Medio millar de personas exige el servicio de Pediatría en Guardo

Comparte este artículo:

Ni la lluvia ni el frío pudieron con el cerca de medio millar de personas que se concentró frente a las instalaciones sanitarias de Guardo para pedir, una vez más, un pediatra que atienda a los centenares de niños y niñas con los que cuenta la zona en estos momentos.
Pasadas las 12 horas, los vecinos fueron llegando a la movilización promovida por cinco Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (Ampas) de Guardo y dos de Santibañez de la Peña y Velilla del Río Carrión, para luchar por un servicio sanitario de calidad en la comarca norteña.
A las puertas del Centro de Salud, representantes de estas agrupaciones leyeron un manifiesto a través del que pidieron a las administraciones, y de manera urgente, especialistas en medicina infantil. «No gozamos de una Atención Primaria en igualdad de condiciones que los entornos urbanos», apuntaron al respecto.
«Nuestros hijos tienen derecho a un servicio sanitario completo y de calidad», «exigimos al consejero de Sanidad de la Junta medidas de carácter urgente para la situación desfavorable del Alto Carrión» o «reclamamos el derecho a vivir en los pueblos de forma digna y la unión de todos para conseguir el objetivo», fueron algunas de las frases más destacadas en el acto y que arrancaron el aplauso de todos los presentes.
Una situación que, como recordaron en el manifiesto, viene de lejos, ya que empezó a ocurrir en 2014 y 2015, volviendo a suceder el 31 de enero de 2018, cuando la última pediatra asignada dejó la plaza en favor de otro destino.
El acto finalizó con una nueva y sorprendente medida de presión donde los congregados accedieron al Centro de Salud para emitir numerosas quejas.
Ese momento colapsó las instalaciones, provocando que los trabajadores pidieran incluso los DNI de los vecinos que querían emitirlas, dando problemas a la hora de reflejarlas en los escritos.
Cabe destacar, además, que debido a esta situación, la Gerencia ordenó a los responsables en administración habilitar una sala destinada a las personas que estaban emitiendo sus reclamaciones.

Comparte este artículo: