Al menos 168 detenidos en París por las nuevas protestas de los chalecos amarillos

Un grupo de chalecos amarillos ondea una bandera francesa mientras al fondo un coche sucumbe a las llamas, ayer en el centro de París (Geoffroy Van Der Hasselt / AFP)
Comparte este artículo:

Noventa y cinco personas han sido detenidas este sábado en París en una nueva jornada de actividad de los chalecos amarillos. Durante las primeras horas del día reunieron a unas 1.000 personas en la capital francesa, lo que supone una movilización mas débil respecto a la semana pasada, informa la Prefectura de Policía.

El último balance del Ministerio del Interior destacó que en todo el país hubo 66.000 manifestantes y, solo en París, unos 4.000, frente a los 136.000 y 10.000, respectivamente, de hace siete días.

A lo largo del día se contabilizaron unos 4.000 manifestantes en París, según informa el medio francés Liberation. Hace una semana a esa misma hora, hacia las 11.00 horas, las fuerzas del orden habían arrestado a unas 500 personas por formar parte de grupos susceptibles de protagonizar actos violentos o por estar en posesión de objetos que podían utilizarse para ello.

Este es el quinto sábado consecutivo de manifestaciones. La del pasado convocó a unas 125.000 personas en todo el país y a 10.000 en la capital. El impacto de este fin de semana, pese a los detenidos, es mucho menor que el vivido en sábados previos, ya que hace siete días los arrestados se contaban por miles.

Los chalecos amarillos mantuvieron esta nueva jornada pese a las medidas anunciadas el pasado lunes por el presidente, Emmanuel Macron, en las que anunció una subida de cien euros al mes del salario mínimo y una bajada de impuestos a pensionistas y trabajadores.

Como en las últimas semanas, los Campos Elíseos son el epicentro de la convocatoria parisina, en medio de un amplio dispositivo de seguridad que incluye registros a quienes quieren acceder a esa avenida. Todas las líneas de metro en los aledaños han sido cortadas y las líneas de autobuses desviadas.

Una vez más, monumentos cerrados

Al igual que la semana pasada, diversos monumentos, museos y comercios parisinos cerrarán sus puertas como medida de seguridad, como el Arco del Triunfo, el Panteón, la Santa Capilla, el Petit Palais o el Museo de Arte Moderno.

En cambio, esta vez sí abrirán otras como la Torre Eiffel, el Museo del Louvre, la Ópera de Bastilla y la de Garnier, el Museo del Hombre o los grandes almacenes Printemps, Lafayette o BHV.

El prefecto de policía de París, Michel Delpuech, explicó ayer que el dispositivo de seguridad será “parecido al de la semana pasada”, cuando hubo 8.000 agentes apoyados por camiones con mangueras de agua a presión e incluso de blindados de la Gendarmería para desmontar barricadas

Comparte este artículo: