Las mujeres víctimas de violencia machista en Castilla y León crecieron más del 19% el año pasado

Comparte este artículo:

Las mujeres víctimas de violencia machista en Castilla y León el año pasado fueron 5.167, lo que supone un incremento del 19,4% respecto a 2016, cuando las mujeres víctimas fueron 4.329.  Esta es una de las conclusiones que se extraen del informe elaborado por el Observatorio contra la Violencia de Doméstica y de Género sobre los casos recopilados a lo largo de todo 2017.

El incremento de victimas en Castilla y León se sitúa por encima de la media nacional, donde la subida de denuncias experimentada alcanzó un aumento interanual medio del 16,4%.

Estos datos sobre las denuncias presentadas por violencia de género en los órganos judiciales implican, según el Observatorio que “se ha alcanzado un máximo histórico anual”.

Como conclusiones generales también se observan, a nivel general, como datos significativos el aumento de algo más de un punto en las condenas a maltratadores y el incremento de 3,4 puntos en la adopción de órdenes de protección, incluidas las medidas judiciales penales de protección de las víctimas (tanto de mujeres como de su hijos e hijas) entre las que sobresalen las órdenes de alejamiento y las prohibiciones de comunicación acordadas.

En el caso de Castilla y León los juzgados recibieron en 2017 un total de 5.410 denuncias por violencia de género, lo que supone un incremento de 16,8 puntos respecto a 2016, cuando las denuncias fueron 4.633.

En el informe también se apunta que Castilla y León tiene la ratio más baja (42), junto con Galicia, de mujeres víctimas de violencia de género por cada 10.000 mujeres. Baleares (95,6), Murcia (87,8), Comunidad Valenciana (85,3) y Canarias (84,5) se sitúan por encima de la media nacional (66,6).

Otro dato significativo: Durante 2017, se solicitaron 1.811 órdenes de protección en los órganos judiciales de Castilla y León. Un total de 1.597 órdenes de protección (que incluyen medidas de protección y seguridad de las víctimas) fueron solicitadas en los juzgados de violencia sobre la mujer y otras 214 lo fueron en los juzgados de guardia. En total, un 74,5 por ciento de las órdenes de protección solicitadas fueron adoptadas (1.350), 6,7 puntos por encima del año anterior.

En términos generales, según el Observatorio, en 2017 volvió a incrementarse el porcentaje de sentencias condenatorias dictadas por los órganos judiciales españoles en procesos relativos a violencia de género. Frente al 62,6 por ciento de condenas que se produjeron en 2015, y el 66,2 por ciento de 2016, en el pasado año el porcentaje se ha situado en el 67,4 por ciento.

Los datos estadísticos del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del CGPJ reflejan que en el total del año, las sentencias dictadas fueron 49.165, de las que 33.146 fueron condenas y 16.019, absoluciones.

El mayor porcentaje de condenas a maltratadores se produjo en los juzgados de violencia sobre la mujer, con algo más del 84 por ciento (incremento interanual de dos puntos) y en las Audiencias Provinciales, con más de un 80 por ciento. El porcentaje de condenas en los juzgados de lo penal también se incrementó y se situó en el 55,7 cuando en el año anterior se había producido un 54,9 por ciento de sentencias condenatorias.

“Los datos estadísticos correspondientes al año 2017 nos indican, de manera fehaciente, un importante aumento de denuncias presentadas en los órganos judiciales, lo que nos sitúa por un lado en un escenario en el que es positivo que afloren todas las conductas violentas hacia la mujer y hacia los menores y, por otro, es evidente que nos sacude internamente pues estamos hablando de cifras inasumibles, impropias de una sociedad madura y civilizada”, valora la presidenta del Observatorio, Ángeles Carmona.

“Los datos de este pasado año nos alertan, sin embargo, de que sigue creciendo no sólo el número de víctimas sino también el de menores enjuiciados por la comisión de delitos de violencia de género. Como presidenta del Observatorio me preocupa que persistan todavía actitudes de violencia machista en nuestros jóvenes, que debieran ejemplificar mejor que cualquier otro segmento social los valores de igualdad, respeto y libertad”, apunta la presidenta del Observatorio.

Comparte este artículo: