CS 13Rosas:“Vamos a pelear por la absolución,estamos convencidos de que esto es un montaje policial”

Comparte este artículo:

Elena y Jesús, dos activistas de Alcalá de Henares se enfrentan a una petición de dos años de prisión para cada uno, como consecuencia del asalto policial a la sede del PCE de Alcalá, el C.S. 13 Rosas, en la noche del 14 de febrero de 2014, cuando agentes de la policía nacional accedieron sin autorización judicial al local acompañados de las cámaras del programa “Policías en acción” y detuvieron a los dos jóvenes. Desde La Haine, hemos charlado con Jesús, quién nos explica este enésimo montaje policial.

¿Qué es el Centro Social 13 Rosas?

El Centro Social 13 Rosas es la sede del PCE de Alcalá de Henares, la cuestión es que no sólo funciona como sede, sino que funciona como Centro Social y es un espacio de confluencia de distintas movimientos sociales. En aquel entonces, el 2014 que la cosa a nivel social estaba bastante mejor que ahora, se juntaban allá el movimiento estudiantil, el movimiento antifascista, el movimiento por la vivienda, se hacían actos LGTB, feministas… todo lo que se movía tanto por Alcalá como por la zona del corredor del Henares, que es nuestro ámbito de actuación, conocía el 13 Rosas y se juntaba ahí. El Centro hacia una labor de encuentro y movilización de todo el corredor del Henares. Por eso pensamos que la elección de la policía de entrar en nuestro centro no fue casual, ya que respondía justo a la labor que hacía el 13 Rosas de juntar los distintos movimientos y ponerlos en común.

¿Qué ocurrió aquella noche del 14 de febrero de 2014?

Aquel 14 de febrero de 2014 estábamos celebrando un acto antirrepresivo para explicar las leyes mordaza, que aún no habían entrado en vigor, y después de la charla hicimos una fiesta antirrepresiva. Sobre las 3 de la mañana quedábamos en el local unas 7 u 8 personas y en eso apareció la Policía Local de Alcalá de Henares, yo salí para ver que querían y según ellxs un vecino había denunciado porque la música estaba muy alta. Esta fue la primera excusa, que más tarde fue cambiando, de hecho, esa supuesta denuncia posteriormente nunca se ha encontrado. Nosotrxs quitamos la música y ahí debería de haber acabado todo, pero la policía empieza a decir que quiere acceder al interior del local, yo le digo que no se confunda, que esto es la sede de un partido político, que no tiene que entrar por que no hay ningún motivo, y que, aunque lo hubiera, sin orden judicial no le íbamos a dejar entrar.

Empezamos a discutir y apareció también la Policía Nacional, acompañados, ante nuestra sorpresa, de un equipo del programa de La Sexta “policías en acción”, la nacional también nos dijo que querían acceder al local, yo les dije lo mismo que le dije a los locales, que sin orden judicial no iban a entrar, a lo que uno me respondió “¿cómo que no vamos a entrar?”, y a la que fui adentro para coger mi carnet e identificarme, dieron una patada en la puerta y entraron dentro unos veinte agentes. En el interior empezamos a discutir con ellos, pidiéndoles la orden judicial, a lo que se negaban, y cuando el policía se cansó de discutir me esposó y me llevo para fuera, mientras me llevaban afuera comenzaron a cargar dentro, en esta carga hubo 5 personas heridas y detuvieron también a Elena. Después nos llevaron a la comisaría de Alcalá de Henares donde pasamos la noche.

En la grabación que hizo la Sexta, que nunca llegó a emitirse, entre otras cosas aparece el registro de la sede que hizo la policía, es en esas imágenes donde se oye la respuesta de un policía a un compañero ante sus protestas: “Esto os pasa por vuestra ideología”, le espetó un agente. Además, también intentaron acceder al ordenador del partido, el cuál se encontraron oportunamente apagado.

A nosotrxs nos pusieron a disposición judicial y todas las preguntas que nos hizo la jueza de instrucción y la fiscalía iban en torno a donde militábamos, si conocíamos a tal o cual persona… A nosotrxs en aquel momento no nos cabía en la cabeza, aún no acabábamos de ser conscientes de que se trataba de un caso político. Nos pusieron las medidas cautelares, entre ellas ir a firmar los días 1 y 15 de cada mes, con las cuáles llevamos más de 4 años y medio después.

Después de toda esta instrucción que ha durado 4 años y medio, de la dilación en la instrucción que es una medida punitiva ya en sí, sobre todo teniendo que ir a firmar cada quince días durante todo este tiempo, llega el escrito de la fiscalía y nos piden 2 años de prisión a cada uno por atentado y lesiones más varios cientos de euros en concepto de “fianza”.

Desde el PCE, ¿se denunció el asalto policial a la sede?

El partido desde el primer momento se querelló contra la policía y hay 4 agentes imputados, el partido les pide una indemnización por daños en su imagen, allanamiento de morada y detención ilegal.

Manifestación de apoyo a lxs encausadxs

¿Cuál es el relato que hace la Policía para acusaros de atentado a la autoridad y lesiones?

Según la primera versión policial la policía local acudió por una denuncia de un vecino y la policía nacional acudió ante una llamada de la policía local que dijo verse desbordada ante las 7 personas que estábamos en el local. Más tarde dijeron que era una inspección administrativa rutinaria. Además del absurdo de hacer una inspección rutinaria en la sede de un partido político a las 3 de la mañana, no existe ningún documento en el ayuntamiento que hubiera autorizado dicha inspección. El relato policial sigue contando que yo le propiné un puñetazo a un policía y Elena una bofetada con la mano.

Decías antes que la elección del CS 13 Rosas no fue casual ¿Qué motivación crees que tenía la policía para asaltar de esa manera la sede de un partido político?

Teniendo en cuenta el contexto en que nos movíamos, lo que querían hacer era frenar la función que el CS 13 Rosas estaba llevando a cabo. Alcalá de Henares no había visto una época de movilización tan potente en mucho tiempo, en todos los ámbitos, estudiantil, movimiento antifascista, de vivienda… Y concretamente Elena y yo hacíamos una labor de coordinación entre los distintos movimientos y todo giraba en torno al Centro Social 13 Rosas. Su objetivo era, por un lado, quitarse de en medio al que cogiesen y ponerlo de cabeza de turco de un proceso judicial, y por otro lado meter miedo en todo el entorno que rodeaba al Centro Social. Lo que querían era montar un show televisado para criminalizarnos y, en consecuencia, deslegitimarnos.

A nivel personal, ¿Cómo estáis llevando todo este proceso?

Al principio lo hemos llevado bien, aunque si que hemos tenido un momento de bajón cuando ha llegado el escrito de fiscalía, el peso de todo este tiempo lo hemos notado en este momento en que nos piden 2 años de prisión a cada una. Pero tras ese bajón ya estamos otra vez de vuelta, estamos determinados a pelear por la absolución total, no vamos a aceptar ningún tipo de trato o acuerdo, nosotrxs estamos convencidos de que esto es un montaje policial y lo que nos vamos a dedicar ahora es en volcarnos para difundir el caso, apoyarnos en nuestrxs compañerxs, ayudar a otrxs represaliadxs y montar una gran campaña de denuncia de este caso.

Para esa campaña, ¿Qué tenéis pensado?

Tenemos muchas cosas pensadas porque llevamos trabajando el tema desde el 2014, todo este tiempo hemos estado llevando a cabo la difusión del caso tanto en redes sociales como en distintas charlas o actos, tanto dentro de Madrid como en otras ciudades. Hemos estado en contacto permanente con todos los movimientos antirrepresivos que hemos podido para apoyarnos entre nosotrxs.

De cara al aniversario que es el 14 de febrero vamos a hacer una movilización en Alcalá de Henares y nuestro objetivo es que el tejido social alcalaíno se vuelque con el tema. También vamos a hacer un festival de cara a primavera para recaudar fondos para hacer frente a nuestro proceso y también apoyar a otrxs represaliadxs. Seguiremos en contacto con otros movimientos antirrepresivos y haciendo charlas en otras ciudades para difundir el caso.

¿Cuál crees que es el motivo de la ola represiva que ha golpeado a los movimientos sociales estos últimos años?

Hace unos años había un auge de la movilización social, no solo cuantitativa, sino cualitativamente, se crearon distintos movimientos o se vivieron distintas movilizaciones con un gran respaldo social, como puede ser la PAH o las revueltas vecinales de Gamonal. El Estado en un primer momento ha querido dar una respuesta represiva porque ese auge iba asociado a un proceso de deslegitimización de instituciones básicas del Estado como la Policía, la monarquía, etc… La represión ha sido la respuesta para cortar la cabeza de esos movimientos y para deslegitimarlos de cara a la opinión pública.

Pero pasado ese primer momento, y ahora que la correlación de fuerzas ha cambiado y el escenario para los movimientos sociales ya no es tan favorable, pretenden alargar esta ola represiva y sentar unas nuevas bases del orden. Como la correlación de fuerzas ha cambiado, ahora se pueden permitir el apretar un poco más, y eso es lo que estamos viviendo en estos momentos.

¿Cómo se puede ayudar a vuestra causa?

Para ayudar a nuestra causa lo fundamental es la difusión, es un caso desconocido, de un pueblo de la periferia de Madrid, que hace que pase desapercibido. Se pueden organizar actos, charlas, acudir a los que se organicen, hacer encarteladas, difundir la información por las redes sociales… Lo importante es hacer saber que es un montaje policial para justificar el asalto a la sede de un partido político y es también un intento de deslegitimar el tejido social alrededor del Centro Social 13 Rosas.

Muchas gracias, Jesús, y mucha suerte y ánimo!

@Boro_LH

Comparte este artículo: