Concentración en Valladolid en defensa de la Revolución Bolivariana al grito de “Venezuela se respeta”

Comparte este artículo:

La Plaza de Fuente Dorada de Valladolid ha acogido la concentración del Movimiento de solidaridad con Venezuela en defensa del “proyecto político de carácter popular, antimperialista y socialista de la Revolución Bolivariana”. Han cargado contra la injerencia internacional y mostrado su rechazo a la “guerra imperialista” que en su opinión alientan gobiernos como el español al posicionarse del lado de Guaidó y las politicas de Trump.

Gritos de “Venezuela se respeta”, “Trump, Guaidó, la misma mierda son” o “no a las guerras imperialistas” han resonado en Fuente Dorada durante la concentración de entorno a medio centenar de personas con banderas venezolanas, castellanas o comunistas. A la movilización ha asistido el coordinador autonómico de Izquierda Unida, José Sarrión, portando un cartel con el lema “No a la guerra, no al golpe” y siendo el único representante político electo que ha mostrado su apoyo.

Salvo una patrulla de la Policía Nacional que durante unos minutos ha estacionado en la parada del autobús, la concentración se ha desarrollado sin presencia policial visible y sin incidentes, salvo dos episodios anecdóticos como el de una mujer venezolana contraria a Maduro que ha recriminado a los asistentes participar en este acto o un individuo que ha despreciado a las personas concentradas murmurando “iros a pasar hambre a Venezuela”.

En la concentración se han visto numerosos carteles con nombres de países que han sufrido conflictos armados de diversa índole instigados o protagonizados por Estados Unidos, como Panamá, Guatemala, República Dominicana, Haití o Chile en Latinoamérica, u otros territorios como Irak, Afganistán, Libia o Líbano: “No es por los derechos, es por el petróleo”, ha sido una de las consignas.

En el comunicado del Movimiento de solidaridad con Venezuela han mostrado su rechazo al Gobierno del Estado español: “Pedro Sánchez y el PSOE se han olvidado de cuando decían eso de ‘No a la Guerra’ y han optado por formar parte del golpe”, señalando “alto y claro” que “ninguna persona ni organización que se reclame progesista, de izquierdas o “del cambio” puede justificar o favorecer las posiciones de los golpistas”.

 

También se han referido a la moción presentada por el Partido Popular en el Pleno del Ayuntamiento de Valladolid, aprobada por el Grupo Socialista y Ciudadanos, en la que inicialmente se reclamaba a Sánchez que reconociera a Guaidó aunque se ‘autoenmendó’ para convertirla en una de apoyo al presidente por hacerlo, lo que en la práctica fue una excusa para atacarlo y desviar el debate político municipal: “Más les valdría preocuparse por la represión que se ejerce a nivel local o estatal”.

“Es un momento político que nos obliga a tomar una posición y hay quienes han decidido caminar al lado del imperialismo”, razonan en el comunicado leído durante la concentración, posicionándose “con el pueblo venezolano, su soberanía y su legítimo gobierno”: “Damos nuestro apoyo sin fisuras al proyecto político de carácter popular, antimperialista y socialista de la Revolución Bolivariana, reivindicamos sus logros y la legitimidad del presidente Nicolás Maduro”, han concluido entre gritos de “Venezuela se respeta”.

Comparte este artículo: