MARICÓN, SI GRACIAS.

Manifestación del Día del Orgullo Gay. 1979. Madrid. Frente de Liberación Homosexual de Castilla
Comparte este artículo:
A finales de los setenta del pasado siglo el movimiento por los derechos de los gays y lesbianas tuvo un potentísimo impulso, estrechamente vinculado con el movimiento antifranquista general y con un profundo contenido social y democrático radical y, por tanto, rupturista con aquel régimen. Además el movimiento expresaba una clara identificación con los derechos nacionales de los Pueblos a los que pertenecía; en el caso de Madrid, fue de los primeros movimientos sociales que reivindicaban a Castilla como realidad política. Uno de los lemas mas populares que aparecían en las pegatinas, una de las formas de agitación más importantes de la época, y que se coreaba en las manifestaciones era el de “Maricón, sí gracias”, emulando de alguna forma al lema de  “Nucleares, no gracias”.
El término maricón, que no deja de ser claramente polisémico, era utilizado por algunos sectores de la población como un insulto, pero el movimiento gay de la época, con una dirección ideológica-política democrática-radical, tuvo la suficiente inteligencia para darle la vuelta al tema y expresar con dignidad que estaban orgullos@s de ser aquello que se adjetivaba con una intención insultante. No existía entonces el “gaypitalismo” o “capitalismo rosa” y los grandes medios de comunicación le daban totalmente la espalda a esos movimientos.
“Negra” o “negro” también se utilizó y se sigue utilizando en los ámbitos más bárbaros como un insulto, pero hace muchas décadas que la población a la que interpela está orgullosa de su condición y la defiende con la máxima dignidad.
Nos llama la atención la perversión con la que los medios de comunicación y la mayoría de la clase política están tratando la conversación grabada por Villarejo a sí mismo y a otras personas, entre las que estaba la actual Ministra de Justicia y por aquel entonces Fiscal de la Audiencia Nacional. Provoca hartazgo la reiteración de comentarios sobre el uso del término maricón referido, parece ser, a su actual compañero de gabinete y Ministro de Interior, el Sr. Grande Marlaska. Sin embargo, se ha pasado de puntillas o simplemente se ha obviado totalmente el comentario de la ministra sobre la presencia de miembros de las más altas estructuras de la administración de justicia, incluido el Tribunal Supremo, con menores en Cartagena de Indias; y ello a pesar de que el alcalde de esa localidad ha pedido que se investigue tal cuestión. Aquí nadie -nadie- en sede parlamentaria ni tampoco desde ningún medio de comunicación ha planteado que se abra un procedimiento sobre ello. Igual dentro de 20 o 30 años alguien lo sugiere, tal y como está ocurriendo con los casos de abusos en la Iglesia Católica, cuando eran de sobra conocidos en los momentos en que ocurrían.  Se ve que ahora el poder del aparato de justicia, que ejerce sus competencias siguiendo sus intereses corporativos o los de la derechona española, desanima a tod@s para que no se investigue o demande explicaciones sobre el asunto que aparece en la grabación de Villarejo (la presencia de miembros del Tribunal Supremo con menores en Colombia), no vaya a ser que se les complique la vida judicialmente a los que se atrevan a exigir la clarificación de tal asunto.
Una de las cuestiones que caracteriza la actual coyuntura política es la de la doble o triple moral y la del uso absolutamente torticero de las luchas y movimientos transformadores, con la finalidad de reforzar al sistema dominante a todos los niveles, especialmente en el ámbito de los derechos civiles. Estos movimientos están atravesados en su interior desde hace años por un profundo debate ideológico-político, tal como es el caso del movimiento LGBTI, aunque ocurre también con otros movimientos sociales de muy amplio espectro. Todo nuestro apoyo para las corrientes que se esfuerzan por mantener auténticamente vivos y con capacidad transformadora a esos movimientos. Todo nuestro rechazo para los instrumentalizadores de estos, que pretenden utilizarlos para sus propios y exclusivos fines.
Izquierda Castellana
Castilla, a 11 de octubre de 2018
Comparte este artículo: