Una asociación de Laguna de Duero consultará a los vecinos si quieren una República

Cartel en el que se anuncia la fecha de las votaciones en la primera consulta republicana de la Comunidad.
Comparte este artículo:

«Se trata de dar voz a los vecinos de Laguna de Duero, por lo que podrán participar en la consulta las personas mayores de 16 años domiciliadas en el municipio. Puesto que no es posible acceder al censo, ni garantizar un control estricto, en ningún caso planteamos un referéndum. Sí hacemos un llamamiento a que la gente interesada en participar lo haga con honradez. Las papeletas contarán con una pequeña introducción y dos preguntas: ¿Quiere usted poder decidir la forma de Estado? y en caso afirmativo, ¿quiere que esta sea una República?».

Así explican cómo será la consulta que la recién creada asociación Laguna Decide ha organizado para el sábado 15 de diciembre, y que será completada previamente con actos de debate político, pedagógico e histórico y «también alguno de carácter lúdico». «Seguimos la estela de la consulta realizada en Vallecas y de las que están en marcha en Vicálvaro –se realizará el 24 de noviembre– y en Móstoles. Nos consta que existen otras propuestas en diferentes pueblos y barrios de Madrid para extender la iniciativa», apuntan fuentes del colectivo.

La de Laguna de Duero será la primera consulta de este tipo en la provincia de Valladolid y en toda Castilla y León, «por lo que deseamos que se constituya como un ejemplo de trabajo que inspire futuras consultas en otros municipios o barrios, a las que ofrecemos nuestra experiencia organizativa». La iniciativa parte de Laguna Decide, un colectivo «abierto a la incorporación de todos los vecinos y vecinas que deseen participar». Está formado por personas de distintas afiliaciones, procedencias y sensibilidades ideológicas que «tenemos interés en llevar a cabo esta campaña sobre el derecho a decidir la forma de Estado».

Los promotores de la consulta consideran que vivimos unos momentos de «crisis total del régimen del 78 que afectan a lo económico, lo social, lo institucional y lo territorial, así como a la legitimidad del régimen en sí mismo; la monarquía se revela como el mayor puntal de todo este entramado de poder y también como la entidad más desprestigiada».

Comparte este artículo: