Cantabria es la comunidad donde más aumenta el empleo a tiempo parcial desde 2008, un 45,3%

Comparte este artículo:

Un informe del sindicato UGT indica que Cantabria registra 12.000 jornadas parciales más y casi 36.000 completas menos

Cantabria es la segunda comunidad autónoma con mayor caída de los empleos a tiempo completo desde 2008, 35.756 menos, sólo superada por Asturias

Cantabria es la comunidad autónoma con mayor incremento porcentual del empleo a tiempo parcial en los últimos 10 años, un 45,3% (+12.023 ocupados con este tipo de jornada), más del doble que el registrado en España, un 19,3% (+468.300), según un estudio elaborado por la Secretaría de Empleo de UGT con las últimas estadísticas de la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre de este año y del mismo período de 2008.

El informe del sindicato señala que Cantabria lidera en términos relativos o porcentuales el aumento nacional de los ocupados con una jornada laboral a tiempo parcial y, además, es la segunda comunidad autónoma con mayor caída de los empleos a tiempo completo, un 15,08% ó 35.756 menos, en el mismo período, sólo superada por Asturias (-18,8%) y con una reducción que supera en cinco puntos a la media nacional en el mismo concepto, donde se han perdido 1.770.900 empleos de este tipo (-9,7%).

UGT apunta que Cantabria registra este año un total de 38.555 empleos con una jornada a tiempo parcial, el 16,07% de los 239.869 ocupados contabilizados por la EPA al término del segundo trimestre, lo que implica “la mayor cuantía total y la mayor tasa de parcialidad en el empleo contabilizada hasta ahora”, desde que en el año 2002 el Instituto Nacional de Estadística (INE) facilita este tipo de información por comunidades.

Por sexos, el empleo a tiempo parcial aumenta en la región casi un 71% (+3.634) en los hombres y duplica su incidencia en la población ocupada masculina (de un 3,4 a un 6,7%, con 8.757 de un total de 130.406 ocupados), aunque como puntualiza el responsable regional de Empleo de UGT, Julio Ibáñez, “una vez más, un 70% del aumento de este tipo de jornadas laborales parciales en los últimos 10 años en Cantabria corresponde a las mujeres (+8.389 ó 39,2%), que ya registran más de un 27% de empleos a tiempo parcial (29.798 de un total de 109.463 ocupadas)”.

Más de la mitad buscan una jornada completa

El informe de UGT precisa que un 90% del incremento del empleo a tiempo parcial acumulado en la región desde 2008 (10.746 de los 12.023 más registrados) corresponde a trabajadores que lo tienen no de manera voluntaria sino porque no han podido encontrar uno a tiempo completo, lo que afecta este año ya al 52,4% de todos ocupados con este tipo de jornada (20.195), cuando hace 10 años esta tasa de parcialidad involuntaria era de un 35,6%, casi 17 puntos menos que en la actualidad (9.449 de un total de 26.532).

Por sexos, al término del segundo trimestre de este año, casi un 61% de los hombres con una jornada a tiempo parcial (5.323 de los 8.757 registrados) quería y buscaba un empleo con más jornada a tiempo completo en Cantabria, el doble que hace 10 años (30,5%); mientras que un 49,9% de las mujeres estaba en la misma situación (14.872 de 29.798), 13 puntos más que el 36,8% de tasa de parcialidad involuntaria femenina registrada en 2008.

Como precisa el secretario de Empleo de UGT en Cantabria, “el empleo a tiempo parcial se extiende año tras año en el mercado laboral y no por el deseo de los trabajadores, sino por una clara incapacidad de la región para generar empleos a jornada completa y estables”.

“La disminución de los salarios es la consecuencia más visible de esta situación pero con el paso del tiempo se van haciendo notar otros efectos no menos importantes; así, la caída de las cotizaciones sociales incide directamente tanto en la disminución de las reservas de la Seguridad Social como en las futuras pensiones y prestaciones que percibirán quienes trabajan con esta modalidad”, agrega Ibáñez, que puntualiza que, “como ejemplo, la cuantía media de las prestaciones por desempleo ha disminuido en 45,5 euros al mes en coincidencia con este notable incremento de las jornadas parciales”.

Además, el secretario de Empleo de UGT vincula la creciente tasa de parcialidad en el empleo con “una formación continua muy inferior en los trabajadores con esta modalidad contractual y un aumento de la siniestralidad laboral en este período que parece tener una relación directa con esta parcialidad, cuyas manifestaciones más evidentes son el incremento de accidentes viales y los casos de riesgos psicosociales”.

Más parcialidad en una creciente precariedad

Ibáñez añade que “todo está relacionado con una precariedad laboral que crece sin cesar en Cantabria y en la que el tiempo parcial se hace cada vez más visible, tras aumentar más de un 54% en los empleos indefinidos (+6.355) y por encima del 61% en los temporales (+5.921); lo que contrasta con una preocupante reducción de 8.820 indefinidos (-6,3%) y de 13.886 temporales (-29,5%) con una jornada a tiempo completo en el mismo período”.

Por edades, un 70% del aumento mencionado del empleo a tiempo parcial en Cantabria desde 2008 corresponde a trabajadores que en la actualidad tienen más de 45 años (+8.054), única franja de edad en la que también repuntan las jornadas a tiempo completo (+10.439), lo que confirma el progresivo envejecimiento de la población ocupada de la región “aunque a costa de una mayor presencia de las jornadas parciales, que en 2008 representaban el 8% de todos los empleos a esta edad y ahora son casi el 14%”, puntualiza Ibáñez.

Entre los más jóvenes, entre los 16 y 24 años, la pérdida de empleo afecta a ambos tipos de jornada (-977 a tiempo parcial y -8.591 a tiempo completo); en los comprendidos entre los 25 y 34 años se registran en Cantabria 1.700 jornadas más a tiempo parcial y casi 35.000 menos a tiempo completo; y entre los de entre 35 y 44 años, el balance sigue la misma tendencia, con 3.246 empleos más a tiempo parcial y 3.016 menos a tiempo completo.

De un 23% a un 37% de contratos a jornada parcial

El informe de UGT compara la evolución de ocupados a tiempo parcial y a tiempo completo de la EPA con la contratación de este tipo de jornadas en el mismo período, en el que los contratos a jornada parcial acumulados de enero a julio se han duplicado (+120,7% y 31.229 más) desde 2008 al mismo período de este año, lo que ha incrementado su porcentaje de un 23% a un 37% en el total de la contratación (57.103 de un total de 154.359 hasta julio de 2018).

“Los contratos no se pueden identificar con empleos como sucede con los ocupados que facilita la EPA porque muchos de ellos no se consolidan como empleos propiamente dichos, aunque son un indicador muy claro de cómo evoluciona el mercado laboral”, matiza el responsable regional de Empleo de UGT.

Ibáñez aclara que Cantabria registra este año hasta el mes de julio 41.818 contratos de trabajo más que los 112.541 del mismo período de 2008 pero “eso no se traduce en más ocupados y desde entonces los que menos duran, los de menos de siete días de vigencia, se han triplicado y ya ahora representan el 41% del total de la contratación cuando hace 10 años eran el 22%, y además, la gran mayoría de ellos son a jornada parcial”.

De hecho, un 75% del incremento del número de contratos de trabajo registrado en Cantabria en los últimos 10 años corresponde a jornadas parciales, 31.229 de los 41.818 contratos más, cuantía que triplica el aumento de los contratos a jornadas completas (+10.351 contratos).

 

 

Comparte este artículo: