La lucha continúa. En el segundo aniversario del fallecimiento de Doris.

Comparte este artículo:

Tu sonrisa, tu verde mirada. Tu energía y capacidad de trabajo. Tu valentía sin límites y tu educación exquisita. Aunque todo ello lo recordamos cada día, nos acompaña, nos da fuerza y moral ¡cuánto echamos de menos tu presencia en estos momentos tan importantes, que desde el punto de vista social y político, estamos viviendo! ¡Qué útiles serían tus aportaciones…!

Hace dos años que te fuiste físicamente pero has dejado un gran legado ideológico y ético, un gran legado militante.

Si hacemos un repaso de las luchas populares en Castilla, incluso más allá, te encontramos comprometida, implicada en primera línea en todas ellas: la lucha contra el franquismo en los últimos años de su existencia formal, porque de manera funcional ahí sigue; la lucha feminista; la lucha antifascista; la lucha internacionalista; la lucha comunera; la lucha republicana; la lucha codo a codo con l@s afectad@s del síndrome tóxico; la lucha contra el narcotráfico en el barrio de Pajarillos; la lucha contra los desahucios… y tantas otras.

Tu esfuerzo, tu compromiso militante, ha valido la pena, no nos queda ninguna duda. No solo por la ejemplaridad de tu biografía, sino por su utilidad. No hemos conseguido aún derrotar plenamente al Régimen postfranquista del 78, pero esa posibilidad es hoy realmente existente. Hace 8 o 10 años parecía tarea imposible. Tu lucha junto con la de centenares, miles de activistas en el conjunto de nuestra tierra y en otras tierras hermanas ha progresado, madurado. Y hoy, aún con limitaciones y dificultades, estamos en el camino de la victoria. Te la debemos y no pararemos hasta alcanzarla.

Pero Doris, además de ser una militante de primera línea, fue una brillantísima estudiante y una profesional de la abogacía de primer nivel.

Vivimos tiempos en que las corruptelas alcanzan a los expedientes académicos, tiempos en que los políticos del Régimen, muy especialmente los del PP, hacen alardes de títulos académicos inexistentes o conseguidos de forma fraudulenta; entre los casos más conocidos tenemos los de Cristina Cifuentes o Pablo Casado. Doris Benegas tiene un expediente de una extraordinaria brillantez, fruto única y exclusivamente de su esfuerzo y de su inteligencia. De las 25 asignaturas curriculares de la licenciatura de Derecho en su época, obtuvo cuatro aprobados y el resto fueron sobresalientes matriculas de honor y algunos notables.

Doris además realizó estudios por libre de inglés y francés en la Escuela Superior de Idiomas de Madrid, obteniendo el certificado de aptitud por esa institución. De todo ello existe constancia documental. ¡Qué diferencia con lo que ocurre ahora, cuando no aparece ningún registro documental de los trabajos académicos realizados por diversos dirigentes del PP!

De la calidad de su ejercicio como abogada dejan constancia la cantidad y calidad de los procesos judiciales ganados: colza; narcotráfico; represión; antifascismo; en defensa de los derechos de las mujeres… y ello a pesar de la clara beligerancia que tuvo que soportar a lo largo de su vida profesional por parte de una buena parte del entramado judicial.

El próximo día 6 de septiembre se presentará en Barcelona el libro editado por últimoCero (Doris Benegas, una luchadora del Pueblo). A lo largo de los últimos meses se ha presentado en numerosas localidades de Castilla: Móstoles, Madrid, Segovia, Salamanca, Burgos, Miranda de Ebro, Cuenca, Ciudad Real, Manzanares, Valladolid. También se hicieron actos de presentación en ciudades de otros Pueblos del Estado: Donosti, Oviedo, Santiago de Compostela, Redondela, Zaragoza… en estos actos se han distribuido más de 1.200 ejemplares del libro, lo cual creemos que es indicativo, teniendo en cuenta el absoluto boicot de los medios de comunicación a estas presentaciones, excepción hecha del periódico digital últimoCero, del interés que la historia de lucha de nuestra compañera genera entre los sectores más conscientes del pueblo.

Por último, y para concluir este artículo, queremos recordar que Doris no tenía signo alguno de padecer un proceso cancerígeno. Pocos meses antes de serle diagnosticado este, por un proceso banal, se le realizó

un estudio, en el que como decíamos no aparecía la menor señal de esa enfermedad. A los pocos meses se le diagnostica ya en un estadío avanzado. Es bien conocido que el estrés físico y psíquico es un factor condicionante en la producción de la enfermedad tumoral. Doris en los últimos años, aunque siempre lo estuvo, fue sometida a un acoso brutal por parte de las fuerzas policiales que alcanzó su clímax en la detención del 4 de octubre de 2014 en Madrid, siendo Delegada del Gobierno en esa Comunidad la Sra. Cifuentes. Reproducimos las imágenes de aquellos hechos.

 

 

En su entorno no podemos dejar de pensar que ello tuvo influencia significativa en la aparición y desarrollo de su enfermedad.

Estamos aún a la espera de que se celebre el juicio por aquellos hechos, que en consonancia con la perversión del aparato judicial de este país, no solo no hay policías imputados por los hechos, al menos de momento, sino que la propia Doris Benegas y otr@s dos compañer@s fueron y están procesad@s por ello bajo

la acusación de delito de atentado, con una petición de casi tres años de cárcel para cada un@.

Doris, compañera, hasta la victoria siempre.

Sólo hay dos alternativas: fascismo o República.

 

 

Izquierda Castellana

 

Castilla a 28 de julio de 2018

 

 

 

 

Comparte este artículo: