La Rey Juan Carlos investiga también el máster de Pablo Casado

Comparte este artículo:

La investigación interna abierta tras las irregularidades desveladas en el máster de la presidenta Cristina Cifuentes se extiende. La Universidad Rey Juan Carlos (URJC) revisa también el posgrado del diputado del PP Pablo Casado en el marco de unas pesquisas que ha ampliado además a toda la actividad del Instituto de Derecho Público (IDP), que dirige el catedrático Enrique Álvarez Conde.

Fuentes universitarias confirman a EL PAÍS que el procedimiento de información reservada que se abrió el pasado 21 de marzo, que dirige la profesora Pilar Trinidad, se ha ampliado a otros cursos entre los que incluye también el del diputado Pablo Casado. Entre los alumnos que se están revisando están también el exbanquero Mario Conde y otros cargos y personalidades políticas cuya identidad no ha trascendido.

La universidad está analizando la documentación y actividad del Instituto de Derecho Público, creado por acuerdo de la Comisión Gestora de la URJC de 12 de diciembre de 2001, según consta en su web. Entre sus actividades, estaban el máster universitario en Derecho Público del Estado Autonómico, que supuestamente cursó Cifuentes. Álvarez Conde era también el responsable del máster de Casado, Máster en Derecho Autonómico y Local. “Era la persona que me informó. A la hora de entregar los trabajos de investigación se hacían a través de él”, ha dicho este lunes por la noche en la Cadena Ser el diputado popular al ser preguntado sobre si conocía al catedrático. “Hice lo que a mí se me pidió”, ha añadido.

El IDP fue aprobado por el Consejo de la Comunidad de Madrid en 2005, cuando ejercía como rector el actual magistrado del Tribunal Constitucional, Pedro González-Trevijano. Preguntado recientemente por el caso Cifuentes, González-Trevijano aseguró a este periódico: “Sin prejuzgar nada, yo no conocía que la actual presidenta de la Comunidad estuviera cursando un máster universitario cuando yo era rector”.

La andadura de este centro, que siempre ha tenido a la cabeza a Álvarez Conde, continuó mientras regía esta universidad pública madrileña el catedrático Fernando Suárez, que acabó apartado del cargo por haber plagiado en sus trabajos académicos. Este periódico confirmó 15 casos. Tras un año con Javier Ramos al frente, el caso Cifuentes ha hecho tambalear los cimientos de este instituto. El pasado 5 de abril, Álvarez Conde pospuso sine die la votación prevista para su renovación en el cargo de director.

El catedrático Álvarez Conde, con el que este periódico ha intentado contactar en numerosas ocasiones sin éxito, aseguró el pasado viernes en Onda Cero que había hecho una “reconstrucción” del acta del tribunal que supuestamente había examinado a Cifuentes de su Trabajo de Fin de Máster (TFM), de la que se han desentendido las supuestas firmantes. Son las profesoras Alicia López de los Mozos, Clara Souto y Cecilia Rosado, discípulas de Álvarez Conde. Apenas unas horas después de hacer esas declaraciones, el catedrático cambió su versión y aseguró al diario digital El Confidencial que el acta no es una reconstrucción hecha en tres horas a petición del rectorado de la Universidad Rey Juan Carlos del documento de 2012, sino que fue presionado por el rector, Javier Ramos, para elaborar “un documento interno, no un acta oficial y la versión definitiva del acta tiene que estar en los servicios centrales de la universidad”.

“La afirmación de que yo le obligué a reconstruir un acta es rotundamente falsa”, respondió Ramos, que anunció el viernes que estudia emprender acciones legales. Ese mismo día, el rectorado envió a la Fiscalía los primeros documentos del caso, como el acta firmada por la profesora López de los Mozos en la que aseguraba que, como adelantó EL PAÍS, ni participó en el tribunal del Trabajo Fin de Máster de Cifuentes ni la firma del acta era suya.

Comparte este artículo: