La Junta de Castilla y León dice que la televisión de Ulibarri a la que da hasta 25 millones anuales “es una empresa como otra cualquiera”

Comparte este artículo:

La portavoz de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, ha asegurado este jueves tras el Consejo de Gobierno que el Ejecutivo “no tiene nada que temer” tras la  detención e ingreso en prisión del empresario José Luis Ulibarri por presuntos amaños en contratos públicos.

Marcos ha asegurado que la Junta cumple “escrupulosamente” la ley y además otorga los contratos conforme a criterios técnicos. Ha añadido, además, que conoce el arresto por la prensa y ha precisado que sólo se han registrado Ayuntamientos. En el caso de que la investigación se ampliase, puesto que el juez instructor indicaba en el auto de entrada y registro  que se requisase documentación relacionada con cualquier administración pública, Marcos ha sido tajante: “No tenemos ningún temor, temor ninguno, absoluta normalidad”.

Uno de los objetivos del juez es rastrear a fondo los contratos públicos de las mercantiles de Ulibarri, entre ellas, Aralia Servicios Socio Sanitarios, que ha conseguido adjudicaciones millonarias de la Junta. No es la única. Hace escasas semanas el TSJCyL revocó un contrato de transporte de viajeros en el que resultó adjudicataria una empresa de Ulibarri y por el que la Junta deberá de indeminizar con más de 800.000 euros a otro empresario.

La Junta de Castilla y León otorga cada año una ayuda directa de entre 18 y 25 millones de euros a Radio Televisión Castilla y León, formada por las empresas Promecal, del constructor Antonio Miguel Méndez Pozo, condenado en el ‘caso de la construcción’, y Edigrup, del constructor José Luis Ulibarri, a punto de ser juzgado en Gürtel y en prisión provisional tras la ‘operación enredadera’.

Marcos ha definido RTVCyL como “una empresa como otra cualquiera”, pero no ha sido capaz de explicar por qué es la única empresa de comunicación de Castilla y León que recibe puntualmente ayudas millonarias. “No sé si hay alguna otra empresa con televisiones como esa”, ha apuntado.

En concreto, desde su creación en 2009, RTVCyL ha recibido, sólo en ayudas directas -las campañas publicitarias son aparte-, un total de 170.125.000 euros. La última ayuda, 18 millones, se conoció hace tres meses.

Marcos no ha querido pronunciarse sobre la posición de la Junta en el caso de que Ulibarri sea condenado en la causa Gürtel, en la que se enfrenta a la petición de 7 años de prisión por parte de la Fiscalía. “Es que eso no ha pasado aún, no puedo hablar de algo que no ha pasado”, ha comentado.

Tampoco ha opinado sobre la falta de información en RTVCyL sobre la Operación Enredadera, donde se ha omitido la detención y la entrada en prisión de Ulibarri. “Yo no controlo los contenidos, no hago un seguimiento de sus contenidos ni de sus decisiones”, ha manifestado la portavoz,  a pesar de la importante cantidad de dinero público que recibe la compañía.

Sobre la petición de Podemos para que las empresas cuyos responsables estén imputados en tramas no accedan a licitaciones públicas, Marcos ha remitido a la Ley de Contratos, una normativa nacional que la Junta cumple.

Comparte este artículo: