Stop Uranio destaca las “dudas razonables” de la Comisión de Peticiones de la UE sobre la mina de Berkeley

Comparte este artículo:

La plataforma Stop Uranio, colectivo opositor a la mina de uranio a cielo abierto promovido por la empresa australiana Berkeley, califica de “muy positivo”, el encuentro mantenido días atrás con responsables de la Comisión de Peticiones del Parlamento europeo con el objetivo de resaltar “los incumplimientos de normativa de la UE” en el proyecto de mina y planta de tratamiento de uranio en Retortillo.

En este encuentro, según Stop Uranio, quedaron patentes las “dudas razonables acerca de la legalidad de los distintos procedimientos de autorización de la mina y planta de Retortillo-Santidad, escudándose la Comisión Europea en que la judicialización de esos procedimientos impide que se actúe desde Europa en defensa del cumplimiento de la normativa europea (Directivas Hábitats, Evaluación de Impactos, Marco del agua y Tratado Euratom)”.

Desde Stop Uranio valoran “muy positivamente” el acuerdo tomado por la Comisión de Peticiones en el sentido de mantener abierta la petición formulada en agosto de 2017, debiéndose dar en el seno de este órgano los siguientes pasos:

– Exigir a la Comisión Europea que abra un procedimiento de infracción a España por esos incumplimientos

– Visita de Europarlamentarios a la zona de la mina.

– Seguir incorporando información para reforzar las dos posibilidades anteriores.

Asimismo, en Stop Uranio también valoran muy positivamente que la Comisión Europea (el órgano ejecutivo de la Unión Europea) “reconozca que estamos lejos de que se autorice la planta de concentrados de Retortillo”. En este sentido, recuerdan que “el Consejo de Seguridad Nuclear español no tiene todavía toda la información necesaria para emitir el informe sobre la autorización de construcción de la planta”, y añaden que “para la puesta en marcha de esa planta se necesitaría otro permiso más, cuya consecución conllevaría el inicio de la labor minera, pero que es imposible que se obtenga hasta bien entrada la próxima década”.

Por otro lado, desde Stop Uranio agradecen el posicionamiento de los distintos europarlamentarios que apoyaron firmemente su postura contraria a la mina de Retortillo, “no manifestándose nadie en esa sesión a favor de la empresa minera”, y consideran “muy relevante que un eurodiputado portugués del bloque del Partido Popular europeo (Sr. Faria), pidiera firmeza a la Comisión en la defensa de los intereses de Portugal en este asunto”. A este respecto, desde la plataforma recuerdan que “no se llevó a cabo una información pública en Portugal de la mina de Retortillo con la excusa de que no hay efectos transfronterizos, pero no hay ningún estudio que avale esa tesis mientras la Agência Portuguesa de Ambiente dice que sí hay esos efectos”.

Desde Stop Uranio señalan que harán requerimientos al Estado español para que informe sobre la situación actual del proyecto minero y el cumplimiento de la normativa comunitaria y se preguntará al gobierno portugués acerca de si fueron informados del proyecto de Retortillo.

Finalmente, en esta reunión “quedó patente la inacción del Ayuntamiento de Retortillo en la construcción de una balsa y el desvío de la carretera comarcal SA-322 por parte de Berkeley Minera, así como en la tala indiscriminada de encinas realizada hace dos años. Por ello, “se exigirá la resolución del procedimiento sancionador abierto a la empresa y que sea condenada por ejecutar obras sin los permisos correspondientes”.

Comparte este artículo: