Protesta ciudadana en Ponferrada contra el cierre de las urgencias pediátricas de Pico Tuerto, que ahora la Junta niega

Comparte este artículo:

Ante la protesta anunciada este domingo en Ponferrada, la Junta aseguró este viernes que “la Gerencia de Asistencia Sanitaria del Bierzo en ningún momento se ha planteado el cierre”

Cerca de 100 personas han protestado esta tarde de domingo 3 de febrero por la inminente eliminación del servicio de atención primaria de urgencias de Pediatría del centro de salud de Pico Tuerto de Ponferrada, anuncio hecho por el propio consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, este pasado martes cuando abogó por concentrar las Urgencias de Pediatría en los hospitales de la Comunidad y así suprimir los cuatro Puntos de Atención Continuada (PAC) en los centros de salud, incluyendo el de Ponferrada. Ante la iniciativa de la ciudadana, Maite Fernández, de protesta, desde la Junta de Castilla y León aseguraron este viernes que “la Gerencia de Asistencia Sanitaria del Bierzo en ningún momento se ha planteado el cierre de las urgencias pediátricas” de este centro de salud. 

La organizadora ha dicho sentirse “muy satisfecha por el apoyo recibido de los bercianos y esta protesta es una forma de hacerle ver a la Junta que somos una misma voz en lucha de una sanidad pública de calidad”. Además, ha recalcado que “la unión hace la fuerza”, ya que “la Junta ha dado marcha atrás en su decisión de eliminar este servicio de Ponferrada”.

Problemas en los consultorios médicos del Bierzo

Esta protesta se suma a los múltiples problemas  en los consultorios médicos del Bierzo. Molinaseca ha sido el último municipio que ha protestado este pasado sábado 26 de enero,ante la Casa Consistorial con el objetivo de protestar por el “mal funcionamiento” del consultorio médico. Asimismo, Cabañas Raras, Congosto y Fuentesnuevas, han sido otros de los lugares afectados donde los pacientes se enteraron de la falta de médico de familia gracias a un cartel colocado en la puerta de cada centro sanitario, que les derivaba al centro de salud de Cuatrovientos o al servicio de urgencias de Pico Tuerto.

Ante esto, el director de la Gerencia, Luis María Zorita-Viota, explicó que esta situación de falta de profesionales sanitarios se debía a que casi una veintena de médicos de familia estaban de baja o de permiso, pero antes de finalizar el mes de enero designarían sustitutos o se reincorporarían para cubrir sus puestos para “volver a la normalidad”

 

Comparte este artículo: