Comunicado de la Plataforma Cuenca dice NO al Cementerio Nuclear.

Comparte este artículo:

Ribera aplaza la decisión sobre el ATC

Aunque es una buena noticia, la acción de la ministra para la transición ecológica de suspender la tramitación del ATC, es insuficiente para acabar definitivamente con el proyecto.
 
Los terrenos no son los adecuados, como atestiguan los informes técnicos del CSN y del Colegio de Geólogos. Estos son argumentos suficientes para dar el carpetazo definitivo al proyecto de forma inmediata.
 
La ministra debería denegar la “autorización previa o de ubicación”, para impedir que un nuevo gobierno salido de las urnas pueda reactiva el almacén nuclear en el pequeño pueblo conquense. 
Los miembros de la Plataforma ha pasado de la euforia, a primeras horas de la mañana, a la prudencia, al constatar que nada se ha decidido sobre las tres autorizaciones que precisa el ATC y que son competencia de Ribera.
El Ministerio para la Transición Ecológica, ha ordenado al CSN suspender temporalmente la tramitación de la “autorización de construcción” del ATC. Pero nada ha decidido, sobre la “autorización previa o de emplazamiento”, cuyo expediente completo tiene la ministra encima de su mesa y que solo precisa de su firma (de denegación) para acabar definitivamente con el cementerio nuclear de Villar de Cañas.
La ministra vincula el ATC de Villar de Cañas con los planes energéticos del gobierno de Sánchez y así prever el volumen y características de los residuos nucleares en los diversos escenarios del cierre escalonado de las centrales. Pero muchos países (como EE.UU.) no disponen de ATC ni plantean tenerlo, por lo que la paralización definitiva del basurero radiactivo, no precisa vincularse al calendario de cierre de las nucleares.
Ribera tiene un argumento de peso para cerrar el proyecto: el voto particular de Cristina Narbona contra el informe favorable al ATC, cuando era consejera del CSN. Este texto, se podría utilizar para una orden ministerial que diera el carpetazo definitivo al almacén radiactivo.
Para María Andrés, portavoz de la Plataforma. “La ciudadanía movilizada ha dado un paso más hacia la paralización definitiva del cementerio nuclear de Villar de Cañas, demostrando que se pueden cambiar las cosas cuando la población lucha de forma unida. Por ello estamos satisfechos, pero este anuncio no es suficiente, nos toca seguir peleando y exigiendo a la ministra que, después de más de 6 años y medio, acabe definitivamente con este proyecto que no queremos y que no va a ningún lado”.
Por otro lado, el 26 de julio se votará el el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha. En este procedimiento está personada la Plataforma a través del abogado de Ecologistas en Acción-Cuenca. La Plataforma defiende la ampliación de la ZEPA, pues supones una alternativa sostenible al cementerio nuclear para los vecinos de la zona. En todo caso, el signo de la sentencia (que es recurrible) tendrá poca influencia sobre el devenir del cementerio nuclear en Villar de Cañas.
Comparte este artículo: