El director del Máster de Cristina Cifuentes, Enrique Álvarez Conde, “reconstruyó” el acta final por orden del rector

Comparte este artículo:

Enrique Álvarez Conde, director del Máster de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha reconocido en los micrófonos de Onda Cero que el rector de la Universidad Juan Carlos, Javier Ramos, le pidió que reconstruyera el acta del trabajo final del Máster. Aun así, ha asegurado que “reconstruir no es falsificar porque el documento original existe”, aunque reconoce no que sabe dónde está y que él no lo tiene.

La explicación que ha dado es que Ramos le preguntó si existía algún documento que avalase que había realizado el Máster, y al decirle que no había nada que lo demostrara “porque la norma exige que a los dos años se destruya todo“, éste le pidió que reconstruyese el documento en cuestión.

El profesor Álvarez Conde ha explicado cómo fue la secuencia de los hechos el pasado 21 de marzo. Álvarez Conde ha contado que el rector le compelió a ir a la conferencia de prensa, “me dijo que me pusiera guapo que iba a salir en la tele”.

Al llegar a Móstoles “se produce una reunión en la que el rector pregunta si tenemos el trabajo final del Máster. “Le digo que no lo tengo porque por ley se destruye a los dos años y me pregunta si hay algún documento. Le digo que no y me dice que hay que reconstruirlo“, ha explicado con detalle.

“Reconozco mi culpa porque le hice caso e intenté reconstruir una hipotética acta que se le envió al rector por la tarde y al subdirector del gabinete de prensa por gmail”, ha afirmado.

Según la versión del director del Máster, antes de llevar a cabo la reconstrucción se puso en contacto con las tres personas que habían formado parte del tribunal, “la primera la profesora Alicia López”. “Entendí que había una decisión del rector de hacer eso”, se ha justificado el profesor, asumiendo su culpa. Alicia López de los Mozos negó este jueves haber formado parte de ese tribunal, una cuestión que Álvarez Conde desconoce el porqué y asegura que “se le tiene que preguntar a ella”.

De hecho, sobre el tribunal que debía evaluar a Cifuentes, ha aseverado que “yo no estaba en el tribunal, yo estaba en un curso de verano en Aranjuez. El tribunal existió y no sé si Cifuentes se presentó, porque yo no estaba presente”.

“La reconstrucción fue hecha por una de mis discípulas, que era una secretaria (Cecilia Rosado), que pidió autorización a los otros dos miembros del tribunal“, ha continuado asegurando que la persona que se encargó de la reconstrucción tiene las pruebas documentales de la autorización de estas dos personas.

En su opinión la culpa de todo es de los servicios administrativos. “El acta existía y debe estar en los servicios administrativos de la Universidad porque todos en aquella época se enviaban por correo interno. No había servicio informático en aquel momento. El documento original no lo tengo, pregunte a los servicios administrativos de la universidad si tienen ese documento, si tienen el de los demás alumnos que cursaron el máster”, ha planteado.

Álvarez ha explicado que él no estuvo en el tribunal pero que este existió aunque no sabe si acudió Cifuentes. “Si ella dice que estuvo es que tiene pruebas para demostrarlo”, ha asegurado, apuntando que la fecha del 2 de julio “estaba fijada con antelación” y que la presidenta lo puede demostrar porque lo tenía apuntado en su agenda.

De hecho, la presidenta aseguró en su comparecencia en la Asamblea de Madrid que la defensa del trabajo “duro poco, unos 10 o 15 minutos”. “El trabajo de fin de Máster, tengo que decirlo, me resultó muy sencillo”, sentenció Cifuentes.

Además, ha añadido que fue corrigiendo “el trabajo en la semanas previas a la defensa, eran como unas 50 páginas, aunque nunca leí la versión definitiva”. Estas correcciones no se hicieron de forma presencial: “Las correcciones las iba a haciendo sobre los textos que me iba enviando, no por correo electrónico sino por otro medio que no recuerdo ahora, y así se hizo, pero nunca con presencia física”, ha señalado.

En esta línea, ha incidido en que con la alumna no ha “hablado nunca” y sólo la ha visto “una vez” en su vida, en la sede de la Delegación del Gobierno en Madrid. “Fue un día de enero o febrero, ella ya estaba matriculada, ahí hablamos de su posible trabajo de investigación y concertamos el tema”, ha apuntado.

La Conferencia de Rectores de las Universidades Españoles (CRUE) ha anunciado hoy que emitirá “a principios de la próxima semana” su informe sobre las supuestas irregularidades en el máster de la presidenta de la Comunidad de Madrid.

Comparte este artículo: