Sánchez propone un Gobierno transitorio para convocar elecciones pero no aclara cuándo

Comparte este artículo:

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, aspira a formar un Gobierno transitorio que convoque elecciones “cuanto antes” si prospera la moción de censura que el partido ha registrado este viernes contra Mariano Rajoy. El líder socialista ha anunciado su intención de ser investido presidente con la moción para constituir un Ejecutivo en solitario del PSOE que aborde tres tareas: “recuperar la normalidad política e institucional, regenerar la vida democrática, y poner en marcha una agenda social que atienda a las urgencias sociales”. Sánchez no ha aclarado en qué plazo de tiempo convocaría los comicios, y no renuncia a ser investido con el apoyo de los partidos independentistas, aunque les ha avisado de que su Gobierno “hará cumplir la Constitución”.

“Hay que recordarle al señor Rivera que las mociones son constructivas, son para darle un Gobierno al país. Convocaremos elecciones, cuanto antes, pero antes de eso habrá que recuperar la normalidad política e institucional, atender las urgencias sociales y abordar una tarea de regeneración democrática”, ha manifestado Pedro Sánchez en comparecencia de prensa en Ferraz, después de que Ciudadanos anunciara que solo apoyaría una moción para la convocatoria inmediata de elecciones. El líder socialista plantea un programa básico, por tanto, que no prefigura un plazo de tiempo muy breve para convocar elecciones.

Sánchez no renuncia a que la moción de censura prospere con el apoyo de los partidos independentistas, pero a estos les ha advertido de que su Gobierno “va a garantizar que cumplirá y hará cumplir la Constitución española”, así como la “soberanía nacional y la integridad territorial”. El líder socialista ha explicado que pide el apoyo para ser investido presidente “a los 350 diputados” y ha argumentado que España es una democracia parlamentaria, que la presidenta del Congreso, Ana Pastor, fue elegida “también con los votos de los independentistas” (en referencia al PDeCAT) y que los Presupuestos generales acaban de ser aprobados con votos de nacionalistas (el PNV).

La moción de censura se justifica, ha razonado el secretario general del PSOE, para “recuperar la dignidad de nuestra democracia que hoy se ve cuestionada por el partido que gobierna en las principales instituciones”.

Tras un intenso debate en la cúpula del PSOE a lo largo del jueves, la dirección socialista ha registrado en la mañana de este viernes en el Congreso de los Diputados la moción de censura contra Mariano Rajoy. El partido de Pedro Sánchez hace uso del más grave instrumento parlamentario contra Rajoy tras la sentencia del caso Gürtel en la que el PP ha sido condenado como partícipe a título lucrativo. La moción está firmada por los 84 diputados del grupo parlamentario y Sánchez es el candidato a la presidencia del Gobierno.

“Es el momento de que cada uno asuma su responsabilidad”, trasladaban el jueves fuentes de la dirección, que señalaban además que “no hay mucho más margen” que presentar una moción de censura, dada la gravedad de la sentencia conocida contra el PP. La moción de censura del PSOE cuenta con el apoyo anunciado de Unidos Podemos, pero los votos de ambos partidos no son suficientes para que prospere, toda vez que se requiere de mayoría absoluta (176 escaños). Una vez en trámite una moción de censura, la Constitución impide en su artículo 115 que el presidente del Gobierno convoque elecciones. Ciudadanos ha condicionado su apoyo a la moción a la convocatoria de elecciones.

El PSOE ha tomado la decisión de presentar una moción de censura toda vez que la sentencia de la primera parte del caso Gürtel “implica políticamente al presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy”. El partido juzga además de “inaceptable la respuesta del PP y el Gobierno ante la sentencia del caso Gürtel”. Dos mensajes que apuntaban a la toma de medidas: porque la decisión de la Audiencia afecta directamente a Rajoy y porque la respuesta del Gobierno ha sido insuficiente.

El secretario general, Pedro Sánchez, no ha esperado a que se celebre la reunión de la ejecutiva federal plenaria para el registro de la moción de censura, que se ha producido antes del cónclave. El líder socialista conversó ayer con gran parte de miembros de la dirección y directamente con algunos presidentes autonómicos, aunque no con todos, y tomó la decisión de presentarla con el apoyo del núcleo duro de su dirección.

El portavoz de la ejecutiva, Óscar Puente, ha avanzado a la entrada de la reunión que la opinión del órgano está “muy alineada” en torno a la pertinencia de presentar una moción. Varios presidentes autonómicos socialistas y dirigentes territoriales han mostrado ya su apoyo a la iniciativa. Los presidentes de Comunidad Valenciana, Ximo Puig y Baleares, Francina Armengol, se han manifestado a favor. La moción cuenta con el respaldo también del presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, según fuentes de su entorno. Los mandatarios de Aragón, Javier Lambán; Castilla La- Mancha, Emiliano García Page; Andalucía, Susana Díaz; y Asturias, Javier Fernández, aún no se han posicionado.

El partido ha convocado reunión del comité federal, máximo órgano entre congresos, para el próximo lunes.

Comparte este artículo: