«En Castilla y León es donde más politizada está la sanidad»

Comparte este artículo:

-¿Dónde se ve a partir de mayo?

-Tengo una plaza de funcionario sanitario de la Junta, pero no tengo plaza reservada.

-¿Le gustaría seguir en política aunque fuese en segunda línea?

-Yo creo que hay que dar paso a gente nueva y también descansar un poco. El trabajo de esta Consejería es complicado en intensidad y dedicación y también conviene tener un poco de tiempo para leer, atender a la familia…

-¿Se va satisfecho de su labor?

-No me voy con mal sabor de boca. He sido responsable de la sanidad dos legislaturas, posiblemente de las más complicadas, y he sido capaz de sostenerla y con buenos resultados. Lo más negativo es que el debate político ha sido de mucha incomprensión y eso genera una mala sensación pero yo se lo atribuyo a quienes tienen mala catadura política no a la propia situación. Igual que en la vida misma, en la política hay gente mala y gente con altura, con rigor, con independencia de sus posiciones. No hemos tenido grandes políticos en los debates parlamentarios en la Comunidad. Ese nivel se nota.

-¿Está muy politizada la sanidad en Castilla y León?

-Sin duda, donde más. Los datos objetivo nos dicen que son mucho más positivos en Castilla y León que en otras comunidades como Andalucía o Castilla-La Mancha donde una parte de quienes generan movilizaciones no están actuando.

-¿Ha sido usted en el Gobierno el «poli malo»? En los plenos acapara las preguntas orales

-El máximo de preguntas en un pleno ha sido de seis. Yo represento al 43 por ciento del gobierno en términos presupuestarios. Y si además hay un interés explícito de la oposición en utilizar un tema que desde el punto de vista social es muy sensible… ¿Quien no va a decir que está en contra de la privatización de la sanidad o que está por la sanidad pública? Yo soy el primero que me manifiesto.

-¿Qué lamenta no haber hecho?

-No haber conseguido una Primaria más potente y algunas cuestiones que tienen que ver con la salud mental.

-¿Un consejo para su sucesor?

– Yo le diría que no olvide la negociación y el talante con los profesionales. Ese es nuestro principal valor para seguir sosteniendo la sanidad. Y, tal vez, algo que yo he hecho seguramente mal y es tener un poco más de impacto con las cosas que hacemos. En otras consejerías, temas aparentemente menores se venden mejor. Y al final, quienes hablan mal de la sanidad parece que son los que están en el candelero.

-¿Cree que no ha vendido bien la sanidad pública?

-Esto también es el debate de la política. La mejor venta de la sanidad es la que perciben los pacientes. En ese sentido estoy contento.

-Las críticas, ¿se han ‘cebado’ en usted?

-Sí que en la opinión pública se ha podido generar esa idea. Pero entre los profesionales, en estos últimos siete años no hemos tenido muchas movilizaciones de los profesionales. Los médicos han tenido un comportamiento estupendo y comprometido.

 

Comparte este artículo: