La Zona de Salud de Puebla de Sanabria se queda sin dos médicos y sin previsión de sustitución

Comparte este artículo:

La Zona Básica de Salud de Puebla de Sanabria pierde antes del verano a dos médicos y todavía no está prevista su sustitución. El primero de ellos, el médico de Ribadelago, Vigo y San Martín de Castañeda, ya ha cursado la baja esta semana, y la próxima baja se producirá a partir del verano. Él médico pasa consulta el lunes en Vigo y San Martín, los martes y miércoles en Ribadelago, el jueves en Vigo y viernes San Martín.

Los médicos del Centro de Salud tendrán que cubrir las consultas provisionalmente, sobrecargados de trabajo. El alcalde de Puebla, José Fernández Blanco, exigió a la Consejería de Sanidad que “mejore económicamente e incentive las condiciones de trabajo de los médicos para que se queden en esta zona, porque se van por las condiciones en que tienen que hacer su trabajo”. Esas condiciones son principalmente la sobrecarga de trabajo al tener que atender sus consultorios, sus pacientes y los consultorios de otros médicos de descanso por guardia, las vacantes, las guardias propias y las bajas.

El equipo de Gobierno de Galende promoverá movilizaciones y protestas si no se cubre la baja del médico por lo que para el concejal Oscar Coca del Estal “creemos que son nuestros derechos de una atención sanitaria como cualquier ciudadano”. Los problemas de atención médica es un factor decisivo “en la lucha por la despoblación rural de la que tanto se está hablando”. La falta de médico en los consultorios “es una de las cosas que más notan los mayores que en lugar de permanecer en el pueblo en los meses del invierno, se marchan con los hijos fuera”. La situación que se vive en pueblos como estos “es que se van solucionando con parches. Cuando el medido te conoce al mes o los dos meses viene otro médico”.

El concejal no descartó que “preparemos una concentración en el centro de Salud, cortemos la carretera del Lago o la Autovía, porque llevamos mucho tiempo así, con cambios de médico cada poco tiempo”. Con tanto cambio “es difícil conseguir un diagnóstico en poco tiempo cuando un paciente empieza a padecer una enfermedad porque cada médico pide pruebas diferentes y es imposible tener un diagnóstico rápido”.

La segunda baja que se prevé a corto plazo es de uno de los facultativos de Puebla que atiende además los consultorios de Ungilde y Robledo. El Consejo de Salud, celebrado este mes no abordó el problema de sustitución de estas dos vacantes que repercutirá en el personal facultativo, que además de consultas, acumulaciones, sustituciones, asumen estos seis consultorios.

El alcalde de Puebla denunció esta situación y la falta de previsión para contratar a dos nuevos médicos antes del verano para cubrir las bajas, una por cambio de destino y otra por cambio de país.

Comparte este artículo: