La sexta ‘marea blanca’ congrega unas 5.000 personas por las calles de Salamanca

La Plataforma para la Defensa de la Sanidad Pública de Salamanca organiza la sexta 'marea blanca'. / David Arranz-Ical
Comparte este artículo:

Diego Cuesta lamenta que motivos «hay más que suficientes» para protestar y Pablo Fernández denuncia que el PP condena a la «degradación» al sistema sanitario

Alrededor de 5.000 personas salieron hoy a las calles de la capital del Tormes para participar en la sexta ‘marea blanca’ convocada por la Plataforma para la Defensa de la Sanidad Pública de Salamanca. La protesta estuvo encabezada por un cartel en el que se podía leer «La sanidad somos todos y todas, aquí no sobra nadie, aquí hace falta gente», aunque los manifestantes portaron también otros mensajes como «Stop saqueo sanidad pública« y reivindicaciones más locales, como «Basta de recortes, exigimos nuestro centro de salud ya», del Barrio del Zurguén.

La marcha reivindicativa, en un día desapacible, se inició a las 19.00 horas en el hospital Virgen de la Vega y recorrió del Paseo de San Vicente, hasta la rotonda de la Puerta de Zamora hasta la Gerencia de Salud de Área en la Avenida de Mirat, donde se dio lectura a un manifiesto en defensa de la Sanidad Pública.

Los portavoces de la Plataforma para la Defensa de la Sanidad Pública de Salamanca, Diego Costa y Regina Moreno, arremetieron contra el consejero del ramo de la Junta, Antonio Sáez Aguado, por intentar «desmovilizar» la protesta con sus declaraciones.

Diego Costa recalcó que motivos «hay más que suficientes» para salir a la calle, y «los ha dado el consejero» cuando ayer indicó que en los últimos dos años se crearon 90 puestos para la sanidad en Salamanca cuando «en los últimos diez se destruyeron 350». «No ha creado absolutamente nada», sentenció.

Costa también denunció que las listas de espera «siguen creciendo diga lo que diga y lo explique como lo explique y eso es una realidad que cualquier persona que pida una cita puede comprobar, porque se mantiene para determinadas especialidades los 18 meses de espera como una situación normal».

El portavoz recordó también al responsable de Sanidad del Ejecutivo autonómico que sus reivindicaciones no proceden de un grupo político concreto ni de exaltados, sino que «tienen a todo el mundo en contra, «desde distintas facciones y puntos de vista políticos».

En cuanto al número de participantes, valoró la participación y recordó que son conscientes de que «no se puede tener a todo el mundo en la calle de forma permanente, y menos el día de hoy, porque mucha gente ya se ha ido de vacaciones y el tiempo no acompaña».

Recordó por último, que invitaron a participar en la marcha al alcalde de la ciudad, Alfonso Fernández Mañueco, que no participó por tener que acudir al concierto de Bob Dylan con motivo del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca. «Parece que como tiene entradas para el concierto de Bob Dylan tiene que coger sitio en la puerta para entrar. Le echamos de menos», comentó.

Regina Moreno también lamentó que el acalde no acuda porque tiene cosas «más importantes que venir aquí», como acudir a un concierto. En cuanto a la participación, también incidió en que «no son las mejores fechas ni los mejores días pero los que han venido bienvenidos y si podemos hacer daño mejor».

La manifestación contó con la presencia del secretario general y portavoz de Podemos en las Cortes, Pablo Fernández, quien felicitó esta nueva movilización «frente a los ataques, al deterioro, al menoscabo y a la degradación a la que el PP condena a la sanidad pública en Salamanca».

Fernández reivindicó como los manifestantes el cese de los recortes y el fin de las privatizaciones y externalizaciones, y reclamó más medios materiales y personales para la sanidad en Salamanca. «Hay que acabar con las listas de espera desde lo público y dotar de mayor presupuesto a la sanidad pública en Salamanca porque son intolerables los recortes y las privatizaciones», dijo.

Por último, también arremetió contra el alcalde de la ciudad y tachó de «vergüenz» que no haya apoyado la marcha por ir a un concierto. Además criticó que el PP de Salamanca utilice la sanidad pública como plataforma política «para figurar» y «saque mociones de apoyo y a la hora de la verdad, cuando tiene que demostrarlo en la calle no esté aquí». «Es una vergüenza y un bochorno», resumió.

Comparte este artículo: