El 3 de abril se decidirá si hay trasvase Tajo-Segura en función de las reservas

Comparte este artículo:

Así lo ha confirmado la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina. Ese día se reunirá la comisión técnica para analizar si hay trasferencia y en qué cuantía

García Tejerina ha insistido en que se otorgaron unas normas de funcionamiento que se siguen y que impiden “arbitrariedades”

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha confirmado que el 3 de abril se decidirá si hay trasvase Tajo-Segura. En concreto ese día se reunirá la comisión técnica para analizar si hay trasferencia y en qué cuantía, en función de las reservas que haya en los pantanos de cabecera.

En un desayuno-coloquio sobre agua organizado por diario Información y celebrado en Elche (Alicante), la ministra ha explicado que el 1 de abril se analizarán las reservas en los embalses de Entrepeñas y Buendía, y el día 3 se reunirá la comisión técnica para “hacer una propuesta técnica” sobre el posible trasvase.

“Un trasvase de más de cinco hectómetros cúbicos requiere una ley, no es una decisión del Gobierno sino del Parlamento español”, ha señalado a preguntas de los asistentes sobre la situación del Tajo-Segura. García Tejerina ha asegurado que se cumplirá con el Memorándum que “está reglado”, de manera que en base a los datos de la cabecera, registrados cada primer día de mes, se analizan las existencias. Con esos datos, la comisión técnica y “con parámetros definidos” valorará la situación el día 3 de abril.

“El Gobierno de Castilla-La Mancha ha recurrido cada uno de los trasvases acordados, y de los dos que ha habido sentencia se ha fallado en contra del Gobierno de Castilla-La Mancha”, explica Tejerina. Además, ha recordado que se establecen caudales ecológicos, fijados para las demandas propias de cada río, aunque en situaciones “excepcionales” de sequía se permiten “márgenes”, desde los que reasignar los recursos desde el año 2007.

En relación al funcionamiento del trasvase, García Tejerina ha insistido en que se otorgaron unas normas de funcionamiento “objetivas y transparentes”, que se siguen y que impiden “arbitrariedades”. La ministra ha defendido que se trata de un compromiso alcanzado entre las cinco comunidades autónomas afectadas.

El último trasvase que se realizó desde los embalses de Entrepeñas y Buendía (Tajo) al Segura fue el 10 de mayo de 2017, por un total de 7,5 hectómetros cúbicos, ya que después de esa fecha los embalses bajaron de los 400 hectómetros cúbicos de agua almacenada.

Por su parte, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha apelado al consenso entre todas las comunidades autónomas para planificar las decisiones en materia de agua “entre todos”  y dando cumplimiento a la legislación vigente que establece la “prioridad para la cuenca cedente”. Una prioridad que establece el propio borrador del Pacto Nacional del Agua que plantea el Ministerio, y que, a la vez, “no lo tiene en cuenta”. 

Comparte este artículo: