HOMENAJE DEL FORO A FIDEL CASTRO.

Comparte este artículo:

 

El martes 17 de julio, la actividad del Foro hasta pasada la media tarde estuvo dedicada en lo fundamental a la realización de un homenaje al Comandante Fidel Castro, en el que participó una amplia representación de dirigentes del movimiento popular a nivel internacional y de Jefes de Estado de diversos países progresistas, incluyendo Cuba.

En representación de Cuba, además del actual Presidente Díaz-Canel que clausuró el acto, intervino el historiador de La Habana Eusebio Leal, con un profundo y riguroso discurso tanto desde el punto de vista ético como intelectual, que por su especial interés publicaremos íntegro.

La representación de Vietnam -que por cierto, habló en perfecto castellano- recordó las aportaciones de la Revolución cubana a la lucha de liberación de aquel pueblo asiático, que no fueron pocas. En una línea similar intervino el ex-presidente de Mozambique, Joaquim Chissano. En estas dos intervenciones, como en otras muchas, quedó claramente puesta de manifiesto la proyección internacionalista de la Revolución cubana en general, pero también de forma muy significativa el impulso personal de Fidel para ello.

El representante del Partido Comunista Chino, un miembro de su buró político y responsable del mismo en Shangai, desarrolló una semblanza del líder revolucionario cubano y su repercusión, así como la del conjunto de la Revolución cubana en el devenir del movimiento progresista a nivel internacional en las últimas décadas.

Después de un corto receso, se reinició el acto ya con la presencia de la ex-presidenta de Brasil Dilma Rousseff y de los presidentes Evo Morales de Bolivia, Nicolás Maduro de Venezuela, Salvador Sánchez del Salvador y Díaz-Canel de Cuba.

En todas las intervenciones se destacó el perfil humano y revolucionario del Comandante Fidel Castro. Especialmente emotiva fue la intervención del Presidente de Bolivia, Evo Morales, en la que destacó cómo en conversaciones con Fidel antes de acceder él mismo a la presidencia de Bolivia, este le insistía en que lo fundamental en cualquier proceso revolucionario era la dedicación de un especial esfuerzo a la salud y a la educación -“así se hacen las revoluciones”-; así mismo, que no hay que tener nunca miedo al imperialismo norteamericano o que “hay que compartir lo que tenemos y no lo que nos sobra”. Eso es la solidaridad, que es muy diferente de la caridad.

Globalmente fue un acto de una gran potencia ideológica, política y humana, tal como corresponde a la trayectoria de la Revolución cubana y a la biografía del Comandante Fidel Castro

Izquierda Castellana.

La Habana, 18 de julio de 2018

Comparte este artículo: