Corriente de críticas en torno a los exámenes para aspirar a las plazas de formación sanitaria especializada

Comparte este artículo:

Las críticas más repetidas han sido las relativas a los errores existentes en las hojas de respuestas, que llevó a los delegados de las aulas a detener la prueba para explicar la forma de solucionarlos, y también la orientación de algunas preguntas del EIR que para muchos alumnos eran más propias del MIR

Este pasado sábado, 35.114 aspirantes optaban a una de las 8.402 plazas convocadas para el total de las siete titulaciones de acceso a la Formación Sanitaria Especializada. De esos más de 35.000 aspirantes, algo más de dos mil lo hacían en Castilla y León. De todas las plazas convocadas, 6.797 plazas son para MIR para las que estaban admitidos 15.477 aspirantes; 1.092 plazas para EIR, para las que estaban admitidos 12.937 aspirantes; 267 plazas para FIR; para las que estaban admitidos 1.334 aspirantes; 141 plazas de PIR, con 4.072 aspirantes; 49 plazas de BIR, con 789 aspirantes; 22 plazas de QIR, con 298 aspirantes; y 34 plazas de RFIR, para las que estaban admitidos 207 aspirantes.

En Salamanca eran 1.070 los que se examinaban, la mayoría para medicina y enfermería, aunque también habrá quien lo haga en las otras materias como biología, farmacia, psicología, química y radiología. Valladolid era la otra ciudad de la comunidad que también albergaba el examen, y serán más de 1.200 los que se presenten.

El número de preguntas del examen para todas las titulaciones era de 225 más 10 de reserva al igual que el año pasado, aunque se establecía como novedad el hecho de que hasta 35 preguntas estarían encabezadas por imágenes, el 15% del total. Se mantenía el formato de las preguntas con 4 opciones de respuesta y también se mantenía el mismo formato de las hojas de respuestas con el mismo sistema multimarca del pasado examen.

Las reacciones tras los exámenes han sido variadas, pero las críticas van dirigidas principalmente en dos direcciones. Por un lado, las erratas en la numeración de algunas preguntas en la hoja de respuestas. En concreto, según informa Redacción Médica, donde debería aparecer el número 191 de respuesta en la hoja, aparecía duplicado el 190. Además de eso, como segunda errata, también aparecía duplicado el número 205 y no aparecía el 207 que corresponde en la numeración. Esto ocurrió en todos los exámenes por especialidades y a nivel nacional. Los delegados de las diferentes aulas transmitieron la situación a los alumnos explicándoles cómo proceder y ofrecieron 15 minutos más de margen para poder concluir el examen.

“Plantilla de respuestas en la que estás dudando cada pocas respuestas que pasas para ver si ya llega la duplicada y no te equivocas. Perder tiempo y concentración en varias ocasiones intentando no confundirte no se arregla con 15 minutos”, lamentan algunos de los estudiantes a través de mensajes vertidos en las redes sociales, con un visible enfado.

La segunda crítica más repetida entre los estudiantes es relativa al examen de la especialidad de enfermería. Consideran que la redacción y la orientación de las preguntas van más enfocadas al MIR que al EIR. “Qué desmotivante es que estudies con toda la ilusión para una especialidad y te encuentres con exámenes que no tienen casi nada acerca de tu profesión, preguntas y respuestas mal expresadas, planilla de respuestas con errores…”, lamentaba otro de los estudiantes presentados al EIR.

Comparte este artículo: