Los casi 4.000 represaliados del franquismo en Ciudad Real ya tienen nombre

Comparte este artículo:

El proyecto ‘Mapas de Memoria’ se refleja en el libro ‘Para hacerte saber mil cosas nuevas. Ciudad Real 1939’ editado por la UNED en colaboración con la Diputación

Los familiares de los represaliados han abarrotado el Paraninfo Luis Arroyo en el campus de la Universidad de Castilla-La Mancha

 

Diez años de investigación ha sido el tiempo que ha necesitado un grupo de antropólogos e investigadores para poner nombre a los casi 4.000 represaliados del franquismo que se contabilizaron en la provincia de Ciudad Real.

 

Un libro, titulado ‘Para hacerte saber mil cosas nuevas. Ciudad Real 1939’, editado por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) en colaboración con la Diputación de Ciudad Real, se ha presentado en Ciudad Real, y ha sacado por primera vez a la luz los nombres y trayectorias vitales de todos los que sufrieron esta violencia.

Más de 1.100 personas han abarrotado el Paraninfo Luis Arroyo de la Universidad de Castilla-La Mancha, la mayor parte familiares de represaliados que no han querido perderse la presentación del libro, ni dejar de conocer los testimonios de muchas de las personas que han sufrido la pérdida de sus familiares y que hoy han contado públicamente sus experiencia vitales.

El proyecto Mapas de Memoria ha puesto nombre a las casi cuatro mil víctimas mortales de la represión franquista en la provincia de Ciudad Real.

Y lo ha hecho, según ha explicado el catedrático de Antropología Social de la UNED y coordinador del libro, Julián López García, con cien relatos biográficos que completan el libro para comprender las dimensiones emocionales, sociales y políticas de esta época trágica de la historia de España.

Julián López ha señalado que el libro, además de recoger y sacar a la luz los nombres de las víctimas, aporta una valiosa información de cómo la represión afectó especialmente a las mujeres.

También ha explicado que este trabajo les ha permitido identificar cómo la represión se cebó con tres grupos profesionales especialmente, los ferroviarios de Alcázar de San Juan, los mineros de Puertollano y los jornaleros repartidos por todos los lugares de la provincia.

Además, han podido identificar los perfiles de los represaliados, el 60 por ciento de ellos socialistas, el 20 por ciento anarquistas, el 15 % comunistas y el resto, republicanos.

Pero, sin lugar a dudas, ha apuntado, lo más importante de este libro es que recoge cien pequeñas biografías de víctimas del franquismo, que han querido que sean “representativas de los que no salen, en definitiva, de todos aquellos que murieron”.

“Estas cien historias seleccionadas recogen experiencias de sufrimiento y dolor”, pero también, “experiencias de dignidad que hoy salen a la luz pública”.

Julián López ha apuntado que sería imposible agradecer a “tantas y tantas personas” el apoyo que han prestado para que el libro salga adelante.

Ciudad Real fue una de las provincias españolas donde la violencia de posguerra fue más intensa y uno de los lugares donde hasta ahora menos se había investigado.

El proyecto Mapas de Memoria ha querido acabar con esta anomalía histórica a través de la información que este equipo interdisciplinar de investigación, en estrecha colaboración con los familiares de las víctimas, ha sacado adelante.

Comparte este artículo: