que poner el foco de atención y no cargarlo siempre sobre las víctimas, poniendo en cuestión su comportamiento”, indican en un comunicado.

IUCyL se dirige directamente al portavoz de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago-Juárez, que explicó este jueves que las menores habían salido “de fiesta a una discoteca y burlaron la vigilancia del hotel para meter en su habitación a varias personas”. “Las agresiones sexuales son una cuestión de poder, arremete y agrede quien puede y está impulsado hacia ello, en esta sociedad patriarcal ejercer poder y dominación sobre una mujer es una necesidad para muchos “varones””, le recuerdan.

Protección y ayuda psicológica

Por ello, demandan a la Junta a que “se ponga a disposición de las menores y sus familias en todo lo que necesiten, acompañen y garanticen que se adopten todas las medidas de protección, asesoramiento y ayuda psicológica hacia las menores y sus familias”. Además, piden un “contacto permanente” con la policía y la fiscalía de Lisboa, facilitando los datos y los medios que sean necesarios para continuar con la investigación y se juzgue a los agresores grupales. Izquierda Unida también insta la Consejería de Educación a que “se actúe de manera inmediata contra la jefatura de estudios por su intento de culpabilizar a las menores y amenazar con una sanción a las víctimas”. “Desde el Área de Mujer de IUCyL apoyamos y nos sumamos a todas las acciones que desde el movimiento feminista de Segovia se emprendan para exigir responsabilidad a la Junta y a la Delegación Provincial de Educación en Segovia”, finaliza el comunicado de la formación.

https://www.eldiario.es/cyl/instituto-culpabiliza-victimas-agresion-Interiorizais_0_885062516.html

Comparte este artículo: