Las feministas cántabras se concentran contra el aumento de feminicidios: “España tolera que nos maten”

"Es un tema que debería estar siempre en la agenda de medios, en las discusiones de la gente", señala Carmen Alquegui, portavoz de la Asamblea a este medio. Añade que, aunque intentan que no se olvide, "llevamos oficialmente mil mujeres desde 2003 y es imposible tenerlas en cuenta a todas en un acto único". En el manifiesto, las mujeres que se han movilizado han destacado la necesidad de implantar una "formación con perspectiva de género" en los sectores que trabajan con este problema, como la medicina y la judicatura. "Solo de esta manera se dejará de hacer justicia patriarcal y asesina'', han subrayado. "Una auténtica guerra" Ana Bolado, de la Comisión 8 de marzo, que la forman 19 grupos y se ha unido a la concentración, se refiere a esta situación como "una auténtica guerra, una carnicería de mujeres en un país democrático". Los días 25 de cada mes, desde el 2000 hasta el 2004, Bolado recuerda que se manifestaban en la plaza del Ayuntamiento hasta que consiguieron la Ley Integral de Violencia de Género. Ahora, señala, han pasado catorce años y ya "no se forma en igualdad". " Celia Barquín -la golfista cántabra asesinada en EEUU- no es una víctima de violencia de género en este país", ejemplifica Bolado, para denunciar el hecho de que la legislación española solo considera violencia de género los casos en los que existe una relación. "La ley no basta, hay que modificarla", concluye. "Motivos nos sobran, tenemos mucho que decir. O conseguimos que sea cierta la protección para las mujeres o que las mujeres hagan lo que les de la gana, porque si no nos protegen da igual'', recalca esta activista, que añade que la Justicia en España ''está hecha para proteger a los hombres asesinados por hombres". "Cada sociedad tiene las violencias que tolera. España tolera que a las mujeres nos maten", ha concluido el manifiesto de la concentración.
Comparte este artículo:

Alrededor de 150 personas recuerdan frente a la Delegación de Gobierno a las 77 asesinadas por violencia machista este año, cinco de ellas la semana pasada

Las activistas reclaman formación con perspectiva de género en medicina y judicatura para acabar “con la justicia patriarcal y asesina” de este país

“Es un tema que debería estar siempre en la agenda de medios, en las discusiones de la gente”, señala Carmen Alquegui, portavoz de la Asamblea a este medio. Añade que, aunque intentan que no se olvide, “llevamos oficialmente mil mujeres desde 2003 y es imposible tenerlas en cuenta a todas en un acto único”.

En el manifiesto, las mujeres que se han movilizado han destacado la necesidad de implantar una “formación con perspectiva de género” en los sectores que trabajan con este problema, como la medicina y la judicatura. “Solo de esta manera se dejará de hacer justicia patriarcal y asesina”, han subrayado.

“Una auténtica guerra”

Ana Bolado, de la Comisión 8 de marzo, que la forman 19 grupos y se ha unido a la concentración, se refiere a esta situación como “una auténtica guerra, una carnicería de mujeres en un país democrático”. Los días 25 de cada mes, desde el 2000 hasta el 2004, Bolado recuerda que se manifestaban en la plaza del Ayuntamiento hasta que consiguieron la Ley Integral de Violencia de Género. Ahora, señala, han pasado catorce años y ya “no se forma en igualdad”.

Celia Barquín -la golfista cántabra asesinada en EEUU– no es una víctima de violencia de género en este país”, ejemplifica Bolado, para denunciar el hecho de que la legislación española solo considera violencia de género los casos en los que existe una relación. “La ley no basta, hay que modificarla”, concluye.

“Motivos nos sobran, tenemos mucho que decir. O conseguimos que sea cierta la protección para las mujeres o que las mujeres hagan lo que les de la gana, porque si no nos protegen da igual”, recalca esta activista, que añade que la Justicia en España ”está hecha para proteger a los hombres asesinados por hombres”. “Cada sociedad tiene las violencias que tolera. España tolera que a las mujeres nos maten”, ha concluido el manifiesto de la concentración.

Comparte este artículo: