El tribunal centra en Chaves y Griñán sus preguntas a los testigos

Comparte este artículo:

El tribunal del juicio a la pieza política del caso ERE ha focalizado esta mañana su interrogatorio en el grado de conocimiento de los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán sobre las ayudas públicas concedidas por la Junta, así como su implicación para lograr que dichas subvenciones se dieran. Semanas después de que ambos políticos declararan en sala, el presidente del tribunal, José Antonio Calle, ha preguntado este miércoles a la testigo María José Rofa, extécnica de la Consejería de Empleo, para que esta precisara hasta qué punto ambos expresidentes procesados recibían información puntual sobre las ayudas. Calle será previsiblemente el ponente de la sentencia.

“Había un flujo y circuito de información continua con los gabinetes de los expresidentes” sobre los conflictos laborales, las ayudas concedidas, “para qué se habían dado”, a qué territorios afectaban y las preguntas parlamentarias relacionadas con las ayudas, ha matizado Rofa. La testigo ha declarado durante tres jornadas después de haber colaborado con la Guardia Civil durante la instrucción judicial para aportar 1.627 archivos.

Rofa, que figura como investigada en una de las piezas separadas de la macrocausa, ha asegurado que desde la Dirección de Trabajo de la Consejería de Empleo se remitieron varios informes al gabinete de Presidencia tanto en la etapa de Chaves (1999-2009) como de Griñán (2009-2013). Se informaba de “conflictos que pueden ser relevantes en un territorio, qué se estaba haciendo para resolver esa problemática, por qué están  protestando los trabajadores” así como de las “ayudas” que daba Empleo al respecto, “a qué colectivos” se daban y “para qué se habían dado”.

Rofa ha matizado que elaboró “una reducción” del primer informe que preparó porque su jefe señaló que era demasiado técnico para el presidente y aunque el letrado de Griñán le ha interrogado sobre cómo sabe si llegó a éste, Rofa ha asegurado que le consta que su jefe lo envió al consejero y la secretaria de éste le indicó que había sido enviado a Presidencia aunque “si lo leyó o no lo leyó no lo sé”.

El juez le ha preguntado si cuando aludió este martes al conocimiento de Griñán sobre las ayudas investigadas se basaba en ese informe y Rofa ha aclarado que no sólo a ese, sino que se enviaron otros ante conflictos laborales y preguntas parlamentarias, tanto en la etapa de Griñán como en la de Chaves.

Comparte este artículo: