Para Luis Ocampo “es un orgullo” la petición de cárcel por “luchar contra la corrupción y por la República”

parte del público asistente
Comparte este artículo:

Durante la tarde de este miércoles se ha celebrado, en el Ateneo Republicano de Valladolid, un acto de apoyo a Luis Ocampo, conocido activista valliosoletano detenido durante la manifestación “Rodea el Congreso” de 2014 al que la Fiscalía pide 18 meses de cárcel. Sin embargo, en los vídeo proyectados se observa como el ahora acusado recibe varios puñetazos en la cara, entre otros golpes. Según ha declarado, “es un orgullo” que esta acusación sea “por luchar contra la corrupción y por la República”.

Luis Ocampo fue el protagonista de un acto de apoyo al que asistieron representantes políticos y de movimientos sociales, ante la petición de la Fiscalía de 18 meses de cárcel por su participación en la manifestación celebrada el 4 de octubre de 2014 en Madrid. Según explicó, tras la presentación del escrito de su defensa, se fijará la fecha del juicio, con lo que anuncia una campaña “en todos los sitios de Castilla”.

Antes del comienzo del acto se proyectó un vídeo en el que se recogen diversas imágenes de la manifestación y actuación policial. En uno de ellos, casi en primer plano, se ve cómo recibe varios puñetazos en la cara por parte de la Policía mientras sujeta la pancarta. En otros se ven distintos golpes, porrazos y patadas tanto a él como al resto de manifestantes, incluidos medios gráficos que documentaban la acción.

La segunda parte repasa algunos de los pasajes de la declaración del jefe del operativo policial en el juzgado, despertando incluso las carcajadas del público que abarrotaba el Ateneo Republicano de Valladolid cuando éste defendía que los golpes con la “defensa” se dirigían a zonas no lesivas pero los manifestantes “se movían”, entre otras argumentaciones un tanto peregrinas. También se refería a Ocampo como “el único que llevaba guantes de toda la concentración” para identificarlo como su agresor, algo respondido con sorna por el ahora acusado preguntándose si habría revisado a cada una de las personas que participaron.

“Las actuales generaciones no sabemos lo que es vivir en democracia”, argumentando que si así fuera el pueblo debería elegir a su jefe de Estado y no “mantiene a una persona que nombró Franco”, al que calificó como “genocida”. Para Ocampo “el régimen del 78 se está deteriorando a pasos agigantados, pero se puede mantener”, haciendo autocrítica y asegurando que sería necesario “una alternativa, pero por desgracia hoy no la hay”. Advirtió de que en caso contrarío “el fascismo tendrá el terreno completamente abonado”.

“No me preocupa lo más mínimo la petición de la Fiscalía”, es más, para Luis Ocampo “es un orgullo que sea por luchar contra la corrupción y por la República”. Recordando a Doris Benegas, también implicada en estos hechos, aseguró que “si estuviera aquí compartiría mis palabras”. No obstante, aseguro que no tiene “ninguna gana de ir a la cárcel” esperando que no llegue el caso, concluyendo su intervención al grito de “¡venceremos!”.

Antes de su intervención tomaron la palabra el resto de invitados al acto, como Jose Alberto Blanco, presidente del Ateneo Republicano de Valladolid, lamentando que la Policía “siempre tiene que echar la culpa a los que han sufrido su agresión”. Para Blanco, como abogado, “las autoridades no tienen que tener una sobreprotección”, lo que en su opinión demuestra que “no somos iguales” ante la ley. José Sarrión, portavoz de Izquierda Unida en Castilla y León, aseguró que “no es una agresión a Luis Ocampo, es una agresión a todas nosotras”, en referencia a las personas que mantienen la lucha y movilizaciones en la calle.

“Me apetece atentar contra los sentimientos religiosos: este vídeo es para cagarse en Dios”, aseguró Daniel García, de Anticapistalistas Valladolid, al principio de su intervención. Lamentó que “la represión ha bajado hasta lo municipal”, exigiendo la derogación y no reforma de la “Ordenanza Mordaza” en Valladolid, además de la ley estatal que comparte apodo. La representante de las plataformas en defensa de la sanidad pública, Ana García, donde Ocampo ha sido uno de sus principales instigadores, aseguró que la policía le tenía en su punto de mira ya que es un “activista con una gran capacidad de convocatoria y eso jode mucho”. Durante su intervención, dio lectura al manifiesto suscrito por los diferentes colectivos que componen la coordinadora en Castilla y León de apoyo a Luis Ocampo.

Intervención de Jose Alberto Blanco, presidente del Ateneo Republicano de Valladolid. FOTO: Jorge Ovelleiro
Intervención de Jose Alberto Blanco, presidente del Ateneo Republicano de Valladolid. FOTO: Jorge Ovelleiro

Aurelia Fernández, de la Coordinadora Contra el Narcotráfico de Pajarillos, reconoció el compromiso tanto de Luis como de Doris con su causa. Citando con nombres y apellidos al que fuera Jefe Superior de la Policía de Castilla y León, posteriormente a nivel estatal y responsable de la agresión que se denunció con el vídeo, apodado “El Bárbaro”. Lo describió como “un auténtico salvaje” recordando que “eso fue lo que nos demostró en el barrio, solamente le preocupaba machacarnos a palos”, lamentando que no hubiera mostrado “la misma beligerancia contra el narcotráfico”.

Doris Benegas fue de nuevo protagonista durante la intervención del sindicalista de Trabajadores Unidos Joaquín Isabel, ya que “también sería juzgada”. Apeló a la acción cooperativa: “Apoyarnos es lo único que puede salvarnos”, denunciando la actual situación de “abandono” sindical y un “rey fascista”. Guillermo Ubieto, secretario general del Partido Comunista de Castilla y León, cargó contra las “fuerzas de represión del Estado” por encargarse de “mantener la paz social”. Resalta la “rabia” que muestran en su opinión los policías que “cuando están enfrente de ti tienen ganas de pegarte”.

Comparte este artículo: