Imputado todo el ex Gobierno de Gallardón en la Comunidad de Madrid por operaciones sospechosas con el Canal de Isabel II

Alberto Ruiz Gallardón
Alberto Ruiz Gallardón
Comparte este artículo:

El juez Manuel García-Castellón, que investiga la corrupción en el Canal de Isabel II en la operación Lezo, ha dado un paso más en la instrucción sobre la compra más sospechosa de la empresa pública madrileña: la compra de Inassa, el gigante latinoamericano por el que el Gobierno de Gallardón en la Comunidad de Madrid pagó 10 veces su precio.

Esta empresa, que constituyó la principal filial en América del Canal, fue comprada por dos directivos de Agbar por siete millones, y menos de un año después se la vendieron a la Comunidad de Madrid, que entonces presidía Gallardón (año 2001) en 10 veces ese precio.

Con Inassa se realizaron las otras operaciones que han dado pie a las investigaciones actuales, como la compra de la empresa brasileña Emissao (por la que también se pagó sobreprecio).

El juez ya había tomado declaración como investigado a Gallardón, e incluso se habían realizado investigaciones para averiguar si éste pudo aumentar su patrimonio de manera sospechosa a raíz de esa operación.

En una providencia con fecha del pasado lunes 30 de julio, el juez ha imputado ahora a seis miembros del Gobierno de entonces de Gallardón, los que todavía faltaban por declarar como investigados. La presunta responsabilidad por la que se les cita es porque el Consejo de Gobierno aprobó aquella compra con sobreprecio con dinero público, con el consiguiente perjuicio para el erario.

Los seis ex consejeros han sido citados para los días 11 y 12 de septiembre, y son nombres muy familiares en la política madrileña: Luis Eduardo Cortés, Luis Blázquez, Luis Peral, Alicia Moreno, Paz González y Pilar Martínez. Todos ellos han tenido responsabilidades políticas posteriores a aquel gobierno de la Comunidad, principalmente en el Ayuntamiento de Madrid, aunque alguno, como Luis Peral, ha tenido también cargos nacionales (éste fue senador hasta 2015).

A estas nuevas imputaciones se suman las que ya se produjeron hace meses, cuando se citó a toda la cúpula de entonces de Gallardón. Estos seis consejeros son los que faltaban por ser citados.

En este tema de la compra de Inassa hay dudas sobre su prescripción, ya que ha pasado mucho tiempo y quedan pocos resquicios para demostrar una presunta malversación u otros delitos.

Comparte este artículo: