Los peregrinos de la renta básica sacuden Madrid para exigir el fin de la precariedad

Comparte este artículo:

Cientos de personas se han manifestado en Madrid este sábado para protestar contra el desempleo y la precariedad, y exigir al gobierno una renta básica para parados. La movilización, convocada por la Marea Básica, ha partido a las cinco de la tarde desde la Plaza de España, para finalizar en la Plaza de las Cortes, frente al Congreso de los Diputados.

“Pan, techo, trabajo y dignidad”. Bajo esa consigna han comenzado a andar los manifestantes que han llegado a la capital desde todos los puntos de España. Los manifestantes, que en su mayoría partieron de León el pasado 10 de marzo, han venido a la capital desde casi todos los puntos del mapa español. Tanto es así, que la movilización ha estado decorada por banderas asturianas, extremeñas, andaluzas, entre otras.

Durante la marcha, recorriendo la Gran Vía, se han vitoreado cánticos clásicos cómo “de norte a sur de este a oeste, la lucha sigue, cueste lo que cueste”. Unas consignas que han sido cantadas, entre otros, por Yayoflautas y pensionistas, que se han sumado a la marcha para exigir al Gobierno del Partido Popular una subida de pensiones digna.

También han acudido miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, que han querido sumar sus voces y sus fuerzas para clamar por una renta básica que les permita acceder a un alquiler social. Así lo ha explicado Cristian, un joven valenciano que fue desahuciado, durante la lectura del manifiesto final.

Un manifiesto, leído frente al Congreso en un improvisado escenario, en el que han intervenido varios representantes de los colectivos que se han sumado a la manifestación.

Entre ellos, Javier Mestre, un profesor de la Marea Verde, que ha reivindicado durante su discurso la necesidad de una educación universal y pública. “La educación es una conquista de la clase obrera y no la podemos dejar escapar”, ha dicho.

Pero no ha sido la única proclama en favor del sector público. También se han leído unas palabras en nombre de los representantes de la Marea Blanca, para exigir el fin de la privatización de hospitales y las reducciones de plantilla que sufre el ente sanitario.

Así, la marcha, que ha finalizado cerca de las ocho de la tarde, ha conseguido sumar las fuerzas de más de cien colectivos diferentes, para requerir que se cumpla de inmediato la Carta Social Europea que dictamina que ninguna prestación pueda estar por debajo del umbral de la pobreza.

Comparte este artículo: