Archivada la macrogranja porcina de Pozuelo por no cumplir los requisitos ambientales

Miembros de la plataforma a las puertas del Ayuntamiento de San Pedro, este lunes
Comparte este artículo:

Es la noticia que vecinos y ecologistas llevaban meses esperando. No habrá macrogranja porcina en Pozuelo y Argamasón. La decisión la ha tomado el Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Viceconsejería de Medio Ambiente, al no cumplirse los requisitos medioambientales exigidos por la normativa para este tipo de actividades económicas, que además habían sido solicitados por escrito por el Ejecutivo regional.

La respuesta de la Junta llega unas semanas después de que la empresa, CEFUSA, miembro del Grupo Fuertes que a su vez es propietaria de El Pozo,  presentara modificaciones al proyecto a petición del Ejecutivo Autonómico.  Según ha asegurado el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, esas rectificaciones “no responden a lo que pidió el Gobierno regional”.

El proyecto, tal y como estaba planteado, contemplaba más de medio centenar de naves y hasta 140.000 cerdos de cría. Dice Martínez Arroyo que han sido tres los punto clave que han llevado a su Consejería a archivar el proyecto de granja intensiva de porcino en Pozuelo y Argamasón. La primera de ellas pasa por que el proyecto “no dispone del agua necesaria para la inversión”, una cuestión, ha dicho, de la Confederación Hidrográfica del Júcar. En segundo término, “no se han hecho los estudios de impacto sobre la fauna, sobre todo de avifauna” como se le requirió por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha. Y en tercer lugar la empresa promotora de este proyecto de explotación porcina en Pozuelo “tampoco ha presentado el estudio sobre dispersión de contaminantes”.

Estas tres cuestiones, han sido las que han provocado que al no cumplirse escrupulosamente con lo solicitado medioambientalmente por el Gobierno regional, el proyecto se quede archivado de forma definitiva.

Meses de movilizaciones

La decisión del Gobierno de Castilla-La Mancha ha provocado la satisfacción de Ecologistas en Acción y la Plataforma ‘No a la macrogranja de Pozuelo y Argamasón’ que tanto han luchado a lo largo de estos últimos meses para impedir que, finalmente, el proyecto se ubicase en el término municipal. Los ecologistas recuerdan que fueron ellos los que presentaron las alegaciones que, por cierto, coinciden con los puntos señalados por el consejero como causantes del archivo del proyecto.

“Consumiría tanta agua como la ciudad de Albacete”, asegura a esta redacción José Julio del Olmo, miembro de Ecologistas, que ha señalado también el perjuicio ambiental que supondrían los purines: “Habría contaminación, olores, moscas, pesticidas, antibióticos, que iba a impactar sobre la vida de la gente”, añade Del Olmo.

La oposición al proyecto ha llevado a la plataforma a convocar movilizaciones y  recoger firmas incluso en las calles de la ciudad de Albacete ya que la finca donde estaba proyectado, la finca de La Lossa, está a 30 kilómetros. La presión ha sido tal que han conseguido que algunos municipios aledaños a Pozuelo “se blinden” para impedir que los efectos de la macrogranja puedan perjudicarlos.

El último en hacerlo (hace apenas unos días) ha sido el municipio de San Pedro, gobernado por el socialista Daniel Sancha y muy cercano a Pozuelo, donde el pleno municipal celebrado en este consistorio aprobaba una normativa contra estas instalaciones. “Se trata de blindarnos para el control del esparcimiento de purines. Protegernos y comprometernos a que no haya explotación de este tipo en el término municipal y que si las hay en otros que los purines no lleguen”, ha dicho el alcalde, Daniel Sancha.

Ahora el siguiente paso, dice Sancha, es hacer una normativa “que nos proteja” toda vez que desde San Pedro van a instar al municipio de Pozuelo, también gobernado por el PSOE, a que no instale esta granja de intensivo, es decir, que no se conceda la licencia de apertura a la instalación. La normativa de San Pedro prevé multas de hasta 12.000 euros a las empresas que viertan en su municipio los purines o cualquier residuo procedente de una explotación ajena a la localidad.

Otros proyectos de CEFUSA frustrados en la provincia

No es la primera vez que CEFUSA se ha topado con movilizaciones sociales contrarios a su llegada en la provincia de Albacete. Hace un año los vecinos de Montealegre del Castillo y Yecla (Murcia) conseguían que la empresa desistiera de la instalación de una macrogranja en la zona albaceteña. El proyecto comprendía el espacio que va desde las faldas del Monte Arabí,en territorio murciano, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, hasta el Cerro de los Santos, uno de los principales yacimientos íberos de la península y que está localizado en Montealegre del Castillo. Después de semanas de protestas en contra de la instalación que una explotación porcina la empresa ganadera Cefusa desistía de poner en marcha el proyecto. El motivo, según un comunicado de la propia empresa, fue la oposición que se ha encontrado tanto por parte de algunos grupos políticos locales de Yecla, municipio de la Región de Murcia que linda con Montealegre, y la plataforma que ha nacido por tal motivo.

Lo cierto es que la empresa tenía los permisos pertinentes por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha y contaba con el visto bueno del Ayuntamiento de Montealegre. Pese a ello y tras meses de esfuerzo la plataforma Salvemos el Arabí, de Yecla, ha conseguido recabar numerosos informes no favorables a la instalación de la macrogranja en el paraje.

El proyecto, según el promotor consta de nueve núcleos con un total de 51 naves y 18 balsas de purines. Tiene capacidad para 140.000 gorrinos, entre ellos 18.000 madres. Y pretende producir al año 573.000 lechones que con 20 kg se trasladarán a otras instalaciones cercanas para su engorde. Pero con el archivo definitivo supone “que todas esas granjas de engorde que se estaban tramitando no tienen sentido”, dice José Julio del Olmo, que asegura que lo lógico es que esos proyectos que están en tramitación “caigan por falta de sentido”.

Comparte este artículo: