Los zamoranos pierden más de un 25% de su poder adquisitivo al jubilarse

Comparte este artículo:

Los trabajadores zamoranos que se jubilan pierden alrededor de un 25% de su poder adquisitivo al abandonar su etapa activa. Se trata de una merma importante en la capacidad de compra que obliga a muchos a recurrir a los ahorros generados durante la vida laboral para no perder, en acceso, capacidad de acceder a ciertos productos o servicios. El dato se obtiene después de cruzar el sueldo medio de los zamoranos que están a punto de acabar su etapa laboral y la pensión de jubilación de los trabajadores que entran a formar parte del sistema público de pensiones. El sueldo medio bruto de los trabajadores de entre 55 y 65 años es de, según los últimos datos de la Agencia Tributaria, 20.773 euros que, repartidos en catorce pagas, se quedan en una media de 1.483 euros mensuales. La pensión media de los nuevos jubilados es, por contra, de poco más de 1.072 euros.

La pérdida de poder adquisitivo, unida a la escasa revalorización de las pensiones durante los últimos años, se ha convertido en uno de los principales problemas de las personas que entran a formar parte del sistema público de pensiones. El asunto está en la palestra informativa gracias a las movilizaciones que están llevando a cabo los jubilados de todo el país.

En Zamora la siguiente protesta está convocada para este mismo sábado a las doce del mediodía desde la Plaza de la Marina hasta la Subdelegación del Gobierno, donde los jubilados y los sindicatos Comisiones Obreras y UGT mostrarán su disconformidad con la política de pensiones del Ejecutivo de Mariano Rajoy. Está desconvocada, cabe recordar, la concentración frente a la Tesorería Provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social que se iba a celebrar mañana jueves. El motivo es que las protestas de Zamora coincidan con las convocadas en muchas ciudades del país.

De otro lado, aunque las pensiones de los nuevos jubilados son cada vez más altas (consecuencia de elevados periodos de tiempo cotizados con sueldos en algunas ocasiones elevados) en enero del año que viene se aplicará el llamado “factor de sostenibilidad” que contenía la reforma de las pensiones aprobada por el Gobierno en el año 2013. Se trata de un elemento corrector introducido por el Gobierno hace ahora cinco años cuyo objeto es recortar las futuras pensiones para adecuarlas a la mayor esperanza de vida. La explicación es sencilla: dado que los jubilados viven cada vez más años después de retirarse, hay que repartir el dinero durante más años, por lo que cada ejercicio se cobra menos.

No se conoce aún a ciencia cierta cuál será ese factor de sostenibilidad, aunque diversos expertos han apuntado en las últimas semanas que se podría estar hablando de un recorte del 0,5% sobre la pensión de jubilación que hubiera correspondido a los que se jubilen este año. Esto supondría unos 70 euros al año en el caso de los jubilados de la provincia de Zamora. Se trata de un factor acumulativo. A los cinco años esta cifra se volverá a evaluar y se decidirá si las pagas se recortan aún más.

Comparte este artículo: