Adavasymt rechaza la custodia compartida con padres machistas

Comparte este artículo:

En esta ocasión los zapatos rojos han sido sustituidos por claves rojos, en homenaje a la Revolución Portuguesa. Ocho flores por cada una de las mujeres asesinadas en el último mes; en total, 25 en lo que va de año. En 2017 fueron 105.

La presidenta de Adavasymt (Asociación de Asistencia a Víctimas de Agresiones Sexuales y Malos Tratos), Conchi Minayo, recordó el 44 aniversario de la Revolución Portuguesa, de ahí que las hojas con los nombres de las víctimas se depositaran hoy con un clavel rojo y una máscara blanca, antes de dar las frías pero estremecedoras cifras:

“Otras 8 mujeres asesinadas desde el 25 de Marzo, que sumadas a las que van este año alcanzan ya el número de 25. El año pasado se cerró con 105 víctimas”, recordó la presidenta de Adavasymt, antes de pedir un minuto de silencio en solidaridad con sus familias.

Después se leyó el comunicado correspondiente al mes de abril -‘Vivir con un miedo constante’-, que se realizó tras ‘Y además…’, apartado en el que se incluyen otras noticias relacionadas con la violencia de género.

La concentración se cerró con el recordatorio hecho por Conchi Minayo de que hoy se conmemoraba el Día Internacional contra el Maltrato Infantil (no reconocido oficialmente) y que mañana se hará pública la sentencia de ‘la manada’, los violadores de la joven madrileña en Pamplona durante los San Fermines. “Nosotras sí la creemos”, dijo la presidenta de Adavasymt.

Por último, se anunció una movilización para el próximo 16 de mayo por “el incumplimiento del Pacto de Estado contra la Violencia”.

Comunicado

El texto leído durante la concentración, presidida una vez más por la pancarta. ‘Ninguna agresión sin castigo’, fue:

“Vivir con un miedo constante es una frase muy fácil y rápida de decir, pero una realidad eterna para los niños y niñas que sufren maltrato. Eterna porque se hace inacabable en el tiempo presente, porque los recuerdos y secuelas les perseguirán durante toda su vida, porque cada segundo del día a día lleva el título de una situación de secuestro físico y emocional, de esclavitud, de alerta, culpabilidad, indefensión, silencio…, miedo… silencio…

Hay un porcentaje elevadísimo de hijos e hijas de agresores machistas en manos de su progenitor maltratador tras una intervención institucional con una sentencia de custodia compartida. Criaturas que se intentan tirar del coche en marcha cuando llegan al punto de encuentro, o que son arrastradas por la policía hasta allí, que dejan de hablar, o de comer, o que, simplemente, se resignan y se encierran en sí mismas requiriendo atención psicológica ante la perspectiva de vida a que se les obliga, vida, que se convierte en un caos, como se van atreviendo a contar algunas de las supervivientes. Estas y estos menores, por pequeños que sean, se dan cuenta de que viven en un entorno violento, pero no se les da voz, y en su mayoría, se toman decisiones sin contar con ellos por parte de equipos profesionales y jueces.

Desde ADAVASYMT nos preguntamos si tiene sentido que no se les escuche cuando es su vida la que está en juego, y qué clase de sociedad es la nuestra, si no somos capaces de proteger a nuestra infancia.

No se confundan, un maltratador no es ni será jamás un padre, un maltratdor tan sólo es un progenitor. Quien maltrata, no cuida, son circunstancias antagónicas, y además es una irresponsabilidad permitir que el violento siga ejerciendo el rol del padre que nunca fue, o facilitarle la oportunidad de instrumentalizar a su prole para ejercer violencia machista contra su pareja. Recordemos que en lo va de año son 4 las niñas y niños que han sido asesinados.

Nuevamente, la realidad desgarra nuestras conciencias y sitúa a las instituciones y la sociedad como cómplices, cuando no, como responsables directas. Desde ADAVASYMT exigimos más formación y sensibilización en violencia machista y maltrato infantil.

NO SEAMOS MÁS CÓMPLICES DE LA VIOLENCIA MACHISTA CONTRA LA INFANCIA. SI ES MALTRATADOR NO ES PADRE. NO A LA CUSTODIA COMPARTIDA EN AGRESORES MACHISTAS”.

Comparte este artículo: