Las otras víctimas de la crisis: casi 6.500 muertos en accidente de trabajo desde 2008

Comparte este artículo:

La crisis económica no sólo se ha llevado por delante empleo y derechos laborales que costaron años obtener. También ha sido una época negra para los trabajadores desde el punto de vista de la siniestralidad. Desde 2008 hasta finales de 2017, un total de 6.433 perdieron la vida en sus puestos o de camino a él.

Los datos que proporciona el Ministerio de Empleo y Seguridad Social no dejan lugar a dudas sobre la estrecha relación existente entre la crisis y la siniestralidad laboral. Los años en que la economía se desplomó fueron también los que registraron más muertes: 1.065 en 2008, 831 en 2009 y 757 en 2010

Por el contrario las menores cifras corresponden a los ejercicios en que España había entrado en la senda de una cierta recuperación. Pese al aumento de la actividad y del empleo en esas fechas, el número de muertos en accidente de trabajo fue, por ejemplo, de sólo 476 en 2016 y de 484 en 2017.

De los 1.065 fallecidos en 2008, más de un 10% (160) tenían su empleo en Andalucía. La segunda comunidad autónoma con peores datos fue Cataluña (137), seguida de Madrid (126) y Galicia (101). Diez años después, las cuatro seguían en los primeros puestos, aunque acompañadas de la Comunidad Valenciana.

Por sectores, las cifras más dramáticas los arrojan el transporte terrestre, que en 2017 contabilizó 96 muertos, y la construcción, donde hubo 79. Cuando estalló la crisis, estas dos actividades también ocupaban la cabeza del ranking, si bien con datos peores: 101 y 324 durante 2008, respectivamente.

Ese año no fue especialmente malo sólo por el número de trabajadores fallecidos, sino porque las cifras totales de siniestralidad (sumando accidentes leves, graves y mortales) fueron muy altas. Hubo, en conjunto, 896.679 accidentes laborales con baja, frente a los 583.425 del pasado ejercicio.

Es verdad que en 2008 había más personas ocupadas (20,05 millones al cierre del cuarto trimestre) que en 2017 (18,99), según la Encuesta de Población Activa. Pero la diferencia entre el volumen de trabajadores de ambos años es sustancialmente menor que la existente entre el número de accidentes registrado en cada uno de ellos.

La última información sobre siniestralidad laboral facilitada por el Ministerio de Empleo corresponde a enero de 2018. En ese mes se contabilizaron 39.523 accidentes, con 42 muertos.

Comparte este artículo: