Más de un centenar de personas marchan contra los “destrozos” de la intervención del río Henares

Comparte este artículo:

Entre 150 y 200 personas acudieron a la marcha reivindicativa organizada por Ecologistas en Acción y el grupo local de WWF en Guadalajara. El principal objetivo de la protesta, explica Augusto Barcenilla, presidente de Ecologistas en Acción, es denunciar las obras planteadas en la ribera del río Henares en la capital provincial y presionar para que se detengan.

Se trata de unas obras que se enmarcan dentro de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado de la capital alcarreña y que han sido calificadas como “despilfarro” y “desvarío” por parte del Grupo Municipal Ahora Guadalajara. Así lo ha explicado también Barcenilla, que ha señalado que es una “barbaridad” la que se pretende llevar a cabo por parte del Gobierno municipal. Es, asegura el activista, un “destrozo” que supondrá la pérdida de un millón y medio de euros, en cuanto se produzca una avenida del río. “En los últimos años se han producido tres”, recuerda.

Marcha contra las obras en el río Henares

El recorrido de la marcha partió desde el puente Julián Besteiro y siguió hasta el puente árabe de la localidad, donde se han visto “los destrozos” que se han llevado a cabo hasta ahora. También se impartieron charlas breves acerca de los valores de la flora y la fauna que se pueden observar en el tramo y en todo el río. “Sin embargo, en el resto del río está protegido. Este es el único tramo que tiene peligro”, explica Barcenilla.

“Nuestro objetivo es la paralización de las obras y revertir la situación del río a su estado anterior, en el cual se conserva una vegetación de ribera muy bien desarrollada, tanto en árboles como en sotobosque”, afirma el conservacionista. Y es que,  con las obras, vaticina que se “eliminará” la fauna silvestre al construirse un parque urbano “puro y duro”.

Finalmente, recalcan que no tomarán medidas judiciales porque aceptan que se cumple la legalidad. “Pero, desde el punto de vista medioambiental consideramos que que la Junta de Comunidades ha hecho dejación de funciones y permite la destrucción de un hábitat importante”, concluye.

Comparte este artículo: