Sánchez impulsa una reforma para obligar por ley a los cargos públicos a acatar la Constitución

Comparte este artículo:

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, asegura que hay que aprender de la experiencia de todos los hechos insólitos que está provocando el desafío independentista en Catalunya. Y está cargándose de una batería de propuestas de reformas legislativas para dar cumplida respuesta a muchas de esas situaciones, a su juicio, inauditas. Así, si ayer Sánchez lanzó su propósito de modificar el Código Penal para adecuar el delito de rebelión al desafío secesionista catalán, hoy el líder del PSOE ha anunciado que promoverá otra iniciativa legislativa, en este caso para obligar por ley a que los altos cargos y los cargos electos acaten la Constitución y el respeto al jefe del Estado en sus tomas de posesión.

 

La fórmula elegida por Quim Torra para tomar hoy posesión de su cargo como nuevo presidente de la Generalitat, según ha lamentado Sánchez en una entrevista en Antena 3, es “una nueva deslealtad con la Constitución”. “Tenemos que proteger un bien jurídico supremo como es la Constitución española que está puesto en cuestión por el secesionismo en Catalunya”, ha reiterado, y ha puesto así el mismo objetivo a su nueva propuesta y a la modificación del Código Penal que anunció la víspera. “En relación con los nombramientos, creo que va siendo hora de que hagamos una reflexión los partidos de ámbito nacional. Y nosotros vamos a presentar en el Congreso de los Diputados una iniciativa legislativa para regular y concretar los nombramientos de los altos cargos y los cargos electos para que se produzca ese ejercicio de lealtad constitucional que se tiene que hacer en toda toma de posesión”, ha adelantado esta mañana el líder del PSOE.

El objetivo será, en este caso, “que se acate la Constitución y que se respete al jefe del Estado, a la monarquía parlamentaria que tenemos”. “Las innovaciones, los políticos las pueden hacer en otros ámbitos y en otros momentos”, ha asegurado Sánchez sobre algunas fórmulas imaginativas que algunos cargos eligen para sus tomas de posesión. “Pero en el hecho de tomar posesión de un cargo electo, lo que se tiene que hacer es acatar la Constitución, y en ese sentido es importante que defendamos ese bien supremo que es la Constitución española”, ha subrayado.

El formato elegido por Torra para su toma de posesión, ha lamentado Sánchez, “más que austero es excluyente”. Y así ha defendido que para llevar a cabo la iniciativa que ha anunciado hoy se podría simplemente modificar la ley orgánica del Régimen Electoral General (Loreg), o reformar la ley de Altos Cargos y extenderla al conjunto de administraciones territoriales “para que en el momento de la toma de posesión se regule de manera concreta cómo se tiene que ejercer, y ante quién se tiene que ejercer, esa toma de posesión”. “Y si no –ha advertido- crear una ley ad hoc, específica, para este tipo de nombramientos y que, en consecuencia, el presidente de la Generalitat, o el presidente autonómico, el alcalde, el concejal o el consejero de cualquier gobierno autonómico o municipal, lo acate conforme a una regulación concreta”.

 

Como dijo ya de su propuesta de reforma del Código Penal, Sánchez ha admitido que si el Gobierno presenta esta nueva iniciativa contará con su respaldo. Y, si no, será el grupo socialista el que la llevará al Congreso.

Pedro Sánchez, por otra parte, ha mostrado su indignación porque Torra acudiera a la sede del PSOE los pasados 30 de septiembre y 1 de octubre del 2016, cuando se celebró el convulso comité federal que acabó con su dimisión, para “mofarse”. “Eso demuestra el perfil y la poca talla de Quim Torra”, ha criticado. De hecho, el líder del PSOE ha asegurado que su nombramiento supone “una devaluación institucional de la Generalitat”. “Ver a Torra ser presidente de la Generalitat no deja de ser sonrojante”, ha atizado.

Comparte este artículo: