Las estadísticas de Defensa no contemplan casos de acoso sexual en el Ejército, pese a las denuncias

Comparte este artículo:

Las estadísticas del Ejército en el año 2017 no recogen ningún caso de acoso sexual en el seno de las Fuerzas Armadas, a pesar de las denuncias hechas públicas y recogidas por medios como Público.

Sólo hace falta echar un vistazo a la hemeroteca y los archivos de noticias para encontrar denuncias por acoso. Un buen ejemplo es el caso relatado por el ex teniente Segura para este diario en el que un Tribunal Militar exoneró a un capitán que acosaba a una cabo desde 2013.

Pero hay más ejemplos que reflejan la falta de transparencia de Defensa en materia de acoso sexual. Por ejemplo, el caso de una mujer militar que el pasado mes de octubre denunció a un compañero en Girona y posteriormente decidió no solicitar la renovación profesional en las Fuerzas Armadas.

Los datos del 2017 no son nada nuevos, ya que el documento elaborado por el Ministerio de Defensa que recoge las estadísticas de accidentes y agresiones en las Fuerzas Armadas en el año 2016 tampoco reflejan ninguna denuncia por acoso sexual.

Esta falta de denuncias reflejadas en los datos de Defensa pueden tener una relación estrecha con el cierre en 2015 de las Unidades de Protección contra el Acoso de las Fuerzas Armadas (UPAs), después de que salieran a la luz las denuncias de la comandante retirada Zaida Cantera.

Más de dos mil accidentes

Por otro lado, el documento oficial expone que en 2017 se produjeron un total de 2.225 accidentes o agresiones en el seno de las Fuerzas Armadas, entre los que llaman la atención las más de 1.100 lesiones practicando deporte, los 27 ataques perpetrados por animales o los dos casos registrados de violencia de género.

En concreto, la estadística oficial elaborada por el Ministerio de Defensa cuantifica un total de 2.225 sucesos (2.200 accidentes y 25 agresiones) en los que hubo 2.251 afectados. Además, cinco militares perdieron la vida el pasado año: dos en accidentes de sus aeronaves, uno por un disparo, otro por una caída y el quinto por un accidente sin identificar.

Los accidentes más recurrentes, según las estadísticas de Defensa, fueron los sufridos durante prácticas deportivas (1.187), aunque también hubo militares que sufrieron caídas, lesiones durante tareas de mantenimiento, por orden de combate o durante la instrucción con material.

También hay algunos datos curiosos, como los 15 casos registrados de efectivos golpeados, corneados o mordidos por animales; a los que se unen otra docena de agresiones de animales.

Comparte este artículo: